POLÍTICOS Y ECONOMISTAS

Todos contra el bono a 100 años

Luis Caputo, ministro de Finanzas, fue el encargado del lanzamiento del bono a 100 años que no cesa de recibir críticas no sólo desde el ala política sino también de economistas, que aseguran que la tasa es alta y que se sigue postergando la baja del gasto.

 
El bono por US$ 2.700 millones a 100 años con una tasa de 7,9%, que lanzó ayer el Gobierno, generó críticas tanto desde el ala política como desde analistas económicos preocupados por la creciente toma de deuda y las dificultades para bajar el gasto.
 
El economista Luis Palma Cané consideró que la emisión de un bono a 100 años realizada por el Gobierno "esconde el eterno problema del déficit fiscal", y evaluó en ese sentido que "el gradualismo del Gobierno está avanzando a un ritmo menor al deseado".
 
En diálogo con radio 'Mitre', Palma Cané alertó que lo importante "no es preguntarse si está bien o mal que el gobierno emita un bono perpetuo, como lo hacen otros gobiernos y empresas privadas", dado que además "hay un momento de liquidez en el mundo que es aprovechable", sino que se debe analizar además "si era el momento apropiado para implementar esta medida".
 
"Con un riesgo país en 400 puntos y ante la inminencia de saber si la Argentina calificará como mercado emergente, no sé si era el momento adecuado para llevar adelante esta emisión", dijo Palma Cané.
 
El economista de Fimades consideró como positivo no obstante que el bono sea precancelable, para el caso que en cambien las condiciones y el país consiga una mejor tasa.
 
"El problema de fondo sigue siendo el déficit fiscal, y cuando se emite para financiar el déficit se aumenta el peso de la deuda en el sector público", completó. 
 
Por su parte, el ex secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, calificó a la operación de una "desubicación importante" y su colega Agustín Monteverde consideró que "la tasa parece baja en relación a nuestro pasado reciente pero es extraordinariamente alta. Estamos endeudándonos a una tasa alta y a 100 años", criticó.
 
"Los hechos muestran que se decidió no bajar el gasto", enfatizó y, "por lo tanto, esto no despeja ninguna necesidad de financiamiento, si no lo que hace es cargar más la mochila hacia el futuro".
 
Consideró que "seguramente hay dos formas de ver (la colocación) y para los operadores financieros 'la Argentina colocó deuda a mayor plazo y despejó las necesidades financieras'. Pero para mí no es así".
 
El economista kirchnerista Agustín D'Atellis fue directo: "Es una locura. Dijeron que cerraban con los holdouts y que la idea era bajar las tasas y ahora fijan a 100 años una tasa del orden de 8,5 por ciento".
 
Desde otra óptica, el ex viceministro de Economía, Carlos Rodríguez, director de la Universidad del CEMA, publicó una serie de tuits en los que criticó la medida y reclamó que se ofrezcan explicaciones sobre la operación: "El país les ruega 'no más deuda' y ellos toman a 100 años sin explicar".
 
En similar sentido se expresó el economista José Luis Espert. Sostuvo que "a qué plazo y tasa nos prestan, me tiene sin cuidado. Me preocupa que no aprendamos que en 60 años tuvimos 56 de déficit con cuatro crisis homéricas".
 
Quien se diferenció de las posiciones más duras fue el ex secretario de Finanzas, Miguel Kiguel, quien sostuvo que la colocación "fue parte de un objetivo de avanzar en el programa financiero" y explicó la movida desde un ángulo técnico: "como el dólar se movió menos de lo proyectado, se necesitaban más fondos y la operación fue una forma de cerrarlo", agregó.
 
Afirmó que se trató de "una colocación que tiene como objetivo mostrar acceso al financiamiento y a este plazo es la tasa de interés que el mercado esperaba".
 
Los políticos que se sumaron a las críticas
 
El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, sostuvo que otros países tomaron ese tipo de deuda pero con tasas más mucho más bajas. "Otros países se endeudaron también con esos plazos, como México, a 5%", relató, pero dijo no comprender el "timing" analizado por el gobierno nacional.
 
En tanto, el senador Adolfo Rodríguez Saa, que en diciembre de 2001 ante la Asamblea Legislativa declaró el default de la deuda argentina en medio de aplausos cuando fue presidente por una semana, se pronunció en contra de la emisión. "Si ponen una deuda a cien años, nos endeudamos para siempre", dijo. 
 
"Creo que endeudarse es muy malo, endeudarse irresponsablemente es peor, pero endeudarse para pagar déficit es muchísimo peor".
 
Rodriguez Saa opinó que el gobierno de Macri "lleva más de cien mil millones de dólares de endeudamiento. ¿Que han hecho? Nada" agregó.
 
"No estoy de acuerdo con el endeudamiento, bajo ningún concepto, solamente si hubiese sido para una obra especifica que pudiéramos ver. Si era para reactivar los ferrocarriles y generar cien mil puestos de trabajo, podríamos hablarlo", dijo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario