Leído

ANALIZANDO EL CASO ARGENTINO

Entre ansiedad y lobby, el Plan aparece como la clave según la prensa económica

Lun, 17/02/2020 - 8:49am
Enviado en:
Por Urgente24

Urgente24 lo advirtió durante la semana que pasó: el FMI y los acreedores desesperan por conocer el plan económico para entender hacia dónde va la Argentina a partir de ahora y saber cuán consistente es ese plan de crecimiento que pronostica la Casa Rosada. "No pretenderán reactivar la economía y pagar la deuda dentro de 3 o 4 años sólo con tarjeta alimentaria y baja de tasas", comentan en la City Porteña.

Muchos se ilusionan que el gobierno esté gritando para la tribuna pero luego dé a conocer el plan en reuniones para llegar a un acuerdo y evitar el default.
Contenido

El gobierno le pide al mercado (FMI y acreedores privados) que acepte las condiciones, que el plan de reactivación productiva se conocerá en su totalidad en abril tras el resultado de las negociaciones.

El mercado le pide el plan antes para analizarlo y, entonces, llegar o no a un acuerdo.

La Casa Rosada asegura que su plan le permitiría comenzar a cumplir con las obligaciones durante el inicio de un segundo mandato del Frente de Todos.

El mercado discute esa postura y hay quienes insiste que la deuda es tan grande (89% del PBI), que los funcionarios deberán volver a renegociar.

En la City Porteña el consejo a los cercanos al presidente es: el discurso del 1° de marzo -apertura de sesiones ordinarias en el Congreso- puede ser una gran oportunidad para Alberto Fernández de dar a conocer con exactitud qué pretende hacer con la deuda y brindar algunos detalles más puntuales sobre su programa económico.

La clave es el plan y así lo reflejó este domingo la prensa especializada. El gobierno a su vez espera entregar mejores indicadores económicos que el de la inflación en baja en enero para convencer a los grandes fondos de inversión. 

La Nación: El mayor problema de la estrategia oficial pasa por el desconocimiento general sobre cuál sería el plan consistente para que la deuda vuelva a ser sostenible luego de su eventual renegociación. Como señala el economista Martín Redrado, "el Gobierno está poniendo el carro delante de los caballos", porque "si no se le dice a un acreedor cómo será el plan fiscal, monetario y de inversiones que le otorgará al país capacidad de pago en el futuro, se le estaría pidiendo un simple acto de fe, algo que no existe en los mercados financieros".

Clarín: El Plan A de Alberto consiste en llevar la negociación hasta el límite con la estrategia dura del póker. “Coquetear con el default implica un impacto macroeconómico muy duro de corto plazo”, advierte la economista Marina Dal Poggetto. Quedan seis semanas a todo o nada hasta que comience abril. Si no hay un acuerdo razonable para la Argentina, será entonces el tiempo del Plan B. Un otoño sin dinero fresco y con la economía todavía estancada sería arrimarnos una vez más hasta el borde del abismo.

El Cronista Comercial: "No tener un plan económico complica bastante. Al fin y al cabo como acreedor me interesa saber de qué manera el gobierno me va a terminar pagando a mí como bonista. Mínimante se necesita un plan económico para entender cómo va a pagar y si su propuesta es sostenible o no. Además, si el gobierno plantea quitas en la deuda, se puede analizar la razonabilidad de la misma en función del plan económico. La ausencia de eso implica que está faltando una pata muy importante en la negociación", advirtió Juan Guma, de Capital Market Argentina.

Hay mucha ansiedad y también lobby sobre interesados en la renegociación, pero es cierto que en pocas semanas el gobierno tendrá que dar a conocer su plan 2020-2023 no sólo a los tenedores de títulos sino también a los electores, empresarios y demás integrantes de la sociedad que apuestan día a día en el país.