CARTA AL IMÁN EL-TAYEB

Importante gesto del Papa hacia la comunidad islámica sunita

Ahmed Muhammad Ahmed el-Tayeb nació el 06/01/1946 (Jorge Mario Bergoglio nació el 17/1271936), y es el actual Gran Imán de al-Azhar y presidente de la Universidad de al-Azhar, en El Cairo, Egipto, designado en 2010 por el entonces presidente Hosni Mubarak después de la muerte de Muhammad Sayyid. El papa católico Francisco le acaba de escribir, según informó la universidad, uno de los mayores centros doctrinales del islam sunita.

En El Cairo (Egipto), el gran imán de al-Azhar, Ahmed Al Tayyeb, recibió al nuncio apostólico local (embajador vaticano), monseñor Jean-Paul Gobe, quien le entregó por escrito las felicitaciones que el Papa escribió al musulmán en ocasión del final del mes de Ramadán, además de un mensaje personal del pontífice católico al imán Al Tayyeb.
 
Según la casa de estudios egipcia, el Papa subrayó "el respeto del Vaticano por el Islam y los musulmanes", e indicó que desea que se hagan todos los esfuerzos posibles para llegar a "una comprensión recíproca entre cristianos y musulmanes en el mundo, para construir la paz y la justicia". 
 
Según el comunicado oficial, Al Tayyeb habría respondido diciendo que el mensaje de al-Azhar es "el respeto de las personas de cualquier religión y la salvaguardia de la dignidad humana y de los más altos valores afirmados en el Corán y en la Sunna".
 
También añadió que los musulmanes están listos para "colaborar para hacer que crezca la justicia y el desarrollo entre los pueblos de la Tierra".
 
El comunicado de la universidad egipcia es importante porque, en los hechos, da por terminadas las tensiones de 2011 entre el centro doctrinal sunita y el Vaticano, cuando el entonces papa Benedicto XVI realizó su propia interpretación sobre el atentado contra la catedral copta de Alejandría. Desde entonces, al-Azhar había proclamado la suspensión del diálogo con el Vaticano, interrumpiendo las reuniones cada 2 años entre una delegación de la universidad y el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso.
 
Al Tayyeb le habría explicado al nuncio que hablar mal del Islam es "una línea roja" que no debe ser superada.
 
En junio al-Azhar había dado a entender que esperaba una respuesta del Vaticano a su mensaje de felicitaciones por la elección del Papa. 
 
Se esperaba "una demostración clara del respeto hacia el Islam y hacia los musulmanes", las palabras textuales que se usaron en la nota de hoy. 
 
El cardenal Jean-Louis Tauran, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, había respondido que había sido al-Azhar quien había interrumpido el diálogo y que en el Vaticano la puerta estaba abierta.
 
Sin embargo, el Papa cambió el enfoque, atendiendo a sus convicciones por el diálogo interreligioso, una de las características de su tarea cuando fue cardenal de Buenos Aires.
 
Francisco conoce que Al Tayyeb y la Universidad de al-Azhar han sido muy importantes para los cristianos en los agitados meses que ha vivido Egipto. 
 
Desde la presidencia de Mohammed Morsi, el gran Imán intentó proponerse como una figura de intermediación con los cristianos, aún cuando así él se ganó el enojo de los Hermanos Musulmanes.
 
El riesgo que aceptó correr Al Tayyeb ameritaba un reconocimiento del Vaticano.
 
Después de las manifestaciones del 30/06, la Universidad de al-Azhar apoyó el cambio de gobierno en Egipto, aún corriendo el riesgo que resultó que fuese acatada por el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.
 
El Vaticano ordenó, en ese momento, que el secretario del Consejo de las Iglesias de Egipto, el padre Bishoy Helmy, saliera al cruce de Erdogan.
 
Días atrás, el vicario apostólico de Alejandría, monseñor Adel Zaki, declaró a la agencia vaticana Fides que "frente a la crisis se registra una fuerte colaboración con al-Azhar".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario