Leído

RENEGOCIACIÓN

Deuda: La oferta se conocería este miércoles o jueves, mientras FT anticipa un "9no default"

Mar, 14/04/2020 - 6:12am
Enviado en:
Por Urgente24

Según trascendió, el ministro de Economía dará a conocer esta semana la propuesta a los acreedores privados bajo ley extranjera. Implicaría una quita del orden del 60% y un período de gracia de al menos todo lo que resta de mandato de Alberto Fernández. En el mundo financiero creen que la oferta será demasiado "dura" e inaceptable para los bonistas. 

El ministro de Economía, Martín Guzmán.
Contenido

El presidente Alberto Fernández adelantó en las últimas horas que la propuesta a los bonistas privados bajo legislación extranjera recibirían "en los próximos días" la oferta del Gobierno para la renegociación de esa deuda. 

Según trascendió este lunes, la propuesta se conocería entre el miércoles y el jueves, e implicará una fuerte quita respecto de la inversión inicial de los acreedores, en el capital y los intereses. 

La poda que maneja el ministro de Economía, Martín Guzmán, ronda el 60%. La primera diferencia entre el Palacio de Hacienda y los tenedores está en ese ratio. 

De acuerdo a infobae.com, en principio, la oferta más dura que plantea el Gobierno tiene en la actualidad un “valor” de unos 38 centavos por cada 100 (una quita de 62 centavos) y la de los bonistas es de 54 centavos (una quita de 46 centavos). En el medio, se llegó a un escenario de 45 a 48 centavos. En este caso, la diferencia entre ambas partes es mayor al 6%. 

Por otro lado, se plantea un período de gracia que abarcaría todo lo que resta de este mandato de Alberto Fernández, como mínimo. 

El próximo 22/04 vencen US$500 millones, de esa deuda que se pretende renegociar. Si no hay acuerdo para esa fecha y no se paga, se abre un período de 30 días, con un 2do y definitivo vencimiento el 22/05. Es durante ese lapso que el Gobierno intentaría cerrar la negociación en términos que hagan a la deuda argentina más sustentable, tal la palabra que suele utilizar el ministro Guzmán. 

La premisa del Gobierno es no entrar en default. Sin embargo, en el mundo financiero estiman que la Argentina se dirige hacia una nueva cesación de pagos de su deuda soberana. 

El diario británico Financial Times aseguró en un artículo que la Argentina se dirige a su 9no default, con inversores cada vez más frustrados dispuestos a rechazar la oferta de reestructuración de deuda del Gobierno que vence este mes.

Según el periódico, el retraso de los pagos de $10.000 millones de deuda de la ley local la semana pasada fue visto por muchos como "una señal de lo que está por venir", a lo que se agrega la demora en el plazo autoimpuesto para llegar a un acuerdo sobre $83.000 millones de deuda soberana con inversores privados.

Carlos Abadi, de Decision Boundaries, una firma de asesoría financiera, dijo al Financial Times que el Gobierno se arriesga a hacer una oferta a los inversores sin asegurarse primero de contar con un número suficiente de ellos. "Me temo que la Argentina puede saltar a la pileta sin asegurarse primero de que haya agua", dijo. "Es probable que el resultado sea un fracaso de la oferta y, por lo tanto, incumplimiento", añadió.

"Al ver dónde están ahora los precios de los bonos (los que tienen vencimiento en abril de 2021 han caído un 45% y el bono a 100 años más del 35% desde principios de marzo), el Gobierno probablemente se siente más empoderado y cree que puede presentar términos más agresivos", dijo Patrick Esteruelas, jefe de investigación de Emso Asset Management.

Algunos analistas recomiendan un punto muerto en las negociaciones hasta que la crisis del coronavirus haya pasado y la economía argentina se haya estabilizado. Abadi dijo que los acreedores aceptarían "un nuevo perfil de un año", que también satisfaría la necesidad de Argentina de detener el derrumbe de dólares a través de pagos de deuda.

"Si un acuerdo de deuda fue improbable el año pasado, en este contexto parece casi imposible. Pero la crisis abre una nueva puerta ", dijo el economista Eduardo Levy Yeyati, quien considera que la única opción viable de la Argentina es un punto muerto.

Argumentó que tal oferta a los tenedores de bonos podría ser "endulzada" usando algunos de los US$13.000 millones que aún no se han desembolsado del programa del FMI de US$57.000 millones actualmente suspendido de la Argentina, implementado cuando se rescató al país durante una crisis monetaria en 2018, como un pago por adelantado a los acreedores.