ACTUALIDAD Ramos Mejía > inseguridad > Policía Bonaerense

GASES LACRIMÓGENOS

Ramos Mejía: Se desmadró todo por la inseguridad

Fuerte represión a los manifestantes de Ramos Mejía que se quejaron enardecidos por la inseguridad del lugar. Hay manifestantes y policías heridos.

La Policía Bonaerense terminó reprimiendo a los manifestantes de Ramos Mejía que se quejaban enardecidos por la inseguridad. Lejos de cuidar a los vecinos y dar respuesta a sus reclamos, los uniformados se enfrentaron contra una multitud enojada por los múltiples robos, hechos violentos y asesinatos que ocurren en el lugar.

La manifestación empezó de manera pacífica, pero se desmadró con el paso de las horas tras el enojo de los cientos de manifestantes que estaban en el lugar, exigiendo, entre otras cosas, la renuncia del intendente Fernando Espinoza, el ministro Sergio Berni y el comisario de la comisaría de Ramos Mejía.

Además, una de las situaciones que hizo que la manifestación se saliera de control, quedó registrada por las cámaras del canal TN, donde se observa a un uniformado de la policía bonaerense, arrebatar un cartel a un grupo de vecinos que manifestaba exigiendo seguridad. Esa situación generó indignación en los presentes y generó tensión, conflicto y enfrentamiento.

https://twitter.com/todonoticias/status/1457854784044679169
https://twitter.com/RealTimeRating/status/1457857814240583681

Según consignaron algunos medios presentes en el lugar, funcionarios de la policía y manifestantes resultaron heridos en un enfrentamiento que incluyó botellazos y gases lacrimógenos.

La marcha fue desde el kiosco donde una pareja de ladrones (entre ellos una menor de 15 años) asesinó Roberto Sabo, y en ese sentido los manifestantes pretendían llegar hasta a comisaría segunda. Sin embargo, al intentar llegar a las sede policial, un vallado y un cordón de oficiales se lo impidió, y allí también se generó un clima de total tensión.

“Un hijo de puta me sacó a mi papá. Me quiero ir del país”, dijo uno de los hijos del kiosquero asesinado en Ramos Mejía. Además, recordó cómo era Roberto Sabo: “Todos los días venía a laburar, de domingo a domingo, hace más de 25 años”.

“El kiosco fue su vida, él laburaba, era buena gente ”, agregó.

Por su parte, el papá de la víctima, que ya se mostró en los medios visiblemente afectado por lo ocurrido, participó de la marcha y disparó:

“Hay zona liberada en todos lados. Quiero Justicia, quiero que me devuelvan a mi hijo”. También contó que el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, se comunicó con él.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario