Leído

CARRERA

Tras anuncio de Moderna, Oxford reclama ventaja: Su enfoque de vacuna es radicalmente diferente

Jue, 16/07/2020 - 12:57pm
Enviado en:
Por Urgente24

La idea de Oxford es "hackear" al sistema inmunológico con un adenovirus de chimpancé "disfrazado" con las proteínas de espigas que hacen tan letal al SARs-CoV-2. De esta manera, obligan al organismo a desarrollar una respuesta inmunológica contra el patógeno. Sin embargo, apuntan, esta vacuna no haría desaparecer la enfermedad sino que evitaría las muertes y casos graves. Algunos especialistas cuestionan el enfoque pero lo cierto es que en términos de tiempos, la vacuna de Oxford es la que más avanzada está.

Los partes de inteligencia europea advirten que ninguna de las vacunas en marcha podrían ser efectivas 100% ante el nuevo coronavirus.
vacuna-knjb-620x349abc.jpg
En la carrera por la vacuna, aparece una rivalidad USA / Gran Bretaña.
Contenido

La carrera por la vacuna es así. Cuando uno de los laboratorios publica resultados prometedores, es muy probable que pocos días después otro de ellos haga lo mismo.

No quiere decir que no deben otorgarnos esperanzas estos resultados, simplemente que debemos ubicarlos dentro de esa línea. Todos avanzan hacia la vacuna; quién llegará primero, no lo sabemos.

En este contexto, el martes 14/7 se conoció que la vacuna desarrollada por el laboratorio estadounidense Moderna en asociación con los Institutos Nacionales de Salud de USA, indujo respuestas inmunitarias en todos los voluntarios que la recibieron en un estudio de Fase 1.

Moderna dijo que sus ensayos sobre 45 voluntarios en marzo superaron las expectativas y que espera comenzar su ensayo final (fase 3) sobre 30.000 voluntarios el 27/7.

Tras el anuncio de Moderna, la Universidad de Oxford, que desarrolla una vacuna llamada ChAdOx1 nCoV-19 en asociación la farmacéutica AstraZeneca, está por publicar lo que se rumorea serán datos prometedores sobre su estudio de fase 1.

Algunos medios anglosajones apuntan que los resultados podrían ser publicados este jueves 16/7 y otros dicen que la publicación se concretará el 20/7.

El sitio Bloomberg publica que Oxford, que se encuentra actualmente en fase 3 y podría terminar sus ensayos clínicos en septiembre, se encuentra mucho más avanzada que sus pares en el camino a la vacuna.

El diario The Telegraph adelantó que los resultados que publicará Oxford muestran que su vacuna generó una "doble defensa" en los participantes del ensayo de fase 1.

Los resultados, que serán publicados en la revista científica The Lancet, indican que las muestras de sangre extraídas a los voluntarios mostraron que la dosis había producido tanto anticuerpos como linfocitos T citotóxicos, los cuales atacan y neutralizan células infectadas.

Los científicos indicaron que, a diferencia de los anticuerpos -que distintos estudios sugirieron pueden desaparecer después de algunos meses- esta respuesta inmune puede permanecer en circulación durante años.

Los resultados iniciales también sugirieron que la vacuna es segura y no produce mayores efectos secundarios.

La vacuna de Oxford, explica Bloomberg, es del tipo vector viral.

Las vacunas tradicionales están compuestas por una versión debilitada o inactiva del patógeno que intentan combatir, para estimular una reacción inmunológica. Esas vacunas llevan muchos años de desarrollo. El equipo de Oxford apuesta a una tecnología que puede acelerar el proceso utilizando un virus inofensivo como una especie de caballo de Troya que lleve material genético del patógeno a las células para generar una respuesta inmunológica.

Lo que hizo Oxford fue tomar un adenovirus de los chimpancés (un virus común que da resfríos) y le insertó material genético de la proteína en espigas del SARS-CoV-2 para "engañar" al sistema inmunológico y obligarlo a elaborar una respuesta.

El adenovirus de los chimpancés estimula los anticuerpos así como aumenta los linfocitos T citotóxicos, ayudando al sistema inmunológico a luchar contra las infecciones.

El enfoque de Oxford es el mismo que el de la vacuna por vector viral de la compañía china CanSino Biologics Inc., que se encuentra en fase II de ensayos clínicos. La diferencia entre ambas es que CanSino usa como vector un adenovirus humano que muchas personas podrían ya haber tenido. Los primeros ensayos mostraron que algunas personas con anticuerpos preexistentes al adenovirus neutralizaron la vacuna.

Johnson & Johnson desarrolla una vacuna similar basada en el adenovirus humanos, empezará ensayos clínicos en julio.

Todas las vacunas basadas en adenovirus tienen una ventaja sobre otras candidatas: necesitan mantenerse frías pero no congeladas, lo que facilita su distribución.

Sarah Gilbert, quien lidera el equipo de Oxford que desarrolla la vacuna, dice que esta tiene un 80% de chances de ser efectiva en evitar que las personas expuestas al coronvairus desarrollen COVID-19. Asegura que para septiembre lo sabrá.

Gilbert ya ha trabajado por la vacuna del Ébola y del MERS.

Anthony Fauci, máxima autoridad en infecciones de USA, arrojó un manto de duda, sin embargo.

"Debés ser cuidadoso si estás temporalmente liderando el camino hacia la vacuna versus de hecho tener una vacuna que funcione."

Bloomberg aclara que ninguna vacuna será 100% efectiva, no importa quién gane la carrera.

"No necesita curarte. Queremos una vacuna que detenga que la gente vaya al hospital y muera. Si conseguimos eso, creo que la gente estará muy feliz", expresaron desde AstraZeneca.

Sin embargo, hay quienes cuestionan a la potencial vacuna de Oxford.

En abril, el equipo liderado por Gilbert vacunó a 6 monos y 28 días después los expusieron a dosis enormes de SARS-CoV-2. Ninguno de ellos se enfermó de neumonía. Las muestras nasales, sin embargo, mostraron que aún tenían el virus y podrían infectar a otros.

Uno de los críticos fue William Haseltine, exprofesor de Harvard que investigó el HIV. En Forbes, Haseltine escribió que la vacuna de Oxford solo brindaría protección parcial, porque no generaba niveles altos de anticuerpos neutralizantes. Por lo tanto, dijo, cualquiera que no esté vacunado o bien vacunado, se agarrará la infección.

Por otro lado, argumentó, la vacuna no será lo suficientemente poderosa para la gente mayor, deberán aumentar la dosis y eso conlleva riesgos.

La vacuna de Moderna, llamada mRNA-1273, según la información publicada por el gobierno de USA el 14/7 produjo anticuerpos neutralizantes en todos los pacientes (aunque también tuvo efectos adversos). Esta vacuna, producida por una técnica llamada ARN mensajero, entrará en ensayo final a fines de julio.

El ARN mensajero -o ARNm- lleva instrucciones del ADN a las células del cuerpo para producir ciertas proteínas. En el caso de la vacuna de Moderna, esta contiene el ARNm que produce la proteína de superficie S (del inglés “Spike”) del SARS-CoV-2 estabilizada en su forma prefusión. 

Desde AstraZeneca aseguran que, si bien su vacuna quizás no curaría a la gente por completo, evitará las muertes y los casos graves.