Seineldín, un druso a la criolla

De entre las más de sesenta sectas en las que se dividen los chiítas, puede mencionarse a los drusos. El más conocido en la Argentina es el coronel Mohamed Alí Seineldín, jefe del llamado grupo"Carapintada", que protagonizó dos de los cuatro fallidos golpes de Estado entre 1988 y 1990 contra los ex presidentes Raúl Alfonsín y Carlos Menem.

El origen de los drusos es dudoso, y está plagado de fábulas y leyendas. Se cree que fueron descendientes de una secta musulmana, fundada en Egipto. Poseen cuatro libros sagrados, los cuales, aún en la actualidad son leídos y comentados en asambleas secretas. Creen que Dios es uno, y se ha encarnado en diferentes ocasiones, pero siempre está asistido por cinco espíritus que también se manifiestan a los hombres. Su odio y las feroces matanzas a los cristianos, incluso a los maronitas en el Líbano y Siria, durante los años 1860 y 1861 obligaron a Francia a intervenir en tan cruento conflicto por lo que se vieron obligados a huir. Esto pueblo, guerrero y rebelde, se opuso tenazmente a la influencia y dominación turca y francesa. Aún hoy, ya dentro de los límites políticos y geográficos de la ciudad de Damasco, los drusos continúan reivindicando sus ideas independentistas; lo que ha motivado sucesivos levantamientos armados en Siria.

Condenan el divorcio, se abstienen del alcohol y el tabaco y creen en y en lo que llaman la Batalla de Armagedón, una lucha final entre los cristianos y musulmanes. En sus orígenes está relacionada con la rama si`i del Irak.

El primer líder druso, al-Dazari, fue un turco. A principios del siglo XIII, los drusos pasaron a la clandestinidad. Aceptan una parte del Corán. Por ser monoteístas y por celebrar la Pascua, tienen puntos de contacto con el Cristianismo pero siguen tradiciones de los chiítas de Irán.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario