NUEVA TENDENCIA EN PRÉSTAMOS

Bancos sólo se interesan en Lebacs pero ahora las Pymes tienen quien les preste (online)

Cuando el dueño de una Pyme necesita capital de trabajo y acude al banco, primero tardan en atenderlo, le piden requisitos burocráticos que no son accesibles y, si está todo ok, a 3 de cada 10 recién le otorgan un préstamo entre 30 y 60 días. El resto quedaría librado a la caja y a cambiar cheques. Pero últimamente aparecieron startups, de la mano de compañías FinTechs, que le resuelven online el financiamiento y le acreditan préstamos a tasas bancarias a un solo clic. Hasta la Corporación Financiera Internacional incursiona en esta modalidad virtual.

Mientras las burocracias se llenan la boca hablando del rol dinamizador que tienen las Pymes en la economía nacional, según Sepyme, que representan el 95% de las empresas en el país, que son alrededor de 600 mil que emplean a más de 6,5 millones de personas, los bancos en general les dan la espalda cuando necesitan capital de trabajo para poder funcionar, les descuentan cheques a tasas elevadas, y 7 de cada 10 se van con las manos vacías cuando inician el trámite para acceder a financiamiento. Las que lo consiguen pueden llegar a tener demoras de 30 a 60 días en la apertura de su cuenta.

El jefe de misión del departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Roberto Cardarelli, y otros funcionarios de ese organismo que vinieron a la Argentina se horrorizaron ante las trabas crediticias que se les oponen a las Pymes, las cuales les fueron minuciosamente detalladas por el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Osvaldo Cornide, durante una reunión de una hora que le concedieron. "No puede funcionar una economía en la que no haya préstamos con tasas competitivas para las Pymes”, reveló el dirigente empresario que le dijeron los funcionarios.

Sin embargo, lo que las elefantiásicas estructuras bancarias, acostumbradas a intermediar dinero para el Estado antes que para financiar la economía real, tienen pereza en cumplir, llegan administradores de plataformas online y lo resuelven en forma sencilla: ponen a disposición de la Pyme un formulario para que llenen desde la computadora o el teléfono celular, preaprueban un crédito en 2 horas, lo otorgan en 24 horas y se lo acreditan en la cuenta en menos de 48 horas. La tasa que perciben es muy parecida a la bancaria: 42% anual.

Ya venía operando en ese segmento la plataforma de pagos online PayU Latam, dedicada a financiar tiendas virtuales, entre las que Mercado Pago se destaca netamente en una actividad en la que, según comScore, Argentina es la 3ra. mayor audiencia online en América Latina después de Brasil y México con 18,6 millones de usuarios únicos.

Otra plataforma de préstamos online de capital de trabajo, orientado a Pymes y autónomos, presentó Moon MoneyOnline. Este servicio puede prestar hasta $500 mil en plazos de entre 30 y 180 días, y otorgarlos en sólo 48 horas, mediante un sistema de tecnología y datos completamente automatizado. Se trata de una nueva alternativa de financiamiento para pequeñas y medianas empresas basada en tecnología y datos, que lleva otorgados más de $3,5 millones con una morosidad del 0%.

Moon Money Online es la primera startup de las 3 FinTech que, con una inversión superior a US$ 1 millón, planifica lanzar en 2016 Poincenot, estudio que crea empresas de servicios financieros basados en innovación digital.

Los monotributistas también existen

De la mano de la Corporación Financiera Internacional (una institución del Banco Mundial que invierte en el sector privado) y el fondo Elevar Equity, que se compartieron en accionistas por partes iguales, llegó también a las Pymes del país el sistema de préstamos peer to peer de la firma Afluenta, que pone en contacto a solicitantes de préstamos con inversores.

A tal efecto, finalizó una ronda de financiamiento en la que se hizo de US$ 8 millones para ampliar su servicio de plataforma web que salió a competir en el mercado con los grandes bancos de la Argentina. Asimismo, extendió su presencia a Perú y busca hacerlo a México, Colombia y Brasil.

"Hay muchos monotributistas y autónomos con facturación baja que no entran en el radar de las entidades bancarias", explicó Alejandro Cosentino, fundador y CEO de Afluenta, una plataforma dentro de la "economía del compartir" que se destacan por la inmediatez y el uso la tecnología.

Y acaba de ingresar en el rubro First Circle, la fintech asiática que ofrece en forma expeditiva capital a las pymes argentinas para impulsar su crecimiento.

En 3 simples pasos, el comerciante puede aplicar y tener acceso al crédito, mediante una novedosa herramienta web que ofrece procesos de aplicación que duran menos de 24 horas.

Basta con ingresar a la página con el número de CUIT, indicar cuánto dinero necesita, por cuánto tiempo y con qué objetivo.

Con esa información se analizan datos como volumen de ventas y el historial de crédito, y el solicitante recibe una respuesta y el dinero en menos de 24 hs.

Los calendarios de pago son flexibles en base a las capacidades de cada empresa y la naturaleza de cada negocio.

Fue fundada hace dos años por Patrick Lynch y Jorrit Koop, anteriormente de Morgan Stanley, y Tony Ennis, First Circle se centra en proporcionar capital de trabajo a corto plazo entre las pequeñas y medianas empresas (PyME) en Asia y Latinoamérica.

Trabaja junto con las plataformas de e-commerce más grandes de la región para facilitar el acceso a crédito a las empresas que venden online.

La empresa cerró una inversión de equity de más de US$ 2,5 millones y, desde 2016, ayuda a potenciar los negocios de pymes en la Argentina, el primer país con operaciones de la región.

“Decidimos comenzar por Argentina dado que es el país emergente con mayor nivel de penetración de e-commerce y mayor déficit de financiación para pymes”, comentó Jorrit Koop, cofundador de First Circle.

“Es un negocio basado en la confianza, que busca revolucionar el financiamiento de negocios para que las pymes en crecimiento en la Argentina alcancen su máximo potencial”, continuó.

Una de las claves del éxito de First Circle ha sido la alianza que ha consolidado con las principales plataformas de e-commerce.

En Asia, por ejemplo, se asoció con 2 de las principales plataformas locales, como Zalora y Lazada (esta última adquirida por Alibaba, la plataforma e-commerce más grande del mundo, en 2016).

Mientras que, en Argentina, provee financiación a los vendedores de dos grandes plataformas regionales, así como también a los socios de las principales cámaras de comercios del país.
“Para 2017, nuestro objetivo es trabajar en conjunto con más de 100 empresas y con préstamos de hasta AR$1,5 millones”, aseguró Koop.

“En los próximos años, esperamos expandirnos a otros países a fin de potenciar el ecosistema pyme de la región”, finalizó.

Uno de los problemas más importantes que tienen los préstamos bancarios es que las entidades tienen por requisito evaluar los balances, lo cual no se adecua a la realidad de una Pyme.

Facundo Vázquez, co fundador y CEO de Poincenot, afirma que “Moon presta en 48 horas lo que las Pymes necesitan para hacer crecer su negocio”, y que se encuentran apuntando a que “con un solo clic desde su celular el cliente pueda obtener el crédito que se pactó. Esto va ser en los próximos meses”.

Moon lleva otorgados más de $3,5 millones en préstamos, con la expectativa de llegar a $ 20 millones mensuales a fines de este año.

“Hasta el momento, la tasa de morosidad es de 0 %. La primera versión de la plataforma fue lanzada en noviembre del año pasado, en medio de un panorama de alta incertidumbre económica, pero ya estábamos convencidos no sólo de que iba a funcionar sino de que estábamos saliendo a cubrir una demanda insatisfecha”, continuó Mario López, cofundador y director comercial de Poincenot.

“En breve, tenemos previsto lanzar una nueva versión de la plataforma con funcionalidades y productos renovados. Nuestro objetivo es desembarcar en otros países de la región en el corto plazo”, completó Augusto Fernández Villa, cofundador y CTO de Poincenot.

Afluenta, en cambio, ya otorgó préstamos por casi $79 millones, con 3.562 créditos otorgados y 1.916 inversores que se encuentran operando en la actualidad. 6 de cada 10 solicitudes ingresan fuera del horario bancario, y el tiempo récord de fondeo que se alcanzó fue de 33 segundos, con una edad promedio de 42 años para los solicitantes y 37 años para los inversores.

Salem Rohana, gerente de la Corporación Financiera Internacional para la región, adelantó que es la primera inversión a nivel global de este brazo del BM en el mercado de financiamiento entre personas, y aseguró que este año se verá "un récord de inversiones en la Argentina", con especial interés en los sectores de tecnología, agroindustria e infraestructura.

"En el mundo, vemos una concentración de servicios financieros con tasas y precios altos", agregó Johanna Posada Gil, cofundadora de Elevar Equity, cuya inversión es la primera en una empresa de préstamos entre personas en América Latina.

Afluenta no realiza intermediación financiera, no es depositario ni el propietario de los fondos, son los inversionistas los que asumen el riesgo.

Financiamiento institucional

A partir de la sanción de la ley de Pymes, el gobierno apostó a financiar a las pymes mediante créditos a tasa subsidiada que otorgará el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE). Se trata de una línea a tasa variable que tomará como referencia la Badlar y que tendrá un techo de tasa del 16%. Tendrán un plazo máximo de 7 años con 2 años de gracia, y prestará hasta 5 millones de pesos.

“El mercado financiero local tiene un problema de tasas y plazos para el crédito pyme. Queremos ser recordados como el gobierno que le salvó la vida a las pymes”, dijo Cabrera.

Durante la era kirchnerista, ya se había impulsado Línea de Créditos para la Inversión Productiva (LCIP) pero obligando a los bancos privados a prestar el 7,5% de sus depósitos, algo que no prosperó y el BCRA tuvo que incorporar nuevos destinos de financiación. La tasa promedio en el último tramo de 2015 de esos créditos fue del 18%.

Para la nueva línea de créditos el BICE tiene previsto prestar hasta $1.500 millones. “No vamos a competir con la banca comercial, sino a complementarla llegando a nichos de mercado que hoy no están atendidos como las Pymes que no están dentro del circuito financiero”, dijo Pablo García, presidente del BICE. Una de las condiciones para acceder al crédito, será que la empresa no haya tomado en los últimos dos años un préstamo mayor o igual a 36 meses de plazo.

Según García, buscarán que el BICE –que ya prestó en lo que va del año $2.400 millones- funcione como banco de desarrollo “que no solo mire la rentabilidad de los créditos”.

“Somos eficientes fondeándonos a largo plazo y queremos darle a los bancos ese fondeo para que puedan a su vez financiar a largo plazo a sus clientes”, explicó García. Para financiar estos proyectos, el BICE saldrá a emitir una Obligación Negociable y tomará préstamos de organismos multilaterales.

“También nos ocuparemos de que las pymes lleguen al mercado de capitales, vamos a financiar los requerimientos para que puedan salir a emitir ON, porque el proceso de due diligence y las costas de abogados, suele ser elevado para una pequeña empresa”, dijo García.

Y sostuvo que si la compañía no logra captar el monto total de la emisión que se propuso buscar en el mercado local, “seremos nosotros quienes compren esas ONs”.

El ministro de la Producción, Francisco Cabrera, afirmó que “tenemos 7 millones de trabajadores informales y una gran cantidad de monotributistas que querrían trabajar en otras condiciones. Atacar el problema de demanda de empleo creemos que tiene que ver con impulsar las pymes”, añadió. “Esta ley es el comienzo, sabemos que hay restricciones fiscales que atender”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario