VIOLENCIA

Estalló una granada en la sede de Newell’s y sospechan de la barra brava

Una granada explotó en la noche del martes 27/09 en la sede de Newell's Old Boys de Rosario ubicada en el Parque Independiencia y provocó daños materiales en las oficinas del club. No hubo heridos y los daños afectaron las áreas de Prensa e Inferiores. Fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) detallaron que “personas no identificadas arrojaron una granada tipo española”. Añadieron que la onda expansiva llegó al sector de la Secretaría de Comunicación del club, en un momento en que había actividades. El fiscal de Flagrancia en turno Gustavo Ponce Asahad ordenó el relevamiento de las cámaras de videovigilancia de la zona y la identificación de vehículos que circularon por el lugar en horario de la explosión.

Newell’s Old Boys de Rosario está viviendo una dramática situación política que se acentúa cada vez más con la amenaza de los barras bravas. En la noche del martes 27/09 un artefacto explosivo arrojado en las instalaciones del club en el Parque Independencia, provocó daños materiales en sus oficinas.

Todo ocurrió cerca de las 21.30 del martes en la puerta 4C, donde se encuentran las oficinas administrativas de la institución leprosa. En ese momento había muy poca gente en la institución y no hubo que lamentar heridos.

La onda expansiva de la granada, tipo española, llegó hasta la Secretaría de Comunicación del club, donde sólo se registraron daños materiales.

Si bien todavía no hay ninguna confirmación, la hipótesis más fuerte indica que este ataque de da en el marco de la interna de la barra brava de la institución. El pasado 4 de septiembre, balearon la propiedad de Claudio Martínez, vicepresidente de Newell's. Además, en los últimos meses se registraron varios enfrentamientos armados. 

El fiscal de Flagrancia en turno Gustavo Ponce Asahad ordenó el relevamiento de las cámaras de videovigilancia de la zona y la identificación de vehículos que circularon por el lugar en horario de la explosión.

También se ordenó que la Brigada de Explosivos de la Policía provincial registre la zona y se comprobó que no había otro artefacto explosivo en las inmediaciones del club.

Intervino personal de la comisaría 5ª. Fuentes del club informaron más temprano, según publicó el portal Rosario3, que como se escuchó explosión “muy fuerte” arrojó una luz roja intensa, desde un primer momento se evaluó si se trataba de una bomba de estruendo u otro tipo de artefacto más potente.     

Tras el atentado al estadio de Newell’s, el vicepresidente segundo del club, Cristian D’Amico, se refirió al violento episodio y advirtió que “no vamos a aflojar y vamos a seguir trabajando de la misma manera, porque es lo que dijimos en la campaña y lo estamos llevando adelante. No nos van amedrentar con nada”.

En declaraciones periodísticas, D’Amico remarcó que lo ocurrido anoche “es una situación complicada. Fue un hecho que no estaba dentro de lo esperado y se trabaja junto a las autoridades para tratar de esclarecer esto” y agregó que "según el fiscal el auto está identificado y esperamos que en el transcurso del día tengamos los datos reales y aparezca el culpable de esto”.

El dirigente rojinergo sostuvo que no hay una hipótesis firme para explicar lo que ocurrió anoche en el estadio y consideró que “si hay intereses para que se tape todo lo bueno que se está haciendo en el club. De hecho, ayer se corrió sobre línea el comienzo de la nueva tribuna del lado del Palomar, y justo ocurre esto. Acá hay gente interesada en que a Newell’s no le vaya bien” y admitió que “me pongo en el lugar del socio y estos hechos de violencia generan temor”.

Por su parte, Marisa Gisasola, jefa de prensa de Newell´s en declaraciones a LT3 de Rosario sobre el ataque que sufrió la institución anoche detalló que “no sabemos quiénes fueron los que atacaron. Hasta ahora no deja de ser un susto. Nadie de las personas que estaban en el lugar ni escucharon ni vieron nada extraño antes. Vimos una luz roja y la explosión que fue realmente muy fuerte”.

Por último, la jefa de prensa aclaró que no se encontraba en la institución Claudio Martínez, dirigente atacado en más de una oportunidad en su domicilio y remarcó que “es estúpido relacionar los hechos, no podemos seguir ensuciando a Claudio poniéndolo al frente de esto. Él es una víctima de todo esto”.

Dejá tu comentario