MARATON GAY

El rating, la pesadilla de Tinelli

Sin guía y dúctil como pocos, Marcelo Tinelli, busca caminos impensados para alcanzar lo que más lo moviliza en TV, el rating. Nadie como él puede haber cambiado tanto en cámaras en 23 años. Sin embargo, pese a que el público lo acompaña en sus locuras, no lo sigue de igual forma cuando se repite.

 

por JORGE HÉCTOR SANTOS
Twitter: @santosjorgeh
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). La llamada “Maratón gay” que le da a Marcelo Tinelli la posibilidad de reciclarse, cuando su rating está en caída con el “Bailando” respecto de años anteriores, termina siendo una alternativa a mano pero puede tener un alto costo.
 
Nadie puede obviar que el conductor está dotado del privilegio de poseer el extraño imán para capturar audiencia que pocos lo consiguen.
 
Sin embargo, Tinelli entra en caminos escabrosos para conseguir de cualquier forma, sin medir fondos, ser agraciado por el minuto a minuto de Ibope.
 
Tinelli es tan versátil que es capaz por un lado, de rendirle homenaje a quien llama su maestro, al extremo de ponerle Juan Alberto Badía al edificio de su imperio “Ideas del Sur”.
 
Y, en el extremo opuesto, Marcelo, pudo obviar un merecido recuerdo a Gabriel De Felice, el fotógrafo que perdió su vida, en 2003, en el mar de Punta del Este por tratar de salvar a Clarita, una amiga de Micaela, la hija de Tinelli.
 
Quizás la diferencia entre uno y otro, como se atreve a pensar un amigo muy punzante, sea que De Felice no daba rating por ser desconocido.  
 
Tinelli, el primitivo, era aquél muchacho moldeado por Gustavo Yankelevich que con una frescura, idioma e imagen cuidada conquistó a la familia de todas las edades, en las trasnoches de Telefe; a tal punto que en esa época se decía que era el joven que cualquier madre quería para ser el novio de su hija.
 
Tinelli, el del 13, luego de largos años en el canal de las 3 pelotas y de una temporada en Canal 9, cayó en alternancia de propuestas buscando siempre lo mismo: rating.
 
Del humor, cayó en una versión ‘sui generis’ del “Bailando” hasta que encontró que las peleas, el escándalo y desnudos le daban su tesoro más preciado, rating.
 
Rating, la palabra que más se repite en el escrito, es la que más se multiplica en 'el Cabezón'y  en su entorno.
 
En 2012, Tinelli volvió tarde, en junio, pero volvió con una propuesta que iba a ser la misma de siempre pero con costosas contrataciones puestas en algunos nombres que despertaran el interés del público.
 
A partir de un excelente debut  en términos de rating,las cosas no marcharon como se esperaba. Más de lo mismo no despertaba lo mismo, rating.
 
Fue así que en un desborde en cámaras hacen 8 días, elmartes 03/07, Tinelli merced al impensado aporte de parte de la familia Caniggia, rompió la rutina del baile; para terminar en un ‘Maratón gay’, que despertó cuantiosos comentarios en medios y redes sociales.
 
Justamente, en Twitter, el único hijo de Marcelo Tinelli, Francisco no pudo ocultar el enojo de ver a su padre luciendo una peluca rubia y botas de mujer en medio de un baile más cercano a Ricardo Fort que al hincha de San Lorenzo y llegó a poner: @fran_tinelli "Vergüenza ajena das, viejo". El tweet lo escribió al ver a su padre con una peluca rubia y corriendo en una maratón "gay". Y, no paró ahí, el hijo de Paula Robles y Marcelo, escribió: "Sol (Calabró) te odio".
 
Como los números del desenfrenado primer martes rindieron: 26.6 puntos promedio; ayer, 10/07, Tinelli fue por más y promedió 26.5.
 
Tinelli una vez más está probando en el aire para dónde llevar su propuesta. Por ahora esta osada ‘Maratón gay’ lo acompaña; aunque puede convertirse en un salvavidas de plomo ¿o no?
 
Canal 13, cuidadoso de las finanzas como toda empresa debe serlo, se debe estar preguntando para qué tanto presupuesto en altas figuras y lujosas escenografías si con mucho menos, se podría hacer “la disco gay” en Ideas del Sur, edificio Badía.    

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario