SALUD

REUNIÓN CON VIZZOTTI

Avanzan las negociaciones para un nuevo antídoto covid en Argentina: vacunas cubanas

Argentina sigue negociando con diferentes países y laboratorios para tener la mayor cantidad de dosis disponibles de vacunas anticovid y así seguir inmunizando a la población. Las negociaciones son cada vez más intensas debido a que, en medio de la segunda ola y cuando el clima no juega a favor, el Gobierno necesita avanzar con el proceso de vacunación para evitar así más contagios y muertes por el virus. En ese sentido, trascendió que este jueves 06/05 la ministra de Salud, Carla Vizzotti, se reunió con su par cubano, José Ángel Portal Miranda, para intercambiar información sobre el desarrollo de vacunas contra el coronavirus en ese país caribeño, las primeras concebidas y producidas en América latina para la región. Los detalles:

Argentina también está interesada, por lo menos, en la vacuna "Soberana 2", el antídoto para el covid que está desarrollando Cuba. 

En esa línea, trascendió que hoy 06/05 la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, y la asesora presidencial, Cecilia Nicolini, mantuvieron un encuentro virtual con el Ministro de Salud Pública de Cuba José Ángel Portal y otros representantes del gobierno y del sector científico de ese país, para intercambiar información sobre los desarrollos en ese país de vacunas contra la COVID-19, las primeras concebidas y producidas en América Latina para la Región.

Durante la reunión, los participantes cubanos dieron cuenta de los avances alcanzados en cuanto a la evaluación de seguridad e inmunogenicidad en el desarrollo de las vacunas Soberana y Abdala, en sus respectivas fases de ensayo, informaron fuentes oficiales.

Ya la Argentina había adelantado su interés por las vacunas cubanas, incluso, a principios de abril, la asesora presidencial Cecilia Nicolini había indicado que la producción de Soberana dispone "muchos avances muy esperanzadores" desde el punto de vista médico y que el país caribeño aspira a poder inocular a su población y también "exportarla".

Cuba produce actualmente cinco tipos de vacunas contra el coronavirus, en distintas fases de investigación y segmentadas para distintos grupos poblacionales: Soberana 01, Soberana 02, y Soberana Plus, del Instituto Finlay de Vacunas (IFV); y otras dos llamadas Abdala y Mambisa, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología.

Este proceso de desarrollo científico en el que quiere involucrarse la Argentina, cuenta también con la participación de Irán, donde el país caribeño envió cien mil dosis de la Soberana 02, para 24.000 voluntarios de ensayos clínicos de ocho Universidades de Ciencias Médicas de las provincias iraníes de Mazandaran, Babol, Isfahan, Yazd, Kerman, Hormozgan, Zanyan y Hamedan. El desarrollo de las cinco vacunas, tal como ha quedado registrado en la prensa cubana, requiere de un sofisticado despliegue logístico de intervención poblacional para los estudios.

Soberana entró a las sucesivas etapas de pruebas el 19 de octubre del año pasado y a principios de marzo, la farmacéutica BioCubaFarma confirmó que la Autoridad Reguladora de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos de Cuba (Cecmed) dio luz verde a la etapa final de investigación.

Al menos 90 mil cubanos de diez comunas fueron inyectados para esa prueba y la propia Cecmed garantizó la “ exhaustiva valoración de los ensayos ” anteriores y la calificó como una vacuna “muy segura”.

Se trata de un fármaco conjugado en el cual se combina el antígeno del virus y el toxoide tetánico, por lo que se espera que la inmunidad alcance la mucosa del tracto respiratorio con el propósito de evitar la entrada del virus. Es decir que evitaría el contagio, algo de lo que no todas las vacunas aplicadas hasta ahora garantizan; lo que está confirmado aminoran la sintomatología y disminuyen los riesgos de muerte, pero no la entrada del virus ni el recontagio.

En el esquema de vacunación de las variables cubanas está contemplada la aplicación de tres dosis por persona. Desde el instituto IFV, según publicó Granma, explicaron: “Solo con una dosis, hay personas que ya alcanzan un nivel de inmunidad que les sirve de protección, hasta les impide infectarse; sin embargo, otras personas les da inmunidad; y con una tercera se refuerza. Con ello estamos diciendo que es posible que la vacuna proteja de la infección, pero no en la misma magnitud que va a proteger de la enfermedad”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario