BONO A 100 AÑOS

"What is the craziest": El 'Financial Times' ridiculizó el bono de Macri en las redes

El editor del 'Financial Times', Robin Wigglesworth, realizó una encuesta para determinar "qué es lo más loco" a nivel mundial y entre las opciones incluyó la deuda tomada por la Argentina a cien años ridiculizando la posibilidad de que el país se vuelva a endeudar, a semejante plazo y a una alta tasa de interés.

 
"¿Cuál es la locura más grande?", fue la pregunta que lanzó a sus seguidores en la red social 'Twitter' un editor de la sección económica del 'Financial Times'. Y para los que respondieron la encuesta no hubo dudas: el bono que lanzó la Argentina a 100 años. 
 
Las opciones que propuso Robin Wigglesworth fueron, además del bono argentino, otro que lanzó a 10 años Grecia, la valoración bursátil de la empresa de medios Vice de $5.700 millones, y una tercera "todo es bueno". 
 
Para cuando la cantidad de votantes superó los 10.000, casi el 70% había votado que la emisión a 100 años, con una tasa de 7,9% anual es "la mayor locura" del mercado.
 
Esa "locura", que despertó fuertes polémicas especialmente por su duración, arrancó con el pie derecho en los mercados. 
 
El Global 100, que fue colocado hasta el año 2117 fue colocado a US$90 y un rendimiento de 7,9% anual en dólares el lunes pasado. Pero desde que se cerró la transacción la transacción no para de subir y ya acumula una ganancia superior al 4%, teniendo en cuenta que ayer finalizó firme muy cerca de los US$94.
 
Según analizó Pablo Wende, "era lógico que este título tuviera recorrido alcista y, en definitiva, era lo que buscó el ministro de Finanzas, Luis "Toto" Caputo, cuando cerró la operación. Sucede que se colocaron USD 2.750 millones de este bono a cien años, pero la demanda llegó a los USD 9.000 millones. Esta cantidad de inversores que se quedaron en las gateras es lo que ahora hace subir notoriamente el valor del título. Aquel rendimiento de 7,9% que finalmente pagará la Argentina ya está cayendo para los nuevos inversores a 7,6%.
 
Ni la decisión del MSCI (Morgan Stanley Capital Index) de no ascender a la Argentina a la categoría de emergente, ni la candidatura de Cristina Kirchner en la provincia de Buenos Aires amedrentaron a los mercados. Todo lo contrario, aumentó la apuesta por los bonos largos, lo que significa que proyectan un buen panorama económico para la Argentina
 
La ganancia potencial de este papel es por demás significativa, lo que explica el apetito actual. Por un lado está el rendimiento anual, que asegura una tasa de casi 8% anual en dólares, hoy casi imposible de conseguir con cualquier otro bono en el mundo con riesgo relativamente moderado.
 
Pero la cuenta no termina allí. Además, está la apreciación de capital que eventualmente podría tener este título con el paso de los meses. Dado que fue emitido a un plazo muy largo, las variaciones de precios son mayores, tal como sucedió en estos primeros días de existencia. El salto en estos primeros días resultó muy relevante, pero en los próximos meses podría seguir mejorando al compás de las noticias políticas que se producen en el país.
 
En un escenario favorable, se estima que el precio de este papel está en USD 95, pero también podría superar tranquilamente los USD 96. En conclusión, al 7,9% anual de tasas debería sumarse eventualmente otro 7% por un posible aumento del precio, con lo que la utilidad total para los inversores que lo compraron estaría en el orden del 15% anual en moneda dura".
 
 
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario