Leído

CORONAVIRUS

La salud, primero, la economía después: Estas son las medidas económicas dispuestas y las que están en estudio

Lun, 30/03/2020 - 8:56am
Enviado en:
Por Urgente24

Desde que se confirmó el primer caso de coronavirus en el país, a la fecha, aún no pasó un mes. Sin embargo, el Gobierno dispuso ya una batería de medidas para hacerle frente. Y si bien, anunció y mostró que está más dispuesto a cuidar la salud de los argentinos, que la economía, no por ello, se han dejado de anunciar medidas ayuden a hacerle frente a las consecuencias tanto de la pandemia en sí, como de la cuarentena que dispuso el propio Gobierno. Ayer, en efecto, hubo novedades al respecto, y se anticipan muchas más.

Alberto Fernández dialogó con los gobernadores. Foto: Télam
Contenido

El 3 de marzo se confirmó el primer caso en el país, y a partir de allí, el Gobierno anunció una batería de medidas, entre ellas, las económicas.

Si bien decidió priorizar la salud bajo el argumento de que "de la economía se vuelve pero de las muertes no se vuelve más", motivo por el cual detalló que ya se destinó el 2% del PBI para enfrentar la crisis con todas las medidas económicas que se tomaron hasta ahora para atender a las pymes, los sectores vulnerables y el trabajador informal. 

Se trata de unos $700.000 millones que ya se inyectaron desde el Estado y el Presidente dijo ayer a los gobernadores que está dispuesto a seguir ayudando a los ciudadanos para mantener la cuarentena y esperar que se aplane la curva de infectados por el virus.

En este marco, la ANSES decidió comenzar a pagar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000 el próximo viernes (3/04) a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación Universal por Embarazo (AUE).

La medida fue dispuesta mediante el decreto 310, el Gobierno dispuso que quienes están en condiciones de cobrar el IFE de $10 mil son los desocupados, los trabajadores informales, monotributistas inscriptos en las categorías 'A' y 'B'; monotributistas sociales y trabajadores y trabajadoras de casas particulares.

El número de preinscriptos, hasta ayer, superó lo esperado: "la verdad que es mucho más de los que esperábamos, tendremos que pasar el tamiz para identificar a los que realmente están en condiciones de recibirlo", explicaron fuentes oficiales. 

Los beneficiarios de AUH y AUE también están en condiciones de recibir el bono extraordinario de $10 mil que en principio solo se cobrará en el mes de abril, aunque al extenderse ayer el aislamiento preventivo y obligatorio es probable que el pago se realice también en mayo. Para recibir el bono extraordinario, quienes ya perciben estas asignaciones no deben inscribirse en el formulario de la ANSES. Lo que no quiere decir que necesariamente cumplan con todos los requisitos. El próximo viernes cobrarán los beneficiarios de AUH y AUE que "no requieran un cruce socioeconómico", indicaron fuentes oficiales.

Por otro lado, se congelaron precios de los alquileres y suspendieron desalojos por falta de pago hasta el 30 de septiembre, para contener la situación de inquilinos.

Según el texto oficial, hasta el 30 de septiembre de este año rigen las siguientes medidas:

• Se suspenden los desalojos por falta de pago.
• Se prorroga la vigencia de los contratos, con conformidad de la parte locataria.
• Se congelan los precios de los alquileres al valor de marzo
• La deuda por diferencia de precio entre lo que se debía pagar y lo que efectivamente se pague por el congelamiento, se abonará en 3 cuotas mensuales sin intereses, a pagar desde octubre
• Las deudas que se produzcan por falta de pago, se pagarán a partir de octubre en 3 cuotas, con intereses compensatorios, pero sin penalidades
• Se exceptuará a aquel locador que acredite que depende del alquiler para cubrir sus necesidades básicas o las de su familia primaria conviviente.
• Se establece mediación obligatoria, previo a acudir a la justicia, por controversias entre las partes.

Mientras, la conducción económica continúa analizando medidas para aligerar la carga impositiva sobre los contribuyentes producto de la cuarentena.

Según trascendidos, la intención sería prorrogar pagos de impuestos y otorgar plazos para la cancelación de los tributos acordes con la emergencia. Sin embargo, el tema es discusión, comentan en los pasillos de Casa Rosada, ya que también existe preocupación por la pérdida de ingresos tributarios.

