Leído

ARDE CANCILLERÍA

El frente masculino acusa a Felipe Solá de oportunismo de género

Jue, 16/07/2020 - 12:35pm
Enviado en:
Por Urgente24

Felipe Solá anunció hoy 15/7 la designación de siete mujeres que serán jefas de consulados en distintas ciudades importantes del mundo y se elevarán para consideración del Presidente la propuesta de cinco embajadoras. Claro que la resolución no pasó desapercibida para el frente masculino, que ahora es el que acusa de "discriminación". Por lo pronto con la medida, que apunta a "promover los derechos de la mujer", el canciller aseguró que aumenta un 37 por ciento la presencia de las mujeres en los consulados respecto a diciembre de 2019 y un 88% el número de embajadoras en relación al mismo periodo.

El frente masculino acusa a Felipe Solá de oportunismo de género
Contenido

La Cancillería avanzó hoy 15/7 con varias designaciones de consulesas y embajadoras para cumplir funciones en distintas ciudades centrales "en línea  con el compromiso asumido de continuar sumando esfuerzos para hacer efectiva la defensa y la promoción de los derechos de las mujeres argentinas", tal como se informó oficialmente.

El ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá, detalló la resolución a través de un comunicado: "Firmé la designación de siete consulesas que asumirán como jefas de consulados estratégicos para el país y en varias ciudades estratégicas e importantes como Londres, Santiago de Chile, Ciudad de México, Maldonado, Hamburgo, Madrid y Roma ", indicó.

Las consulesas designadas son: Laura Ramírez (Hamburgo); Carolina Pérez Collman (Londres); Gabriela Quinteros (México); Ana Tito (Roma); Mónica García (Madrid); Patricia Salomone (Santiago de Chile) y Bárbara Vera Figueroa (Maldonado).

Asimismo, informó que se elevarán para consideración del Presidente la propuesta de cinco embajadoras: "Se elevarán a consideración de Alberto Fernández los proyectos para la designación de cinco embajadoras que ocuparán representaciones de gran relevancia para la política exterior en países de Europa, Oceanía y América, a la vez que contribuirán a acercarnos hacia el ideal de igualdad de género que moviliza día a día a nuestro gobierno" explicó el canciller

Con la resolución, aumenta un 37 por ciento la presencia de las mujeres en los consulados respecto a diciembre de 2019 y un 88% el número de embajadoras en relación al mismo periodo, indicó Solá.

"Desde la cartera de Relaciones Exteriores seguimos implementando medidas para construir la igualdad sustantiva de género y, como consecuencia de la creación del Ministerio de las Mujeres, hace cuatro meses se recreó en Cancillería la Dirección de la Mujer y Asuntos de Género, hoy bajo la conducción de una diplomática de carrera", continúa el comunicado.

Claro que mientras hay un sector grande que celebra la medida, que desde Cancillería afirman que "va en línea con la tendencia internacional y responde a los requerimientos del país que busca promover los derechos de la mujer", hay otro que mira la resolución con recelo; el frente masculino, cuyos representantes diplomáticos se sentirían "discriminados" de acuerdo a lo informado por uno de ellos a este diario.

Otros cuestionan, ya en el mundo de las redes sociales, si se trata de una medida en el marco de una política de género o meramente un compromiso político. Pero ya es otra discusión.

Por lo pronto, la actual gestión de la Cancillería buscaría más acciones afirmativas en la cuestión de género, de acuerdo a lo esgrimido por fuentes oficiales. Tal es la importancia que le dió el gobierno a la cuestión, que ni bien asumió Felipe Solá se creó la Dirección de la Mujer y Asuntos de Género que está en manos de la diplomática Ana Sarrabayrouse. 

La directora de la Mujer y Asuntos de Género, Ana Sarrabyrouse, fue una de las funcionarias que primero salió a celebrar la medida públicamente: "Una sociedad como la argentina en la que las mujeres ocupan las mismas profesiones y lo hacen en proporción similar a los varones, requiere verse reflejada en una representación externa que muestre a las mujeres en igualdad de capacidades y responsabilidades, involucradas en la toma de decisiones que hacen de la política exterior argentina y la atención a ciudadanos en el exterior una tarea realizada con perspectiva de género”, señaló.