ACTUALIDAD Uruguay > alumnos >

LOS "CHARRUAS" NO LA VEN

Uruguay controla la ausencia de alumnos usando tabletas y carnets electrónicos

Gracias al "Plan Ceibal”, Uruguay tiene control de la asistencia en nivel primario y secundario desde hace una década. La presencia de alumnos es monitoreada.

La iniciativa se denominó “Tarjeta Uruguay Estudia” ya que cada jornada, munido con su identificación, el alumno del vecino país pasa su dispositivo por una máquina captadora que lo reconoce para que puedan quedar registradas las clases a las que asistió.

El uso del registro de asistencia a través de un carnet con chip es un procedimiento que reduce los tiempos dedicados de la función administrativa de los docentes para extender los dedicados a la actividad didáctica y pedagógica.

image.png
Uruguay controla la asistencia de sus alumnos

Uruguay controla la asistencia de sus alumnos

La identificación personal que se les entrega a los alumnos les permiten tener todo tipo de beneficios, como el acceso al transporte gratuito o bonificado. También, ingreso gratis a espectáculos o fuertes descuentos en determinada compra de servicios como entradas de teatro o recreación.

image.png
Tarjeta Uruguay Estudia

Tarjeta Uruguay Estudia

¿Qué pasa en Uruguay con las familias que no envían sus hijos a la escuela?

En el “paisito”, las familias no tienen la indolente opción que propone para Argentina el diputado libertario Alberto Benegas Lynch, quien no cree en la educación obligatoria.

Consultado por Urgente24.com, el periodista Gustavo Descalzi explicó cómo funcionan las alertas del sistema ante las deserciones continuas:

“Primero, existe una denuncia interna, dentro del establecimiento educativo. Luego, se llama a los visitadores sociales para saber qué pasa con el chico en problemas y con su entorno familiar. Posteriormente, existen dos instancias. La primera es la intimación a los padres o responsables legales para que el alumno retorne al aula. La segunda es el retiro de la asignación familiar a los progenitores. Se han creado grupos de trabajos multidisciplinarios para evitar cualquier tipo de deserción escolar”

Descalzi, quien se desempeña como corresponsal del canal argentino América TV en la banda oriental, agregó:

El ciclo básico es obligatorio en Uruguay. Se trata de seis años de colegio inicial y tres del secundario. Se establece la obligación de los padres o responsables legales de niños y adolescentes de contribuir al cumplimiento. Se hacen trabajos muy fuertes en los barrios periféricos y en el interior del país para evitar que los chicos abandonen las clases. Incluso, hay escuelas con apenas uno o dos alumnos en sectores rurales pero no se las cierra”.

Los “yoruguas” no la ven.