Leído

PYMES

Desde la UIA piden asistencia para pagar los salarios de junio y aguinaldos

Mar, 02/06/2020 - 3:00pm
Enviado en:
Por Urgente24

El presidente de la Coordinadora de Empresas Alimenticias (COPAL) y vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, habló sobre la caída de la actividad económica y los efectos de la cuarentena en las empresas, especialmente en las Pymes que “no tienen ninguna posibilidad de afrontar el pago del aguinaldo”.

funes de rioja.jpg
Contenido

Mientras el Gobierno nacional define una nueva extensión de la cuarentena y desde la provincia de Buenos Aires plantean un retroceso en la fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio ante la suba de contagios, la UIA reclama por mayor asistencia a las Pymes.

El vicepresidente de la UIA y titular de la COPAL, Daniel Funes de Rioja sentenció este martes (2/6) que “las pequeñas empresas no tienen ninguna posibilidad de afrontar el pago del aguinaldo” y que las más grandes también necesitarán asistencia del Estado.

“Tiene que haber asistencia tanto para los salarios de junio como para los aguinaldos”, reclamó Funes de Rioja en declaraciones a radio La Red.

“El programa ATP -de asistencia al trabajo- no le está regalando nada a nadie”, se quejó el dirigente empresario: “Hace 20 años que estamos en emergencia y lo único que se nos ocurre es prohibir los despidos y suspensiones o duplicar indemnizaciones, en vez de proteger al trabajador y darles oxígeno a las empresas con un seguro de desempleo que lo tienen Uruguay y los países europeos”.

“No es limosna y además lo pedimos nosotros, no lo hizo el gobierno per se, pedimos nosotros que la asistencia vaya directamente a las cuentas de los trabajadores”, aclaró sobre el plan de ayuda del Estado para el pago de salarios.

Por otro lado, también se refirió a la situación de las empresas consideradas de actividad esencial: “Hay industrias a las que el aislamiento no nos llegó porque hemos continuado con protocolos internos de prevención, pero el tema es que no es solo un tema de oferta sino de demanda, porque hay una gran retracción de consumo”.

“Desde 2011 que no se crece en alimentación: ese año exportábamos 30 mil millones de dólares en alimentos procesados y ahora estaremos en 25 o 26 mil millones; veremos este año porque el mercado internacional se ha complicado y el interno ha caído. La cadena de pagos está complicada, cuando no rota en algunos casos”, contó.