Leído

PERO ES HORA DE REFORMAS

Bloomberg adelantó acuerdo de la deuda, y destacó el "tono caballeroso de Alberto F." y su liderazgo

Mie, 03/06/2020 - 6:07pm
Enviado en:
Por Urgente24

Desde la agencia estadounidense especializada en Economía & Finanzas, Bloomberg, se realizó un balance bastante positivo de las negociaciones entre la Argentina y los acreedores privados, destacando el "tono caballeroso" del presidente Alberto Fernández y su ministro de Economía Martín Guzmán pero aconsejó no abusar del déficit fiscal una vez superada la pandemia.

Contenido

Firmada por el columnista Mac Margolis, quien cubre América latina y El Caribe, la agencia internacional Bloomberg coincidió en que "Argentina sin duda merece alivio de la deuda, pero también un camino creíble hacia adelante" y celebró que "tanto el prestatario como los acreedores creen que surgirá un acuerdo; han estado acercándose cada vez más por semanas".

"Lo nuevo y alentador es el tono caballeroso de las conversaciones. Bajo el presidente Alberto Fernández, respetado como un pragmático y un operador político de bajo decibelio, no ha tenido ninguna sacudida nacionalista que marcó muchos de los embrollos de deuda pasados ​​de Argentina, especialmente bajo la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007 a 2015)", continuó Margolis.

Tal como se lee en el Círculo Rojo, la pandemia logró que el jefe de Estado consolidara su liderazgo, apoyado por un estratégico bajo perfil de la vicepresidenta Cristina Fernández: "Afortunadamente, (ella se encuentra) mayormente marginada, ya que él ha orquestado la respuesta nacional a la pandemia. Moviéndose decisivamente, Fernández impuso estrictas medidas de distanciamiento social a mediados de marzo y apuntó a 9 millones de pobres en peligro por dinero de emergencia. Aunque muchos argentinos se quejan de las restricciones, y hasta 3 millones de las familias más vulnerables pueden haber sido pasadas por alto, la respuesta política rápida ha elevado los índices de aprobación de Fernández. La ganancia política inesperada lo ha ayudado a presionar a la clase política contraria de Argentina y mantener a raya a la coalición peronista gobernante".

"En cierto modo, la pandemia ha sido un regalo para Fernández, dándole un propósito y un tipo de liderazgo que nunca tuvo", resumió para dicho medio el analista político argentino Bruno Binetti, un compañero no residente del Diálogo Interamericano.

Continúa Bloomberg: "Ese prestigio más el tono más agradable del gobierno han ganado el respaldo internacional de Argentina de la academia al Vaticano, y envalentonaron al gobierno a resistir a los acreedores. De ahí la insistencia del ministro de Economía, Martin Guzmán, en esperar un acuerdo 'sostenible', no tan oneroso como para quebrar la segunda economía más grande de América del Sur y no tan descarado como dejar una Argentina como un paria financiera".

Sin embargo, el columnista plantea -tal como ocurre puertas adentro- la necesidad de reformas pero no sólo tributarias y laborales sino también judiciales para poner un marco legal que logre recobrar la credibilidad en el sistema: "Las relaciones laborales rígidas, el arrastre de la productividad, los impuestos excesivos de los sectores más productivos y una burocracia que vive más allá de sus medios pesan en el balance nacional. El Foro Económico Mundial clasificó a Argentina en el puesto 83 de 141 naciones en competitividad global el año pasado. La empresa se ve obstaculizada por las incertidumbres legales, incluida la percepción de la justicia judicial (el poder judicial de Argentina ocupa el puesto 112 en el mundo) y la estabilidad de las políticas (118 lugar).

Una economía insular no le hace favores al país. Con las exportaciones e importaciones combinadas en solo el 30% de la riqueza nacional, Argentina languidece, junto con Brasil, como el principal mercado menos abierto en América Latina, la región comercial menos abierta del mundo, informa el Banco de España". Aquí se podría agregar si esta apreciación tiene relación alguna con el acuerdo de librecomercio Mercosur - Unión Europea, a la que tantos sectores de ambos lados del charco se oponen.

No abusar del déficit fiscal luego de la pandemia también será clave para los inversores: "No está claro cómo el país absorberá el exceso de pesos una vez que hayan pasado las emergencias gemelas de salud y deuda. 

'Desde la pandemia, el mundo ha migrado hacia la visión populista peronista que le otorga al gobierno una licencia temporal para imprimir dinero', dijo Adriana Dupita de Bloomberg Economics. ¿Aprovechará Fernández su influencia política recién acuñada para reducir el gasto y abrir la economía una vez que lo peor haya pasado? 'Eso no es parte del evangelio peronista', dijo Dupita.

Incluso si Argentina y sus prestamistas evitan otra disputa legal desordenada, un acuerdo de deuda no conducirá automáticamente al país a la gracia financiera. 'El verdadero problema no es el litigio, son las consecuencias del incumplimiento en sí mismo y el impacto en el tipo de cambio, los flujos de capital y la confianza del mercado', dijo Walker".