Leído

PROMESA HECHA REALIDAD

Brilló en París y a los 19 años ganó Roland Garros: la historia de Iga Swiatek

Dom, 11/10/2020 - 10:05pm
Enviado en:
Por Urgente24

La joven que se acaba de llenar de gloria en París tuvo que necesitar de ayuda psicológica para dar ese "click" en su carrera, que recién empieza. Hija de un atleta olímpico y considerada "rara en el colegio", se inclinó por el tenis para seguir los pasos de Agata, su hermana mayor. En 2018 Buenos Aires vivió en carne propia todo su potencial.

iga_swiatek.jpg
Brilló en París y a los 19 años ganó Roland Garros: la historia de Iga Swiatek
Contenido

Resultó aplanador el paso de la polaca Iga Swiatek por París con tan solo 19 años: sus coronación tras vencer con gran autoridad a a la estadounidense Sofia Kenin por 6-4 y 6-1 le puso el broche de oro a una participación que quedará en la historia del tenis mundial.

Nacida el 31 de mayo de 2001 en Varsovia e hija de Tomasz Swiatek, remero olímpico en los Juegos de Seúl 1988, comenzó a jugar al tenis para parecerse su hermana Agata, quien participó en torneos juveniles y llegó a ubicarse en el puesto 1327 del ranking junior en junio de 2014. Dejó en 2016 debido a una lesión, además de su interés por comenzar a estudiar odontología.

Por el contrario, Iga nunca abandonó su sueño y a dos años de su comienzo profesional ya obtuvo su primer Grand Slam. Y de qué manera; con contundentes victorias ante todas sus rivales sin ceder un solo set.

Claro que la vida de Swiatek no siempre fue sólo tenis. Paralelamente a los entrenamientos, dedicaba buena parte de su tiempo a los estudios secundarios, lo que desviaba mucho su atención del deporte. En el colegio, llegó a ser considerada "rara" por sus compañeros ya que siempre se la veía con libros bajo el brazo y auriculares, ajena al mundo de la mayoría.

Al mismo tiempo, tenía ciertos contrapuntos con sus entrenadores, quienes se molestaban por esfuerzo suplementario que implicaba entrenar al alba para que luego la joven pudiera no perderse un solo minuto de clases.

Sin el foco totalmente puesto en su carrera, todo cambiaría cuando comenzó a trabajar con la psicóloga Daria Abramowicz: “Ser sólido mentalmente es una de las cosas más importantes en el tenis. Solo los que son capaces de controlar su mente pueden gestionar la presión”, asegura hoy la campeona de Roland Garros.

Siendo junior, ya empezaría a dar que hablar: durante esa etapa de su carrera consiguió 6 títulos, cuatro de ellos en su último años en dicha categoría, 2018. Fue cuando ganó el Wimbledon en singles y Roland Garros en dobles junto a la estadounidense Caty McNally, además del oro en el dobles femenino de los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires con Kaja Juvan.

En su primer año profesional, se convirtió en la revelación de la edición 2019 de Roland Garros, al alcanzar los cuartos de final, donde terminaría cayendo frente Soman Halep. Justamente con Halep se encontró un año después, por la cuarta ronda de torneo parisino, instancia en la que pudo tomarse revancha al vencerla 6-1 y 6-2. Su paso seguiría con triunfos ante la italiana Martina Trevisan por 6-3 y 6-1, la argentina Nadia Podoroska por 6-2 y 6-1, y finalmente en el partido decisivo gritó campeona frente a Kenin.

Su mejor producción previo a Roland Garros había sido en el torneo de Lugano 2019, donde llegó hasta la final.

Entrenada por por el extenista polaco Piotr Sierzputowski y con Agnieszka Radwanska, (ex número dos del ranking mundial), debió soportar la indiferencia de la WTF, que no le proporcionaba las invitaciones a los torneos que se merecía por ser de las mejores en juniors: "Creo que la única vez que recibí una invitación fue en un ITF en Praga, al principio de mi carrera", reconoció recientemente.

"Una tiene que aceptar de dónde viene. Si vienes del este o el centro de Europa a veces es todo más complicado para conseguir invitaciones -observó-. Nosotros en Polonia, por ejemplo, no tenemos grandes torneos y la Federación no tiene ese poder para conseguirlas. Cuanto antes aceptes esto, mejor. Lo que te lleva es a trabajar más duro, no importa si a veces tienes que jugar fases previas, son tres partidos más. Si llegás al Top 50 ya podrás acceder a cualquier cuadro", agregó.

Pero el tiempo puso las cosas en su lugar para Iga Swiatek, a quién hoy el presente le sonríe: con su triunfo en París, pasará del puesto 54 del ranking al 17, y se hará de una suma cercana a los 2 millones de dólares, doblando así todo lo que había ganado hasta el momento.

El objetivo ahora será seguir creciendo y lograr lo más difícil: mantenerse. Si antes Iga seguía los pasos de su hermana, ahora son los de Rafael Nadal, quien obtuvo su primer Roland Garros en 2005 a la misma edad que ella tiene hoy:  “Lo admiro como atleta. Es un deportista modelo. Admiro su estilo de juego, su golpe directo es increíble. Rafa pelea siempre, hasta el final, es un guerrero del tenis”, sostuvo al respecto de quien este domingo 11/10 obtuvo su decimotercer título en París.