Leído

UN DEBATE INTERESANTE

La biblioteca digital no siempre satisface la exigencia curricular

Vie, 25/09/2020 - 4:59pm
Enviado en:
Por Urgente24

En la pandemia se ha multiplicado todo lo referente a los contenidos digitales, en especial en lo referente a la educación y capacitación. La cuestión que, en ocasiones, provoca diferencias es la posible contradicción entre las exigencias curriculares y la oferta disponible en los proveedores de contenido.

libro digital
libro-electrc3b3nico.jpg
No todo pasa por el formato sino también importa el contenido: es el debate, según algunos foros de profesores universitarios que opinan sobre el fenómeno.
Contenido

ProQuest LLC es una compañía editorial estadounidense con sede en Ann Arbor, Míchigan, que abastece de bases de datos bibliográficos a universidades, escuelas, empresas públicas, corporaciones y bibliotecas públicas.​

En 2017, ProQuest se quedó con el control de eBrary, que desde 1999 había desarrollado junto a eLibro una interfaz en idioma español: www.e-libro.com, luego ampliada al portugués: www.e-livro.com. 

La idea es proveer de formatos electrónicos en tiempos en los que el papel ha perdido presencia, ni hablar en la pandemia 2020.

El problema se plantea cuando, por cuestiones diversas y todas muy lógicas, los contenidos curriculares plantean exigencias que no pueden satisfacer los estándares de contenidos ofrecidos.

Esto lleva al siguiente escalón: si las partes conocen en profundidad sus requerimientos, limitaciones y posibilidades antes de firmar el respectivo contrato. Si fueron precisos unos y otros, o prevalecieron otras cuestiones tales como la necesidad de venta de unos y la necesidad del marketing ante los alumnos en otros.

Aquí aparece el ex diputado nacional Eduardo Varela-Cid, quien cofundó y gestiona e-Libro.

En algún punto del circuito, así cómo él se encuentra satisfecho con su producto, aparecen comentarios de organizaciones de profesores universitarios que afirman que la voluminosa oferta editorial, sin embargo no abarca por completo sus exigencias curriculares. 

El debate no es menor porque todo lo que hace a la educación y la capacitación, que ya se encontraba sometido a fuerte polémica en la Argentina, con la irrupción de lo digital se hace más intenso, tanto por motivos tecnológicos como culturales, y ahora se le agrega el requerimiento docente.

Esto es lo que se ha verificado en debates en foros universitarios.

La alarma se trasladó a los rectorados de varias universidades contactadas por la plataforma para interesarlas en sus servicios: 

Universidad Siglo 21 de Córdoba
Universidad Católica de Córdoba
Universidad Argentina de la Empresa UADE
Universidad Nacional de Salta
Universidad Nacional de Tres de Febrero
Universidad Nacional de Tucumán 
Universidad Nacional de General Sarmiento
Universidad Nacional de la Patagonia Austral
Universidad Nacional de Lanús
Universidad Nacional de Luján
Universidad Nacional de Santiago del Estero
Universidad Nacional de Villa María
Universidad Nacional del Nordeste
Universidad Nacional del Sur.

Sin duda es una cuestión que habrá que resolver porque la necesidad existe, la pospandemia impone sus requerimientos y la tecnología llegó para quedarse.