Este sábado se conoció que el Gobierno dispuso ampliar hasta el 30 de junio el plazo para que los contribuyentes adhieran a la moratoria dictada en el marco de la Ley de Emergencia, una medida que venía siendo reclamada por el sector pyme y los profesionales en ciencias económicas.

Mediante un decreto de necesidad y urgencia (316/2020), se extendió por dos meses el plazo límite original para inscribirse en la moratoria que vencía el próximo 30 de abril como así también la suspensión de embargos.

Por su parte, la AFIP dispuso el viernes pasado que ningún monotributista será dado de baja de oficio del régimen por falta de pago de sus obligaciones durante marzo. Esta resolución beneficia a más de 3.600.000 contribuyentes inscriptos en el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes.

Con anterioridad se había decidido que los sectores más afectados por la crisis (salud) tendrán una reducción de 95% en las contribuciones patronales por 90 días. También las restantes empresas que no pueden hacer teletrabajo no deben pagar los aportes jubilatorios - sí el aporte a la obra social además de, obvio, los salarios-. Asimsimo, se suspendieron las medidas cautelares hasta el 30 de abril de 2020, entre otras resoluciones.

Además, el gobierno nacional dispuso a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) el congelamiento -hasta el 30 de septiembre próximo- de las cuotas de los créditos hipotecarios sobre inmuebles destinados a vivienda única, a valor de marzo.

La medida, que se publicó en el 'Boletín Oficial', dispone además el congelamiento del valor de las cuotas de los créditos prendarios UVA y la suspensión de las ejecuciones hipotecarias sobre inmuebles destinados a vivienda única, entre otras cuestiones:

• Se congela el valor de las cuotas de los créditos hipotecarios sobre inmuebles destinados a vivienda única, a valor del mes de marzo
• Se congela el valor de las cuotas de los créditos prendarios UVA
• Se suspenden las ejecuciones hipotecarias sobre inmuebles destinados a vivienda única
• Se suspenden las ejecuciones prendarias respecto de créditos prendarios UVA
• Las deudas por diferencia de monto, entre lo que se debería haber pagado y lo que se pague a causa del congelamiento, se abonará, a partir de octubre, en 3 cuotas sin interés.
• Las deudas que se produzcan por falta de pago, se abonarán, a partir de octubre, en 3 cuotas, solo con intereses compensatorios, sin penalidades.

En cuanto a los anuncios de ayer, se destaca que, muy molesto con los empresarios que "no están a la altura de las circunstancias y echan empleados en este momento", el presidente pidió que sean "firmes y duros" ya que de ellos dependen hoy unos 340.000 empleos de la economía formal.

"Hace falta que los especuladores tengan castigo y si les duele el bolsillo mejor", lanzó el Presidente en la teleconferencia. Así, se evalúa la firma de un decreto para prohibir los despidos o multar a las empresas que lo hagan durante estos meses. Posteriormente, en el mensaje que emitió públicamente reforzó este mensaje a los empresarios al sostener: "muchachos, en esta crisis estamos todos y ustedes van a tener que ganar menos".

También, buscó ofrecer una coordinación más aceitada entre la Nación y las provincias para atender a los sectores vulnerables que se quedan en sus casas y no tienen sustento alimentario. Reiteró el esquema en red que montó el Ministerio de Desarrollo Social con las Fuerzas Armadas en el conurbano para la distribución de alimentos que se replicará en otros puntos del país en los próximos días.

En otro párrafo de la videoconferencia el Presidente acordó con los gobernadores que hablará con el Banco Central para avanzar en lo inmediato hacia una línea de créditos flexibles para el pago de salarios en el sector privado. Este fue uno de los reclamos que se escuchó por parte de varios mandatarios provinciales de Córdoba, Buenos Aires, Mendoza y Neuquén, entre otros.

Desde la residencia de Olivos el Presidente también reiteró la necesidad de que las policías provinciales colaboren con las fuerzas de seguridad federales para el control del cumplimiento de la cuarentena y que los camiones con mercaderías puedan transitar sin problemas por las rutas.

Ayer los gobernadores de provincias de la Patagonia mostraron su preocupación por la debacle que se está viendo en la industria petrolera y su impacto en el empleo. El Presidente tomó nota de estos pedidos puntuales.

Según publicó 'Ámbito Financiero' esta mañana, citando fuentes oficiales, en esta semana se definirá el valor del nuevo barril criollo de petróleo, se descongelarán los impuestos a los combustibles y aplicará un esquema de retenciones variable para los productores locales.

