Leído

CASA ROSADA

Alberto F. organiza su mapa internacional: Correa, Lugo, Mujica y el ex canciller de Lula

Mar, 10/12/2019 - 4:38pm
Enviado en:
Por Urgente24

Una vez ya presidente de Argentina, después de dar juramento y quedarse con la banda presidencial en el recinto del Congreso, el nuevo mandatario, Alberto Ferández recibió a sus homólogos internacionales en el Salón Blanco de la Casa Blanca. Acompañado del canciller Felipe Solá, el presidente se ocupó de comenzar a organizar una reunión socialista y un desfile de líderes: Uruguay llevó al presidente Tabaré Vázquez llegó con el próximo de centro derecha, Lacalle Pou. Aunque también viajó José Pepe Mujica, el mayor líder del socialismo uruguayo. Chile se ausentó, Brasil finalmente envió al vicepresidente y militar, Hamilton Moreau, pero también al ex canciller de Lula. Además, hubo lugar para Fernando Lugo y Rafael Correa.

Alberto Fernández, Felipe Solá con el líder del socialismo uruguayo, Pepe Mujica y su esposa Lucía Topolansky
Contenido

Mientras la región latinoamericana continúa hundida en crisis sociales y políticas, como es el caso de Chile y Colombia, Argentina ya tiene nuevo presidente. Alberto Fernández juró hoy y recibió la banda presidencial por parte del ahora ex mandatario de centro derecha, Mauricio Macri. Y como indica el protocolo, el presidente recibió a miembros de los distintos países alrededor del mundo, aunque por supuesto quienes mayor representación tuvieron fueron los países de América Latina, teniendo en cuenta que muchos de los países enviaron a más de un representante.

Ese fue el caso de Uruguay que mostró un gran nivel de institucionalidad al presentar al presidente electo y de centro derecha, Luis Lacalle Pou, así como el actual presidente y representante de la izquierda uruguaya, Tabaré Vázquez. Sin embargo eso no fue todo ya que quien también formó parte de la lista de invitados de Fernández fue el líder del Frente Amplio en Uruguay y ex presidente, José Pepe Mujica y su esposa y actual vicepresidenta, Lucía Topolansky. 

La relación bilateral con Uruguay es más que clave para Argentina teniendo en cuenta la cercanía de sus fronteras, es por eso que fue  tan comentada la elección en el país vecino, sobretodo teniendo en cuenta que el ahora presidente argentino había apoyado fuertemente la candidatura de quien representó al Frente Amplio en las pasadas elecciones, Daniel Martínez. La delegación uruguaya fue la más grande durante el encuentro de los presidentes internacionales con Alberto. Pero por supuesto no fue la única. 

Después de las controversias por parte de los dichos y la negación de asistir del presidente Jair Bolsonaro, y como previamente había informado Urgente 24, Brasil dijo presente y envió a su vicepresidente y representante de los militares en Brasil, Hamilton Mourao. Así lo comunicaron el pasado 09/12 desde Brasil. Aunque recordemos que Bolsonaro mantiene una relación más que tensa con el nuevo gobierno argentino y es una incógnita cómo se desarrollarán las mismas a partir de ahora. 

Aunque no fue el único representante invitado. Celso Amorim, quien fue el canciller del ex presidente y líder del Partido de Trabajadores de Brasil, Lula da Silva, llegó a la Casa Rosada en representación del socialismo brasileño. Tengamos en cuenta que desde que Fernández presentó su candidatura se puso como defensor de la causa de ¡Lula Livre! para la liberación del ex presidente, quien finalmente fue dejado en libertad  a principios del mes de noviembre. 

En medio de los estallidos sociales y políticos en América Latina, la mayoría de ellos como un acto de rebeldía hacia los gobiernos de centro derecha como el de Sebastián Piñera en Chile, quien finalmente no acudió a la asunción de Fernández debido a la polémica sobre un avión militar chileno desaparecido cuando se dirigía a la Antártida. Esto llegó como otro escándalo para el mandatario chileno que tanto él como su índice de popularidad no aguantarán. Otro de los países protagonistas de los estallidos provocados por los aumentos en la economía fue Ecuador, que por cierto fue el que comenzó con la cadena. 

Aunque el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, fue uno de los mayores ausentes latinoamericanos en la jornada protocolar entre mandatarios. Pero quien asistió fue el ex mandatario y también par de CFK durante su gobierno, Rafael Correa. El representante del socialismo ecuatoriano es el más crítico del gobierno de Moreno y llegó a la Casa Rosada, abrazó al nuevo presidente y se fotografió con el mismo y con el nuevo canciller, Felipe Solá. Este último es una de las figuras más cuestionadas del gobierno de Alberto, pero no fue para nada sorpresivo teniendo en cuenta que es un hombre cercano a Alberto. Su participación en la ceremonia con los mandatarios internacionales fue un gran gesto por parte del presidente ya que no está dentro del protocolo.

Fernando Lugo, el ex presidente paraguayo y homólogo ideológico de Alberto y CFK, también fue invitado y asistió a la ceremonia de asunción. Sin embargo aquí también se presentó Mario Abdo Benítez, el actual mandatario del país fronterizo del norte que  representa la centro derecha en el país en la actualidad. Por otro lado, los dos grandes invitados y ausentes fueron Vladimir Putin y Emmanuel Macron, el segundo sobre todo teniendo en cuenta el acuerdo del Mercosur y la Unión Europea que comenzó Mauricio Macri pero que parece que no será bien recibido por Fernández.