Leído

EXPORTACIONES

Contra los deseos de las aceiteras, Argentina sigue rumbo a la primarización de sus exportaciones

Mar, 30/07/2019 - 1:42pm
Enviado en:
Por Urgente24

Mal que le pese a los aceiterios, el rumbo hacia la primarización de las exportaciones es inevitable. Nuevamente, los números ratifican ese sendero: la exportación argentina de poroto de soja sin procesar subió 124%, mientras que los embarques de harina de soja apenas se incrementaron en un 24%.

Contenido


El país se encamina directo hacia la primarización de sus exportaciones, y eso pega de lleno a la competitividad del complejo industrial aceitero argentino.

Según el portal especializado 'Valor Soja', "en los primeros tres meses del ciclo comercial 2018/19 (abril/junio) las exportaciones argentinas de poroto de soja sumaron 2,72 millones de toneladas, una cifra 124% superior a la registrada en el mismo período del año anterior".

Es que en los últimos meses se viene consolidando la primarización de las exportaciones por la quita de diferenciales arancelarios en el complejo sojero entre el poroto, la harina y el aceite.

Los especialistas en comercio exterior destacan desde el año pasado que esa medida favoreció las exportaciones de poroto en detrimento del aceite y la harina de soja. 

Fue en septiembre cuando por medio del decreto 793/18, estableció para el poroto, aceite y harina de soja un derecho de exportación con una alícuota fija del 18,0%, a la cual se adicionó un factor variable del $4 por cada dólar FOB. En cuanto al biodiesel, a la alícuota fija del 15,0% también se le adicionó el factor móvil del 4×1. Sin embargo, a la harina de trigo y de maíz, sémola, almidón, malta, pellets de girasol, aceite de maní, de maíz y de girasol, entre otros productos agroindustriales, se les aplicó una retención móvil de $3,0 por dólar FOB.

"Eliminando los diferenciales arancelarios, el Gobierno penalizó a la industria procesadora y a la generación de empleo local desprotegiendo al sector que genera más exportaciones y divisas del país", señaló el directivo de una aceitera a principios de este año.

A lo largo de estos meses, la preocupación fue creciendo en el sector aceitero. Así tal como explica 'Valor Soja', "el aporte del principal complejo agroexportador argentino a la economía argenina se diluyó debido al proceso de primarización que está experimentando en el presente año debido a un esquema impositivo desfavorable combinado con restricciones comerciales".

En el segundo trimestre de 2019 los embarques de harina de soja registraron, en cambio, una suba del 24% al sumar 7,86 millones de toneladas contra 6,34 millones en el mismo período de 2018, según datos oficiales publicados por el Indec.

Por su parte, las exportaciones argentinas de aceite de soja en bruto, las ventas externas argentinas en abril/junio pasado fueron de 1,44 millones de toneladas (+46% que en el mismo trimestre de 2018), mientras que las colocaciones de biodiesel (producto elaborado en un 100% con aceite de soja) cayeron en un 10% al sumar 431.520 toneladas contra 479.195 toneladas en el segundo trimestre de 2018. (Cabe remarcar que USA, principal mercado argentino del biodiesel, aplicó en 2018 un bloqueo comercial, que luego ratificó, y que provocó un descenso significativo de los embarques del biocombustible).

El informe del Indec de Intercambio Comercial Argentino (ICA) correspondiente al primer semestre de 2019 muestra que el aporte neto del complejo agroexportador sojero en el primer semestre de 2019 fue de US$9410 millones, apenas 119 M/US$ superior al registrado en enero-junio de 2018.