VIOLENCIA

En un confuso episodio asesinaron al jefe de la barra de Arsenal

El jefe de la barra brava de Arsenal de Sarandí, Uriel Álvarez Alvez, apodado ?El Uruguayo?, de 39 años, fue asesinado este último sábado de un disparo en el pecho, en un confuso episodio ocurrido en la intersección de Lamadrid y Estanislao del Campo, en el partido de Avellaneda. El barra, que tiempo atrás fue integrante de La Guardia Imperial, una de las facciones de la hinchada de Racing, discutió fuertemente con el hermano de su novia, quien sacó un arma de fuego y le disparó a quemarropa.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Tras este confuso episodio, Álvarez Alvez fue trasladado al Hospital Fiorito, al que ingresó poco después del mediodía del sábado y en el que murió a las 14.35.

La causa fue caratulada en un primer momento como “abuso de arma de fuego y lesiones”, pasando a calificarse posteriormente como homicidio. Interviene en el caso la fiscal María Alejandra Olmos Coronel, de la UFI N° 1.

‘El Uruguayo’ Uriel lideraba a ‘La Mafia’, tal como se conoce a los hinchas más violentos de Arsenal. Con domicilio reconocido en Independencia 494, de Sarandí, en 2011 estuvo detenido por una supuesta participación en el secuestro de un empresario de la Zona Sur del GBA. Aunque fue excarcelado por falta de pruebas, continuó procesado. En reiteradas ocasiones se le aplicó el derecho de admisión. 

El 1º de abril último, Uriel y otros barrabravas habrían sido protagonistas de los disturbios que obligaron a la suspensión del partido entre Arsenal y Aldosivi. En aquel momento el vicepresidente de Arsenal y ahora exsecretario general de AFA, Miguel Ángel Silva, señaló que “aplicamos el derecho de admisión. Pero esto nos excedió”

Uno de los episodios más resonantes se produjo el 2 de marzo de 2013 cuando Álvarez Alvez fue apresado durante un operativo realizado por la policía en el marco de una causa que investigaba el robo contra un frigorífico de Villa Domínico donde sustrajeron dinero y un auto.

El coche fue clave para posibilitar la detención de Uriel Álvarez Alvez. El rodado fue ubicado en una casa de Viejo Bueno y Los Andes, de esa localidad.

Álvarez Alvez contaba con numerosos antecedentes delictivos. En junio de 2011 había sido detenido por su presunta vinculación con la banda de ‘Pinocho’ Belizán, un peligroso delincuente de la zona sur que lideraba una banda conocida como “Los Talibanes”.

En aquella oportunidad fue acusado por tres secuestros exprés: el primero de ellos ocurrió el 20 de abril de 2011 en Lanús, donde fue raptado Aldo López, un comerciante de 70 años por cuyo rescate se pagaron 10 mil pesos. Los otros dos casos ocurrieron entre el 13 y 23 de mayo de ese mismo año. En total, la banda liderada por Uriel Álvarez Alvez habría obtenido un botín estimado en 100 mil pesos.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario