MARTÍN INSAURRALDE

El intendente sin reelección que podría ser (otra vez) la carta de CFK

La presencia de la Vicepresidente en Lomas de Zamora disparó las especulaciones respecto a qué futuro pretendería para su anfitrión.

La aparición de Cristina Fernández el jueves en un acto de Lomas de Zamora dejó -como siempre- mucha tela para cortar. Habló de la campaña de vacunación, del FMI, criticó a la oposición y a los medios, se autoelogió por el plan de reparto de netbooks, y hasta mencionó a raperos con los que tal vez intentó crear un vínculo con el electorado más joven. 

Sin embargo, el mero acto en el populoso partido del conurbano bonaerense también implicó -creen en los corrillos- una señal política: algunos ven que la Vicepresidente intentó apuntalar al intendente local, Martín Insaurralde, como eventual candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires. 

Tal como consignó Urgente24, en el Gobierno buscan definir quiénes encabezarán la nómina para la pelea en el principal distrito electoral y si serán nombres de peso con perfil propio, o -en cambio- figuras de menor envergadura que se vean impulsados por Alberto Fernández y Axel Kicillof, quienes serían en última instancia los competidores reales. 

"Parece un gesto para instalar a Martín entre los nombres de posibles candidatos", sostuvo un intendente citado por eldiario.ar. 

No sería un experimento nuevo. Insaurralde encabezó la nómina del entonces Frente para la Victoria y obtuvo el 32% de los votos, lo que fue insuficiente contra el 44% que logró entonces Sergio Massa con su flamante Frente Renovador. 

Insaurralde hasta coqueteó con saltar hacia las filas del massismo, a cuyo líder une una amistad. Hoy las partes son aliadas en el Frente de Todos. 

En el entorno del intendente de Lomas, de todos modos, le bajan el tono a las especulaciones. "Martin fue parte de la mesa fundadora del Frente de Todos de la provincia de Buenos Aires y está en línea con Axel y Alberto. Pero la verdad es que está feliz como intendente y no es que se quiere ir", cita clarín.com. 

Cabe recordar que por la ley que aún rige en la provincia, Insaurralde no puede competir por una nueva reelección en 2023 en el distrito que gobierna desde 2009. 

Insaurralde también es probablemente el intendente más cercano a Máximo Kirchner y lo sindican como quien convenció al jefe de la bancada oficialista en la Cámara Baja para que ocupe la presidencia del PJ bonaerense, algo que se estaría concretando después de las elecciones legislativas. Es que la movida que le adjudican a Insaurralde generó una ruptura hacia adentro del partido -con Fernando Gray a la cabeza- y los estrategas quieren impedir que cualquier rencilla interna genere tensiones durante el proceso electoral. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario