CAMPAÑA 2017

Evitar otro caso Pepsico: Abortan el desalojo de despedidos de una planta en Campana

Se trata de 128 cesanteados de la química Carboclor, que cerró sus puertas alegando una "grave situación financiera". Los despedidos reclaman el pago completo de indemnizaciones. Se dispuso un operativo con 500 efectivos ante la orden de desalojo del fiscal. Pero se dio marcha atrás y el operativo fue desmontado.

Comenzó la campaña electoral y el Gobierno buscaría evitarse alguna foto incómoda que pudiera empañar sus chances en los comicios legislativos. Por eso habría ordenado suspender un desalojo de trabajadores despedidos de la planta de la química Carboclor, en Campana. Tanto la administración de Mauricio Macri como la de María Eugenia Vidal pretenderían evitar postales de violencia como las que se vieron en el desalojo de la planta de Pepsico, la semana pasada en Vicente López.

Los 128 despedidos mantienen desde hace 10 días un acampe para reclamar el pago de indemnizaciones. La empresa sólo abonaría un 50% de esos montos, trascendió.

El fiscal Alejandro Irigoyen dio la orden de desalojo y hasta la planta se movilizaron unos 500 efectivos de infantería de la Policía Bonaerense para ejecutar la orden.

Pero el operativo fue abortado. Algunos señalan en que la presencia de otros gremios en lugar que asistieron en solidaridad evitó que el desalojo se llevara a cabo.

Carboclor cerró el 30/05 dos plantas con el argumento de que atraviesa por una "grave situación financiera", hecho que provocó alrededor de 150 operarios despedidos.

Mario Mitre, abogado del Sindicato del Personal Químico y Petroquímico, denunció ante la prensa local que se dio una "situación incomprensible" en la mañana de este viernes porque él exigió que se muestre la orden de desalojo y la Policía se negó.

"La policía nos quiere reprimir. Les pedimos que nos mostraran la orden y no lo hicieron", dijo el letrado después de que el inmenso operativo policial fuera desarmado y retirado del lugar, en Campana.

La Infantería de la provincia de Buenos Aires llegó al lugar cerca de las 9:00 y una hora y media después dio el aviso de que tenía la orden judicial de desalojar la planta de producción de productos químicos, pero no mostró la orden.

Los trabajadores que recientemente perdieron sus empleos dijeron que iban a intentar resistir el desalojo.

“Estamos reclamando que se reconozca lo que es de nuestros compañeros por derecho. Que se le pague la indemnización como corresponde”, señaló al portal Letra P Ruben Ayala, delegado del Sindicato de Químico de la seccional Zarate.

Señaló que “la empresa tiene 50 años en la zona” y evaluó que “los trabajadores están siendo presa de las políticas del mercado de este gobierno”. En esa línea detalló que “lo que se ha decidido es que la empresa no sea más productiva, porque se compra afuera el producto terminado y se lo vende acá. Deja de ser productiva para ser de logística, matando la producción nacional”

“La empresa achica su plantel, no cierra, sigue funcionando. Lo achica porque ya no le es rentable que esta planta sea productiva. Esto es un chanchullo, la empresa no quebró, está en plena actividad”, denunció el delegado y agregó que las argumentaciones para no cumplir con el pago total de las indemnizaciones se “amparan en un procedimiento preventivo de crisis”

Consultado sobre el rol del Ministerio de Trabajo de la Nación, a cargo de Jorge Triaca, en el conflicto, indicó: “Trabajo bien gracias. El Ministerio es una mesa de café porque nos presta la sede para dialogar, ellos no tienen ninguna intervención”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario