Leído

EXPRIMIENDO LA 'JOYA'

¿Hay Vaca Muerta para todos? Mendoza comienza la explotación en Malargüe (y miran a Chile)

Jue, 04/04/2019 - 10:02am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Mientras YPF y otras petroleras estudian la alternativa de construir una terminal de licuefacción de LNG en Chile para colocar gas de Vaca Muerta en el mercado del Pacífico (apostando a China), el Gobierno mendocino otorgó a la petrolera El Trebol SA la concesión por 35 años de la explotación no convencional del área CNQ 17 del "Puesto Rojas", en Malargüe, en el lado mendocino de Vaca Muerta con un beneficio impositivo: se aprobó reducir las regalías del 12% al 9% durante 10 años. El primer proyecto, ambicioso y hasta complicado incluso en lo político; el segundo, más realista aunque de 'alto riesgo', que afirman, la provincia asumirá junto con la empresa.

Imagen de Bandurria Sur, de YPF, al que la provincia de Neuquén le suspendió la licencia ambiental por el blowout del 19/10.
Contenido


A través de un decreto, el gobierno de Mendoza le otorgó a la petrolera El Trebol S.A la concesión por 35 años de explotación no convencional del área CNQ 17 del "Puesto Rojas", en Malargüe, en el lado mendocino de Vaca Muerta. Y le dio luz verde a un beneficio impositivo que apunta a potenciar la inversión para el desarrollo de extracción por fractura hidráulica ('fracking').  En concreto, se aprobó reducir las regalías del 12% al 9% durante 10 años.

La Provincia contempló la reducción de la alícuota en concepto de regalías por ser una explotación más compleja que la del crudo liviano. Pero aún así, un aumento de la producción se traduciría en un incremento considerable de los ingresos para Mendoza y podría significar una inversión de U$S 1.000 millones, si se concreta el proyecto.

De esta manera, según publicó el diario 'Los Andes', la provincia busca ampliar la base de 12 mil metros cúbicos diarios de petróleo que produce la provincia. Se trata de un negocio 'de alto riesgo' para las empresas, que podría significar la inversión total de U$S 20.000 millones si se tiene en cuenta la potencialidad de todo el desarrollo productivo en el área de Vaca Muerta.  

El decreto 485, firmado por el gobernador Alfredo Cornejo, otorgó: la "Concesión de Explotación No Convencional" con el objeto principal de realizar trabajos de explotación y desarrollo de hidrocarburos no convencionales, pudiendo desarrollar actividades complementarias de explotación convencional de hidrocarburos por el término de 35 años, el que incluye un Plan Piloto que podrá extenderse como máximo hasta el 30 de junio de 2022".

El documento agrega además que "la actividad prevista en el Plan Piloto incluye once perforaciones verticales que atraviesen la formación Vaca Muerta investigando las distintas zonas del Bloque, 120 Km2 de Sísmica 3D de alta resolución que completarán la cobertura total del área Puesto Rojas y la perforación del primer pozo horizontal, que navegará entre 1.000 y 2.000 metros la Formación Vaca Muerta, siendo completado con múltiples etapas de fracturación hidráulica".

Según explicó el subsecretario de Energía y Minería de la provincia, Emilio Guiñazú, la concesión se le otorga a la empresa que está ejecutando el Plan Piloto para que, en caso de que este sea exitoso, "tengan las herramientas legales de la concesión no convencional para avanzar con su plan de desarrollo".  De acuerdo al funcionario, la explotación de ese yacimiento implicaría inversiones en el orden de los U$S 1.000 millones.  
 
El decreto establece un régimen de explotación no convencional, que implica que "en caso de resultar exitoso el Plan Piloto y habiendo la concesionaria manifestado su decisión de continuar la explotación no convencional", abonará por la producción obtenida durante los 10 años siguientes el 9% sobre los hidrocarburos líquidos y gaseosos producidos en boca de pozo.

Estos valores se mantendrán siempre que el precio del gas y crudo efectivamente percibidos durante ese periodo se encuentre por debajo de los U$S4 por millón de BTU (es unidad de energía), para el caso del gas, y de U$S60 por barril de petróleo para el caso del crudo. En caso de superarse dichos valores, las regalías aplicables serán del 12%. 

Según explicaron, el Gobierno dio una "nueva concesión, que por tratarse de una no convencional, tiene alícuotas más bajas". Pero serán progresivas lo que implican que, en caso de que el precio del petróleo a nivel internacional aumente, las regalías correspondientes pasen a ser del 12%. "Compartimos el riesgo (por las regalías más bajas), pero también el beneficio, porque si el precio internacional sube, la provincia captura una parte adicional de la renta", indicó Guiñazú.  

También dijo que "se trata de un negocio de alto riesgo, pero que si la geología responde y haciendo un cálculo muy conservador, podría significar una inversión de U$S 1.000 millones en el Cerro Pencal. Una proyección sobre la explotación no convencional de toda el área que tenemos sobre Vaca Muerta da aproximadamente U$S 20.000 millones a ser invertidos para hacer un desarrollo productivo", concluyó. 

Por otra parte, la empresa beneficiada con el permiso de explotación no convencional, tendrá que cumplir con ciertas reglas de "responsabilidad social", como la construcción de un inmueble para ser utilizado como oficinas para la Secretaría de Ambiente, o la reforma de la sede de la Dirección de Hidrocarburos en Malargüe. Ambas obras deberán ejecutarse 12 meses.

Además, estará obligada a emplear como mínimo un 75% de mano de obra mendocina y deberá incorporar en sus planes anuales programas orientados a incrementar su red de proveedores de bienes y servicios dentro de la provincia. 

Pero el mendocino no es único negocio que se expande sobre las "costillas" de Vaca Muerta. Según publicó el sitio 'Econojournal' este fin de semana, las mayores productoras de gas del país están empezando a diseñar, a largo plazo, un proyecto tan ambicioso y complejo desde lo tecnológico como desde lo político.

Según informó, desde hace varios meses, tres o cuatro petroleras están evaluando la factibilidad técnica-económica de la construcción de una terminal de licuefacción de Gas Natural Licuado (LNG, por sus siglas en inglés), a fin de viabilizar el desarrollo a gran escala de los reservorios no convencionales de Vaca Muerta. YPF, por caso, designó a Gustavo Matta y Trejo, un ex funcionario del PRO en el gobierno porteño, como gerente de Exportación de LNG.

"La petrolera bajo control estatal comentó públicamente que está empezando a estudiar la instalación de una planta de licuefacción de LNG en Bahía Blanca. La novedad es que grandes productoras —YPF y también otras como Pan American Energy (PAE) y Pluspetrol— están contemplando también la alternativa de concretar la exportación del gas de Vaca Muerta desde puertos en la región de Concepción y Santiago de Chile. Eso implica, claro, está la construcción de una o más terminales de licuefacción de LNG del otro lado de la Cordillera para despachar, como mínimo, 20 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d) de gas a mediados de la década próxima. Algunas petroleras incluso iniciaron gestiones para indagar la posiblidad de revertir las terminales chilenas de regasicación, en especial la emplazada en Quintero, cerca de Santiago de Chile, para transformarlas en plantas de licuefacción".

Construir una terminal de exportación de LNG cuesta, como mínimo, unos US$ 3000 millones, por lo que debatir sobre ese proyecto en tiempos en que el dólar no tiene paz y el elevado riesgo país dinamita el acceso al financiamiento internacional parece hasta surrealista. Pero las empresas advierten que hoy la prioridad es despejar las incertidumbres técnico-económicas del proyecto. 
"Vale la pena estudiar a fondo el proyecto. Por eso las compañías armaron equipos y están invirtiendo dinero para conocer en detalle la ingeniería de una planta ubicada en Chile", indicó un ejecutivo que se dedica a la evaluación del negocio del LNG al mencionado sitio.

Las ventajas de construir una planta en Chile es la conexión con el mercado del Pacífico, donde se encuentran los principales exportadores de LNG, como Japón, Korea y China. Vincularse comercialmente con esos países desde Chile —que, además, cuenta con un tratado biletaral con China— es más directo y, por lo tanto, más económico. Además, llegar desde Neuquén hasta Santiago o Concepción, en Chile, implica un menor costo de transporte vía gasoductos. Para conectar a Vaca Muerta con Bahía Blanca hay que recorrer más de 1000 Km. 

"El principal mercado de LNG que se abrirá en los próximos años será China, que busca reemplazar con gas su consumo de carbón. La clave es intentar colocar el gas de Vaca Muerta en ese mercado", señaló el presidente de otra petrolera. Es más viable llegar hasta allí a través del Pacífico —saliendo desde Chile— que cargando buques de LNG en Bahía Blanca.

Por otra parte, para ingresar al negocio de exportación de gas, la Argentina deberá primero reducir al máximo el costo de desarrollo de gas. Algo que no parece, a priori, como una cuestión menor. Competir con EE.UU., que cuenta con bajísimos costos de
extracción de gas asociado de pozos de petróleo no convencional, no será sencillo. 

Tampoco es desdeñable un acuerdo político con Chile para luego blindar regulatoriamente la exportación de LNG desde ese país. Los antecedentes del pasado reciente no son auspiciantes. Recuerda el sitio que, por la caída de la producción local de gas a mediados de la década pasada, la Argentina interrumpió los envios de gas a Chile en 2006, y esa es una historia que no puede repetirse si la idea es exportar el gas de Vaca Muerta en formato de LNG.