Leído

TRASLADO DE JUECES

Para los K, "la Corte se pegó un tiro en el pie" y Lugones alertó que "el país se puede ir al demonio"

Mie, 30/09/2020 - 2:58pm
Enviado en:
Por Urgente24

Sigue la polémica por la decisión de la Corte Suprema de aceptar el pedido de per saltum por parte de los jueces Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, al que luego se sumó el caso de Germán Castelli. Graciana Peñafort, directora de Asuntos Jurídicos del Senado y mano derecha de la vicepresidenta Cristina Fernández, entendió que "fue un tiro en el pie ceder a los escraches y presiones mediáticas". En tanto, el presidente del Consejo de la Magistratura, Alberto Lugones, "si la Corte confirma los traslados de Bruglia y Bertuzzi, abre una caja de Pandora. Si la Corte confirma los traslados, permite que cualquier gobierno ponga a jueces sin el cumplimiento de la Constitución y el país se va al demonio".

Corte Suprema.
corte_suprema.jpg
Fuerte presión del oficialismo sobre la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
Contenido

Si bien la Corte Suprema de Justicia de la Nación no resolvió la cuestión de fondo, aceptó el pedido de per saltum para tratar el traslado de jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli por decreto, que el Senado resolvió dejar sin efecto.

La abogada Graciana Peñafort, directora de Asuntos Jurídicos del Senado y mano derecha de CFK, ratificó en AM750 la lectura K sobre la "presión mediática" y los "escraches" como ejes para que el Máximo Tribunal tomara dicho caso. "Ahora, cada vez que haya un tema complejo, van a sufrir la misma presión. Si los poderes fácticos encuentran la manera de afectar a un funcionario de esa manera, no paran nunca más”, insistió.

“Si ves la sentencia, se apuran los tiempos para decidir el fondo de la cuestión: una señal del nivel de presión a que estaba sujeta la Corte, mas allá de que estoy de acuerdo en que haya una respuesta de fondo a la brevedad", señaló en dicha radio.

“Me parece absurdo que en la Argentina tengamos dos tipos de jueces: los que se nombran según la Constitución y los que no. Sería un descalabro en términos judiciales, porque entonces se podría hacer indiscriminadamente. Lo podría hacer Alberto Fernández y el presidente que venga después de él.

Este es un interés contrario al del país. Es un tiro en el pie al funcionamiento razonable del país, señaló.

El presidente del Consejo de la Magistratura, Alberto Lugones, a su vez analizó que si la Corte Suprema de Justicia confirma los traslados de los jueces federales "abre una caja de Pandora y permite que cualquier gobierno ponga a jueces sin el cumplimiento de la Constitución, y el país se va al demonio".

"Pese a lo que digan las tapas de algunos diarios, no fue más que la aprobación de un recurso extraordinario", desmintió Lugones a Clarín y La Nación, quienes hicieron una mala y apresurada lectura de la acordada, queriendo instalar que la CSJN había rechazado la decisión del Senado de la Nación. En realidad, aún no se trató la cuestión de fondo.

"La Corte tiene ahora dos alternativas: rechazar los traslados y que se cumpla lo que dice la Constitución que habla de un concurso, terna, y acuerdo del Senado; o lo contrario", dijo Lugones tras rematar con que el primer camino "es lo que corresponde a un país serio".

"En cambio, si la Corte confirma a los jueces, habría que pensar qué sentido tienen los concursos de ahora en adelante y dejarían muy baja la institucionalidad ya que no estaríamos cumpliendo la Constitución", destacó Lugones en El Detape.

La agencia estatal Télam, en tanto, rápidamente salió a titular: La Corte Suprema de Justicia declaró admisible el pedido de "per saltum" de los jueces.

En esta línea, destacó un textual de la acordada: "Corresponde declarar admisible el recurso extraordinario por salto de instancia articulado en los presentes, con efecto suspensivo únicamente respecto a la sentencia recurrida (artículo 257 ter 3° párrafo, del código citado)".

El viceministro de Justicia de la Nación, Juan Martín Mena, que pertenece al ala K del Frente de Todos, coincidió con Peñafort: "Parece que ganó el apriete y la presión mediática a la hora de fijarle la agenda a la Corte".

"Esto nos va a permitir conocer si tenemos una Corte Suprema que se va a apegar al respeto de la Constitución y la ley o si va a resolver conforme a los intereses mediáticos", dijo a Radio 10.