Leído

PROMESAS Y CAMPAÑA

El realismo mágico de Macri cuando en el horizonte hay más ajuste

Lun, 18/03/2019 - 7:26pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El Presidente ahora supedita una recuperación de la economía a su reelección. A algunos les hizo acordar a aquella promesa de "lluvia de inversiones" con sólo ocupar la Casa Rosada. No ocurrió, como tampoco ninguno de otros tantos compromisos.

Contenido

Muy comentada fue la entrevista que Mauricio Macri concedió al programa 'La Cornisa', de Luis Majul, y que se vio en la noche del domingo por el canal América. 

Mucha repercusión causaron sus comentarios sobre Cristina Fernández y sobre Roberto Lavagna. Más aún la tuvieron los referentes a su recientemente fallecido padre, Franco Macri, sobre que fue partícipe de maniobras delictivas vinculadas al pago de coimas. 

Bastante menos eco tuvieron las declaraciones del Presidente en materia de economía, que es la razón del declive político de Cambiemos, más allá de que las encuestas le dan aún al jefe de Estado chances de obtener su reelección este año. 

Probablemente, entre esas declaraciones de índole económica se destaque la siguiente: “la situación va a mejorar cuando reconfirmemos el rumbo político".

Al hablar de reconfirmación, Macri se refiere a una victoria en las urnas en octubre, o tal vez en noviembre, si es que se requiere -como todo hasta ahora lo indica- un balotaje. 

Lo novedoso es que el Presidente ahora supedita una recuperación de la economía a su reelección. Se trata de una forma de estimular una respuesta electoral mediante la recreación de una expectativa positiva. 

Macri asegura que no es afecto a las "recetas mágicas" (le dijo a Majul que él no hace, justamente, "magia"), sin embargo, la promesa de un mejor horizonte que llegará con el sólo hecho de que se revalide su título presidencial se parece bastante a ese "realismo mágico" que le endilga a su rival con mayor fortaleza: Cristina Fernández. 

La promesa de una mejora si el Gobierno es reelegido tiene reminiscencias de aquella que hizo el Presidente en campaña en 2015, y que se refería a que con sólo sentarse en el sillón de Rivadavia se produciría tal shock de confianza que derivaría en una fenomenal "lluvia de inversiones" que cambiaría el destino del país. No pasó. 

Tampoco se llegará este año a la inflación de un dígito prevista en el inicio del Gobierno. En la Casa Rosada se conformarán a penas con que sea inferior al descomunal 48% de 2018. Tampoco habrá 'Pobreza 0'. Ni 'Pobreza 5' o '10' o '15', ya que se consolidará una guarismo cercano -o incluso superior- al 30% que Macri recibió de herencia. Tampoco habrá crecimiento en 2019, y el saldo de los 4 años de Macri mostrará que en 3 hubo recesión. 

¿Cómo creerle a Macri que su victoria conducirá a un mejor porvenir económico para los argentinos?

Ni siquiera está claro cuando terminará el ajuste. Los esfuerzos para llegar al tótem oficial del "déficit 0" este año no serán suficientes. Lo advirtió el FMI este mismo lunes. "Lograr un déficit primario 0 en 2019 requerirá una mayor restricción en el gasto gubernamental", señaló el Fondo en un comunicado. 

Macri dirá que no hace magia, pero sus promesas parecen requerirla.