Leído

NEGOCIACIONES SE EXTENDERÍAN MÁS ALLÁ DEL 22/05

Deuda: Filtran contrapropuestas sobre lo que pide cada grupo de bonistas

Lun, 18/05/2020 - 12:06pm
Enviado en:
Por Urgente24

A tan sólo 4 días de la fecha límite del 22 de mayo cuando la Argentina debería desembolsar 503 millones de dólares por vencimientos de intereses de deuda, se filtraron las contrapropuestas que le hicieron llegar el pasado viernes (15/05) los grupos de bonistas al presidente Alberto Fernández y su ministro de Economía Martín Guzmán. Llegar a un acuerdo es el norte del gobierno argentino.

Guzmán y Fernández en reunión en la quinta de Olivos.
Contenido

Este lunes 18 de mayo se filtraron las contrapropuestas de los grupos de bonistas al gobierno argentino para comenzar a negociar y llegar a un acuerdo.

Ayer (17/05), el presidente Alberto Fernández se reunió con su equipo económico para analizar las propuestas y los pasos a seguir.

En los últimos días quedó claro un solo detalle: el viernes 22 de mayo no se pagaría pero la extensión de plazos será de común acuerdo con los bonistas para evitar su judicialización.

Período de gracia hasta 2023, 62% de intereses, equivalente a US$37.900 millones, y una quita de capital promedio del 5% (US$3.600 millones) es el objetivo del gobierno de Fernández.

En su comunicado, el grupo de bonistas Ad Hoc confirmó su contrapropuesta y allí quedó claro que prefiere evitar la quita de capital pero veamos en concreto: según Infobae, este grupo tiene bonos del canje de 2005 pero también Globales emitidos a partir de 2016 y que integran pesos pesados como BlackRock, Fidelity, Ashmore y T.Rowe Price, propone una serie de 12 bonos nuevos, la mitad en dólares y la mitad en euros, sin quita de capital en ocho de ellos y con una quita de apenas 1% en cuatro: aquellos en euros y en dólares que maduran en 2036 y 2047.

Bondholders Group: Son los tenedores de bonos globales emitidos en 2005 y durante el gobierno de Mauricio Macri y que integran Greylock, encabezado por Hans Humes, y otros fondos como Gramercy y Fintech. No pide capitalización de bonos e implica un Valor Presente Neto (a una “tasa de salida” o exit yield de 10%) de 58 dólares por cada cien dólares nominales de la actual deuda, con una tasa promedio de 5,03%, amortización de capital a partir de 2027 y una quita de capital de 2,3%. El bono más corto maduraría en 2040.

Exchange BondHolders Group: Siempre según Infobae, aunque su propuesta es “coordinada” con el Bondholders Group, el “Exchange BondHolders Group”, que integran los fondos Monarch y BHK Capital entre otros, y que tiene como asesor legal a Denis Hranitzky, el duro ex abogado de Paul Singer, otro conocido acreedor de Argentina, propone la emisión de sólo tres bonos nuevos: 2033, 2040 y un cupón ligado al PBI.

Este grupo, tenedor de los bonos del canje 2005, pide que no haya quita de capital y su propuesta implica una tasa de interés promedio de 4,75%, con amortización de capital a partir de 2027. El valor presente neto de la oferta, también a un exit yield de 10% es igual al del primer grupo: 58 dólares.

"La oferta del grupo BlackRock incluye además una cláusula RUFO (de extensión a quienes aceptan el canje de cualquier mejora que se ofrezca en el futuro a quienes lo rechacen) de diez años. Esto es, si el canje tuviera lugar, por caso, en junio de 2020, cualquier oferta mejor a bonistas que no acepten la oferta, anterior a junio de 2030, debería extenderse a los que sí lo hicieran en esta propuesta. Como para probar, si hiciera falta, que no regala nada, el grupo exige también que la Argentina pague todas los cargos y gastos incurridos, incluidos los del asesor legal, la firma neoyorquina White & Case", agregó el medio argentino, dejando en claro que es el más duro, tal como se supo en las últimas semanas y que tantas discusiones ha generado entre bonistas.

Queda claro que el período de gracia es un tema sensible para los 3 grupos y que el resto de las condiciones son mucho más negociables que ese punto. El gobierno ahora intentará lograr una propuesta que se acerque a un promedio entre los 3 y logre ser aceptada para evitar el default de una parte de la deuda argentina.

En dicha nota, voceros del gobierno volvieron a confirmar que “nuestra intención es negociar y acordar. Llevará tiempo, y el 22 de mayo no vamos a pagar. Pero será un default forzado sólo por el calendario. Los bonistas entienden que pagar va contra una negociación dura. Y si todo termina en nada, ellos aún tendrán el derecho de ir a los tribunales americanos”.

El medio concluyó que "en el Palacio de Hacienda, Guzmán iniciará hoy la segunda fase de la negociación con los acreedores privados. En tanto, Fernández estará en Olivos a la espera de las novedades. Las negociaciones son secretas y por videoconferencia. Y los resultados finales se conocerán cuando concluya la semana. Hay vocación para acordar, en ambas partes, pero están en juego 66.000 millones de dólares. Una cifra que pone a la partida un final incierto".