En el Ministerio de Desarrollo Productivo a cargo de Matías Kulfas tienen decidido no prorrogar más el incremento del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y del Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC), que se actualizan trimestralmente según la inflación del INDEC del período inmediatamente anterior.

La última prórroga, que se estableció con el DNU 196/2020 de fines de febrero, postergó tres aumentos pendientes para el 31 de marzo y el 1 de abril. Son los correspondientes al tercer y cuarto trimestre de 2019 y al primero del 2020. Aunque algunas petroleras mantenían la ilusión de otro diferimento, desde el Poder Ejecutivo confirmaron que el próximo miércoles los impuestos encarecen alrededor de $3 por litro, aunque ese ajuste no se trasladará a los surtidores. El incremento va a ser absorbido por las refinadoras, que hoy se encuentran beneficiadas por el histórico derrumbe del precio internacional del petróleo.

Otra de las medidas en que se avanza en la cartera de Kulfas, que incluye a la Secretaría de Energía de Sergio Lanziani, es la restauración del "barril criollo" de petróleo en la Argentina, por el cual el Estado inyecta millonarios subsidios para sostener el precio del crudo nacional, con el objetivo de garantizar la actividad local, las fuentes de trabajo y la supervivencia de las empresas y las inversiones, principalmente en Vaca Muerta.

Las provincias productoras de hidrocarburos le reclamaron al Gobierno un barril criollo de US$54, pero las empresas distribuidoras se quejaron y exigen un valor de alrededor US$30. Desde Desarrollo Productivo aseguraron que todavía se "negocia" para llegar a un punto de equilibrio. En el sector se habla de un barril criollo en torno a los US$50 y se estiman que hoy sobran unos 200.000 barriles de petróleo por día. El petróleo Brent, de referencia para la Argentina, cayó más de 63% en un año, hasta los US$26 promedio.

La tercera medida que anticipan es la instalación de un esquema de retenciones variables, vinculado al precio internacional de petróleo. Esta iniciativa permitirá "amortiguar" las variaciones extraordinarias de los valores del crudo, según factores externos al mercado, como el coronavirus.

Todas estas propuestas deberán, sin embargo, ser refrendadas por gobernadores, empresarios y sindicatos en un acuerdo macro en medio de la emergencia sanitaria. Las preocupaciones son múltiples: se paralizaron los pozos de shale en Vaca Muerta; el aislamiento obligatorio desplomó las ventas de combustibles en las estaciones de servicio hasta 80%; los sindicatos se quejan por el pago parcial de sueldos; las inversiones huyeron, y las empresas se desesperan por obtener los Repro y algunas ya solicitaron Procesos Preventivos de Crisis.

Por otra parte, el viernes el gobierno nacional dispuso el pago de una "asignación estímulo" de 5.000 pesos durante cuatro meses a todos aquellos trabajadores de la salud, del ámbito público y privado, abocados al manejo de casos de coronavirus en el país.

La medida fue oficializada a través del decreto 315 publicado en el 'Boletín Oficial', con la firma del presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y el ministro de Salud, Ginés González García.

Según establece la norma, durante los meses de abril, mayo, junio y julio recibirán esa asignación estímulo los profesionales "que presten servicios, en forma presencial y efectiva, relacionados con la salud, en instituciones asistenciales del sistema público, privado y de la seguridad social, abocados y abocadas al manejo de casos relacionados con la pandemia de COVD-19".

Por último, como el miércoles el Gobierno deberá pagar al Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES dos Letras del Tesoro, una por más de $ 13.500 millones y otra por casi 60 millones de dólares, y como viene pasando desde hace varios largos años, decidió refinanciarlas emitiendo una nueva Letra a 152 días por $ 13.551.623.875 y otra a 365 días por US$ 59.276.194.

Así lo dispuso hoy la Resolución Conjunta 22/2020 de las Secretarías de Finanzas y de Hacienda, publicada hoy en el Boletín Oficial, que señala que "en el marco de la programación financiera para este ejercicio se ha acordado con las autoridades del FGS, la suscripción de Letras del Tesoro intransferibles en Pesos a 152 días de plazo, y en dólares estadounidenses a 365 días de plazo".

Esta operación volverá a repetirse en los próximos días por cuanto a mitad de abril vencen otra Letra del Tesoro en poder del FGS por más de U$S 2.000 millones y dos Letras por otros casi 300 millones de dólares.