POLÍTICA Milei > empresas > España

CRISIS DIPLOMÁTICA

Las empresas españolas que se reunieron con Milei rechazaron el ataque a Sánchez

La central empresaria española criticó "declaraciones fuera de todo". Se sumaron Telefónica, Abertis y Naturgy. Adorni le bajó el tono a las expresiones.

El Gobierno le bajó el tono este lunes a las críticas que hicieron empresas españolas al presidente Javier Milei por la escalada en el conflicto con el gobierno de Pedro Sánchez. Varias de esas multinacionales tiene inversiones en la Argentina, cuyos representantes se reunieron el sábado con Milei en Madrid.

Antonio Garamendi, presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) encabezó los reclamos y se sumaron empresas de primera línea como Telefónica, Santander, BBVA, Iberia y Naturgy, entre otras.

“Son declaraciones fuera de tono. No es el sitio ni el lugar. No es lo que se pide a dos países amigos. España es el principal inversor europeo en Argentina”, afirmó Garamendi en declaraciones a la cadena SER.

Para el líder de la CEOE, la principal patronal española, “no tiene absolutamente ningún sentido que se ataque” a Sánchez y además hacerlo en la capital española.

El Grupo Telefónica avaló “de manera total” las palabras de Garamendi y reclamó una “atmósfera de colaboración y diálogo constructivo” con la Argentina. Dijo que “carece de sentido” el “ataque” de Milei a Sánchez. Recordó que ejecutivos de la compañía “tuvieron la oportunidad de escuchar y compartir con el presidente Milei los planes de acción que se están llevando a cabo en Argentina y la situación actual de las inversiones en aquel país en un marco de trabajo absolutamente de índole técnica y económica”.

Abertis, presente en la Argentina en el negocio de las autopistas, dijo que “este tipo de lenguaje e insultos no contribuyen a la convivencia de nuestras sociedades y, en ningún caso, deberían formar parte de la dialéctica política entre dos países hermanos, con una larga historia de colaboración y defensa de la democracia”.

La energética Naturgy sumó su apoyo a las declaraciones de Garamendi. Su presidente, Francisco Reynés, expresó en un foro del que participó Pedro Sánchez este lunes: “Los respetos personales tienen que prevalecer por encima de cualquier opinión”.

Se trata de empresas, incluida la propia CEOE, que enviaron a sus representantes el sábado a la embajada argentina para entrevistarse con el Presidente.

Posteriormente, durante la convención del partido de ultraderecha Vox el domingo, Milei dio un discurso en el que atacó directamente a la esposa del mandatario Pedro Sánchez, a la que trató de "mujer corrupta" por estar implicada en una investigación judicial. A partir de allí escaló el conflicto y se reclamó desde la Moncloa que el libertario pidiera disculpas, algo que desde la Casa Rosada hicieron saber que no ocurrirá.

Respecto de la opinión de las empresas, el vocero Manuel Adorni evitó confrontar con las mismas y bajó el tono a la discusión al asegurar que el Gobierno está "abierto a las diferentes opiniones".

Según el funcionario, las palabras del Presidente "no son más que opiniones que no afectan a los pueblos, ni a las inversiones ni a la posición de los empresarios, y opinan libremente sobre lo que ocurrió".

"Con respecto a la opinión que pueda hacer un grupo de empresarios o cualquier persona de a pie, está muy bien que se opine y que se vea la película completa, que es lo que nos interesa", dijo y volvió sobre que fue el gobierno socialista el que inició la tensión.