ELECCIONES 2015

Argentina Debate (3): Scioli gran perdedor de la noche, mucho por mejorar pero enhorabuena

Hay quienes afirman que el de Argentina Debate fue un evento "aburrido" o "chato" o que sencillamente no conformó sus expectativas. Sin embargo, es un vaso medio vacio pero también medio lleno: pudo romperse el maleficio de que en la Argentina no pueden reunirse para hablar en público personas que opinan diferente. Sin duda que falta más diálogo en una Argentina en la que los Kirchner, para instalar el discurso único, la hegemonía permanente y el enfoque 'amigo/enemigo', eliminaron el diálogo, y estigmatizaron el debate. Por eso lograrlo ya fue de por sí un triunfo. No hay construcción de consensos sin debate previo.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Tal como se propuso Argentina Debate, ocurrió el 1er. debate presidencial en la historia de la democracia recuperada, y obviamente que no tuvo el vuelo que alcanzan esos eventos en sociedad con experiencia en semejante práctica. Una socióloga afirmó: "Venga de USA donde presencié el debate entre los precandidatos republicanos, que fue tan picante... a los nuestros les falta fuerza... "

Totalmente cierto pero son situaciones incomparables: en USA es habitual el debate entre políticos, que pueden cuestionar gravemente a sus rivales, pero en un marco de pluralidad y respeto. En la Argentina acaba de suceder por 1ra. vez. Bienvenida la novedad... y a esperar que el ejercicio de ese derecho (y obligación ¿por qué no?) estimule la audacia y la creatividad de los participantes.

Acerca de lo que sucedió en la noche del domingo 04/10, caben algunas precisiones:

> Cristina Fernández de Kirchner apostó a que fracasara el debate y ya por eso era importante que ocurriese. La Casa Rosada le deslizó su disgusto a Daniel Scioli, es la impresión de la mayoría de los ciudadanos, quien había decidido participar, pero entonces revisó su actitud y terminó faltando a la cita. Prueba de su interés inicial es la presencia de sus representantes en todas las reuniones previas y hasta la rúbrica de la aceptación de condiciones.

> Luego, Scioli fue convencido de que si asistía al debate, tenía mucho por perder y poco por ganar: "¿Por qué quien lidera las encuestas de intención de voto se sentará, en igualdad de condiciones, con quienes marchan por detrás?" La idea es tan mezquina como perversa y por eso era necesario castigar al ausente, concretando el debate, exhibiendo el atril vacío y permitiéndole a sus rivales castigarlo 'a la carta'. Todos los participantes le destinaron a Scioli críticas, reproches y hasta una advertencia de Margarita Stolbizer: "Quien faltó a esta cita queda inhabilitado para solicitar consensos el día de mañana".

> Todos los asistentes, excepto Nicolás del Caño (Frente de Izquierda), son potenciales aliados en un balotaje, instancia que cada día es más probable. En especial, Mauricio Macri, Sergio Massa y Margarita Stolbizer. Por lo tanto, eso condicionó las pulseadas que sólo ocurrieron en forma esporádica, brevés ráfagas de Stolbizer y Massa contra Macri, y dura respuesta de éste a Massa. En verdad, el más ofensivo fue Nicolás del Caño en su rol de militante del Partido Obrero. Pero su público es casi nihilista y poco tiene que ver con el resto.

> Si Scioli hubiese estado presente, todos lo habrían bombardeado, considerando que los presentes eran los candidatos de la oposición. Esto podría darle algún otro fundamento a la inasistencia del gobernador bonaerense.

> El análisis desapasionado de las promesas, compromisos y propuestas permite identificar algunas ideas muy parecidas, en especial entre Macri y Massa. Pero tanto Rodriguez Saá como Stolbizer mencionaron o un pacto patriótico o un pacto de gobernabilidad o formas de consenso para diferentes temas. Esto revela cierto realismo sobre lo que viene -gobierno de minorías y con decisiones importantes por anunciar y ejecutar-, y permite bastante optimismo.

> Por ejemplo, todos -menos el de izquierda- prometieron reducir la presión tributaria; y casi todos hablaron de eliminar retenciones al agro y a las economías regionales, y los ROE (Registro de Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior de productos agrícolas).

> Otro ejemplo: todos mencionaron la necesidad de reformas educativas. Macri y Massa coincidieron en la exigencia de presentismo docente, la calificación de calidad de colegios y maestros, la atención del niño desde los 45 días, la necesidad de promover el 1er. empleo, etc. Sin duda es una plataforma básica pero amplia sobre la cual trabajar en breve.

> Todos coincidieron en que debe definirse una lucha contra el narcotráfico, reformularse el sistema electoral y reforzar las fronteras. También mencionaron planes para que el Estado construya viviendas y deslizaron la idea de que hay que modernizar y ampliar la infraestructura.

> Nadie quiso anticipar sus propuestas para completar la Corte Suprema de Justicia de la Nación (le faltan 2 integrantes) ni qué harán con la procuradora general Alejandra Gils Carbó.

De alguna manera, escuchar acerca de consensos mínimos en un escenario de balotaje casi asegurado, alimenta el optimismo porque habrá que gobernar entre bloques legislativos minoritarios, mermados respecto de su poder inicial. Y esta virtud debería tenerse en cuenta en la evaluación, junto a todo lo negativo que acumuló el acontecimiento.

¿Quién ganó y quién perdió? Seguro qe perdio Scioli. Acerca de quién ganó... permanece la idea del equilibrio. Por eso seria bueno, cuanto antes, otro evento de similares características.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario