ACTUALIDAD > elecciones 2021 > Frente de Todos > juntos por el cambio

GIACOBBE

Elecciones 2021 casi empatadas en Provincia de Buenos Aires

Elecciones 2021 sin ganadores netos parece resultar la conclusión de la encuesta de Jorge Giacobbe (hijo) confirmando lo que había anticipado su padre.

Elecciones 2021 cada vez más cerca. La mayoría de los ciudadanos aún se encuentra alejada del evento próximo. Otro dato es que la mayoría de los ciudadanos no se identifica con el bipartidismo que intentan instalar el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

La mayoría de los ciudadanos se declaran ' independientes', en el marco de la cultura del zapping electoral que no toman en cuenta muchos políticos y por eso suceden las sorpresas.

En su mayoría, los electores no se encuentran comprometidos con algún bando, y pueden votar por quien prefieran. Esto ha sido así desde el regreso de la democracia, ¿o Raúl Alfonsín no ganó con votos peronistas en 1983?

Semejante realidad supone que, aún cuando quien gobierna cree que distribuir el dinero del Estado impone su victoria, el triunfo puede ser de cualquiera.

Jorge Giacobbe (padre) le dijo a Edgar Mainhard, director de Urgente24, en la última conversación que mantuvieron antes de su final:

Estos de Juntos para el Cambio son medio boludos. Todavía no se dieron cuenta que podrían ganar en Provincia de Buenos Aires. El FdT no tiene lo que dice que tiene. Estos de Juntos para el Cambio son medio boludos. Todavía no se dieron cuenta que podrían ganar en Provincia de Buenos Aires. El FdT no tiene lo que dice que tiene.

En aquel momento nadie estaba afirmando lo que ahora sí ya se sabe: la elección es pareja, el FdT no parece obtener la ventaja de 10 puntos porcentuales en Provincia de Buenos Aires que necesita para equilibrar su derrota en Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Córdoba, Provincia de Mendoza y Provincia de Santa Fe.

giacobbe1.jpg
Giacobbe & Asociados discrepa con Poliarquía, que afirmaba que la vacunación compromete a los vacunados con el oficialismo que los vacunó. Resultaría excelente que se confirmara para la democracia en transición: que el electorado no considere la vacunación como una dádiva.

Giacobbe & Asociados discrepa con Poliarquía, que afirmaba que la vacunación compromete a los vacunados con el oficialismo que los vacunó. Resultaría excelente que se confirmara para la democracia en transición: que el electorado no considere la vacunación como una dádiva.

Algunos datos

Nadie mejor que Jorge Giacobbe (hijo) para explicar el más reciente trabajo de investigación de opinión pública de su consultora:

Por el lado del oficialismo nacional, Alberto Fernández crece en imagen positiva casi 3 puntos aunque no supera los 30, al igual que Cristina Kirchner. En sentido contrario, Axel Kicillof pierde 2. Por el lado de la oposición, Mauricio Macri pierde menos de 1 punto de positiva y gana lo mismo de negativa. La situación de la negociación de las listas en la Ciudad de Buenos Aires deja a Horacio Rodríguez Larreta con 2 puntos menos de imagen positiva, y a Patricia Bullrich con 2 más. Por el lado del oficialismo nacional, Alberto Fernández crece en imagen positiva casi 3 puntos aunque no supera los 30, al igual que Cristina Kirchner. En sentido contrario, Axel Kicillof pierde 2. Por el lado de la oposición, Mauricio Macri pierde menos de 1 punto de positiva y gana lo mismo de negativa. La situación de la negociación de las listas en la Ciudad de Buenos Aires deja a Horacio Rodríguez Larreta con 2 puntos menos de imagen positiva, y a Patricia Bullrich con 2 más.

En cuanto a deseos de triunfo, el 30% de los encuestados indica que quiere que el Frente de Todos gane las elecciones, y el 60.9% quiere que las pierda. Tenemos aquí una primera noción de “piso” electoral del oficialismo. En la otra esquina del ring, 44.1% indica que desea que Juntos por el Cambio gane las elecciones. Pero este público no se comporta de la misma forma que el oficialista. Una parte fuga su voto a opciones liberales y hay que considerar que una parte también fuga su voto a terceras opciones de valor provincial. En cuanto a deseos de triunfo, el 30% de los encuestados indica que quiere que el Frente de Todos gane las elecciones, y el 60.9% quiere que las pierda. Tenemos aquí una primera noción de “piso” electoral del oficialismo. En la otra esquina del ring, 44.1% indica que desea que Juntos por el Cambio gane las elecciones. Pero este público no se comporta de la misma forma que el oficialista. Una parte fuga su voto a opciones liberales y hay que considerar que una parte también fuga su voto a terceras opciones de valor provincial.

Desde Giacobbe & Asociados visualizamos la configuración de una pelea de genéricos. Donde votar “a favor” o “en contra” de Cristina será mucho más importante que la calidad de cada uno de los candidatos. Entonces resulta crucial auscultar a la población en ese sentido. Desde Giacobbe & Asociados visualizamos la configuración de una pelea de genéricos. Donde votar “a favor” o “en contra” de Cristina será mucho más importante que la calidad de cada uno de los candidatos. Entonces resulta crucial auscultar a la población en ese sentido.

Consultados por voluntad de voto en términos de espacios políticos, tenemos dos situaciones distintas, con y sin proyección de indecisos, pero siempre tendiente a la polarización. Sin proyección, es decir con más de 25.8% de indecisos, el Frente de Todos mide 27.9% y Juntos por el Cambio 33.8%. Hay 5.9% de diferencia a favor de la principal herramienta de la oposición. Muy lejos le siguen el “peronismo no kirchnerista” y los “liberales” con 4.5% y 6.4% respectivamente, es decir, que pueden entrar en la disputa de conseguir diputados dependiendo del rendimiento en cada provincia. Consultados por voluntad de voto en términos de espacios políticos, tenemos dos situaciones distintas, con y sin proyección de indecisos, pero siempre tendiente a la polarización. Sin proyección, es decir con más de 25.8% de indecisos, el Frente de Todos mide 27.9% y Juntos por el Cambio 33.8%. Hay 5.9% de diferencia a favor de la principal herramienta de la oposición. Muy lejos le siguen el “peronismo no kirchnerista” y los “liberales” con 4.5% y 6.4% respectivamente, es decir, que pueden entrar en la disputa de conseguir diputados dependiendo del rendimiento en cada provincia.

A título de hipótesis que nos pueda despejar un poco el panorama, realizamos una proyección no lineal. Tomamos entonces los datos obtenidos en las demás preguntas como forma de inferir la elección de los indecisos, pudiendo reducir ese volumen de 25.8% a 14.2%. Crece el Frente de Todos hasta 35.8% (+7.9%) lo que quiere decir que existe un voto tentativo latente, escondido seguramente por la vergüenza de no estar en el mejor momento del espacio político. Juntos por el Cambio crece hasta 35.2%, menos que el oficialismo, pero finalmente quedan balanceados. El peronismo no kirchnerista asume entonces valor 5.2%, los liberales 8.1% y la izquierda se mantiene en 1.4%. (...) Aún proyectando existe un 14.2% de argentinos que no tienen idea de qué decisión tomar. A título de hipótesis que nos pueda despejar un poco el panorama, realizamos una proyección no lineal. Tomamos entonces los datos obtenidos en las demás preguntas como forma de inferir la elección de los indecisos, pudiendo reducir ese volumen de 25.8% a 14.2%. Crece el Frente de Todos hasta 35.8% (+7.9%) lo que quiere decir que existe un voto tentativo latente, escondido seguramente por la vergüenza de no estar en el mejor momento del espacio político. Juntos por el Cambio crece hasta 35.2%, menos que el oficialismo, pero finalmente quedan balanceados. El peronismo no kirchnerista asume entonces valor 5.2%, los liberales 8.1% y la izquierda se mantiene en 1.4%. (...) Aún proyectando existe un 14.2% de argentinos que no tienen idea de qué decisión tomar.

giacobbe2.jpg
El Frente de Todos hace referencias permanentes a la deuda y la economía que heredó. Sin embargo, la percepción de la opinión pública parece diferente.

El Frente de Todos hace referencias permanentes a la deuda y la economía que heredó. Sin embargo, la percepción de la opinión pública parece diferente.

Dicen que la Madre de todas las Batallas estará en Provincia de Buenos Aires, ya que Ciudad de Buenos Aires es algo así como un trámite administrativo para Juntos por el Cambio, seguro triunfador. Entonces, vayamos a la mayor provincia argentina:

Según la pregunta por espacios políticos, la pelea en el distrito que será el eje de la discusión simbólica de estas elecciones se torna pareja y polarizada. Con 9.5% de indecisos, el Frente de Todos aspira a 37.5% y Juntos por el Cambio a 38.4%. Los dos terceros parecen encaminarse a realizar elecciones dignas por más que no puedan romper la polarización. Pero cuando analizamos esta elección por candidatos (supuestos) podemos ver que todas las internas suman menos votos que las decisiones genéricas. Es decir, que hay porciones de electorado queriendo votar un espacio, pero aún no han decidido por cuál candidato zanjar la disputa, o bien, porque ninguno les convence. Los indecisos crecen entonces a 21.8%. La hipótesis de triple interna del Frente de Todos suma 27.9% (11.7% de Santiago Cafiero, 8.6% de Sergio Berni y 7.6% de Wado de Pedro. Es decir, 9.6% menos que el genérico. La hipótesis de doble interna de Juntos por el Cambio suma 34.7% (19.3% de Diego Santilli y 15.4% de Facundo Manes). Resulta 3.6% menos que el genérico. Lo mismo sucede con el 5.1% de Florencio Randazzo (-1%) y el 6.8% de José Luis Espert (-0.4%). Según la pregunta por espacios políticos, la pelea en el distrito que será el eje de la discusión simbólica de estas elecciones se torna pareja y polarizada. Con 9.5% de indecisos, el Frente de Todos aspira a 37.5% y Juntos por el Cambio a 38.4%. Los dos terceros parecen encaminarse a realizar elecciones dignas por más que no puedan romper la polarización. Pero cuando analizamos esta elección por candidatos (supuestos) podemos ver que todas las internas suman menos votos que las decisiones genéricas. Es decir, que hay porciones de electorado queriendo votar un espacio, pero aún no han decidido por cuál candidato zanjar la disputa, o bien, porque ninguno les convence. Los indecisos crecen entonces a 21.8%. La hipótesis de triple interna del Frente de Todos suma 27.9% (11.7% de Santiago Cafiero, 8.6% de Sergio Berni y 7.6% de Wado de Pedro. Es decir, 9.6% menos que el genérico. La hipótesis de doble interna de Juntos por el Cambio suma 34.7% (19.3% de Diego Santilli y 15.4% de Facundo Manes). Resulta 3.6% menos que el genérico. Lo mismo sucede con el 5.1% de Florencio Randazzo (-1%) y el 6.8% de José Luis Espert (-0.4%).

FUENTE: Urgente24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario