Leído

SINÓNIMO DE ÉXITO

Klopp, el hombre que hace brillar todo lo que toca

Dom, 28/06/2020 - 10:30pm
Enviado en:
Por Urgente24

El entrenador, que ya había conquistado Europa con el Liverpool, acaba de volver a hacer historia en el club tras romper el maleficio de 30 años sin ganar la liga local. Su trayectoria como entrenador lo hace posicionarse en la cima de los más prestigiosos: antes de devolverle la identidad a la institución inglesa, había hecho lo propio con el Mainz y Borussia Dormund. Un hombre sinónimo de éxito.

Klopp, el hombre que hace brillar todo lo toca
Contenido

Llegó para sacarlo del ostracismo al que había sucumbido y vaya que lo logró.  Lo de Jürgen Klopp en el Liverpool es simplemente brillante: el ejemplo de que con tiempo y perseverancia el trabajo a la larga da sus frutos.

El nombre de Klopp en las páginas doradas de los Reds hace rato que ya estaba escrito y ahora le sumó un nuevo capitulo a su exitosa historia: la obtención de la Premier League y así romper un maleficio de 30 años para el conjunto inglés, que no se le daba a nivel local desde 1990.  Un campeonato que el Liverpool ganó con total autoridad y a siete fechas del final, una marca con pocos precedentes y menos en el tan competitivo campeonato inglés.

El alemán llegó al Liverpool el 8 de octubre de 2015, cuando el club merodeaba la mitad de tabla del torneo local y sufría desde hace años poco protagonismo en Europa. Hoy, menos de 5 años después, Los Reds son los reyes de Inglaterra y el Viejo Continente. El entrenador supo devolverle esa identidad perdida a uno de los clubes más grandes del mundo y con mayor cantidad de simpatizantes en todo el planeta.

Con su labor en Anfield  se confirma un patrón que lo viene siguiendo desde que comenzó a dirigir: proyecto que encabeza, proyecto que triunfa. Es que también dejó su huella en el Mainz y, claro está, en el Borussia Dortmund, los otros dos clubes (ambos alemanes) que dirigió en su carrera.

En el primero logró el ascenso por primera vez a la Bundesliga y llegó a clasificarlo a la Copa de la UEFA (actual Europa League), en 2006. En el Dortmund, por su parte, dejó una huella imborrable al ganar la liga alemana en 2011, tras una espera de 9 años para el club, repetir el título en 2012 y haber alcanzado la final de la UEFA Champions League en 2013, que finalmente perdería contra el Bayern Munich. Tampoco el gigante alemán se encontraba bien al momento de su arribo, en 2008.

“Esta sala estaba llena hace unos años de acreedores y ahora lo está de periodistas”, soltó antes del partido decisivo de la Champions versión 2012/2013 frente al club de la capital alemana

Hoy bajo su mando, en Liverpool es campeón del mundo, de Europa y de Inglaterra. Un equipo que pasó a ser de competitivo pero ineficaz a una verdadera máquina de ganar títulos.

Franco, directo, enérgico, excéntrico y apasionado, el entrenador hoy cuenta con el respecto de todo el Planeta Futbol, incluso de los simpatizantes de rivales directos como Manchester United y Manchester City.  

Entre sus cualidades más destacadas como entrenador, es su llegada a los jugadores. En el Mainz por ejemplo, donde no contaba con grandes recursos económicos para presentar un plantel competitivo de cara a la Bundesliga, apeló a tocar las fibras emocionales de su equipo para lograr los objetivos: "Estando en el Mainz decidimos hacer parte de una pretemporada en unas islas de Suecia, de las que no recuerdo el nombre. Lo que nunca olvidarán mis jugadores es que tuvieron que hacer ejercicios de supervivencia para poder comer". Funcionó porque a la vuelta sus pupilos poco menos que se comían la hierba. El equipo, un recién ascendido, no solo se mantuvo con solvencia, sino que consiguió clasificarse para la Europa League tras un curso espectacular. "Si queríamos hacer una buena temporada con el Mainz, en la Bundesliga nadie nos iba a regalar nada y tendríamos que encontrar soluciones a los problemas. Volvimos a casa creyéndonos William Wallace (personaje histórico que el actor y director Mel Gibson llevó a la gran pantalla con la película Braveheart)", señaló en una entrevista reporta el portal El Confidencial.

Redimensionó la historia del Liverpool

En su primer temporada, la 2015/2016, las cosas no serían nada fáciles para el entrenador. Llegó con el equipo en el octavo puesto y un plantel sin la jerarquía que tiene el de hoy. Su crédito era alto debido a su más que buen paso por el Borussia Dortmund, donde su talento y carisma se hicieron conocidos mundialmente. 

Aquella temporada no pudo situar al equipo entre los primeros puestos y culminó en la misma posición que la que agarró: el Liverpool terminó 8°, afuera de las copas europeas.

Sin embargo, los buenos resultados comenzarían a llegar a la temporada siguiente, logrando la cuarta colocación en la Premier y alcanzando la final de la Europa League, que perdería con el Sevilla de España.

En la 2016/2017, el club inglés volvió a hacer una gran temporada aunque nuevamente, se quedó con las manos vacías: repitió cuarto puesto en el campeonato local y llegó a la final de la Champions League, en la cual sucumbiría ante el Real Madrid

Fue en la temporada siguiente cuando su juego frenético sobre el terreno de juego se acababa convirtiendo en títulos para la vitrina de Anfield: ni más ni menos que la Champions 2019, ganada en el Wanda Metropolitano al Tottenham.  A este título le siguieron, ya en la 2019/2020,  la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes, conseguido éste último ante el Flamengo de Brasil en diciembre pasado.

Pero faltaba la frutilla del postre, ése título que se venía negando desde 1990: la Premier League. En 2019 hizo 97 puntos pero no le alcanzó ya que fue el Manchester City quien terminó festejando. Un año después, finalmente se le dio tras una nueva campaña brillante en la que cedió muy pocos puntos y le permitió festejar a siete fechas del final. Objetivo cumplido.