SHOW

Brasil regulará la emigración de atletas menores de edad

"Los clubes europeos están haciendo una especie de minería con los jóvenes futbolistas de Brasil", dijo el ministro de Deportes, Aldo Rebelo.

ZURICH (O Estado de S. Paulo) - El gobierno de Dilma Rousseff anunciará leyes para frenar la salida de deportistas menores de edad de Brasil hacia los grandes clubes de Europa o de países árabes como Qatar.

En una entrevista con O Estado, el ministro de Deportes, Aldo Rebelo, reveló que la idea será la de imponerle a los poderosos clubes europeos, a los agentes de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado) o a los empresarios ilegales (inversionistas en general que compran derechos federativos y comeciales de los jugadores), que cumplan con ciertos requisitos para que la transferencia sea autorizada o para que financien pequeñas escuelas de reclutamiento en el país.

El gobierno se compromete a anunciar criterios que quitarán cualquier incentivo económico para quien lleve al extranjero a un jugador antes de los 18 años. "Los clubes europeos están haciendo una especie de minería en Brasil. El problema es que tiran las piedras a la basura y luego se quedan con los diamantes", acusó el ministro.

Rebelo anunció su iniciativa al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, durante una reunión privada esta semana. Datos de la propia FIFA indican que más de 100 jóvenes brasileños fueron exportados en 2011, legalmente. Pero la sospecha es que eso es sólo la punta del iceberg y que el ejército dirigido por los agentes de los jóvenes en busca de éxito y riqueza es mucho mayor.

El Departamento Jurídico del Ministerio Público Fiscal ya está llevando a cabo estudios sobre estos criterios, que incluirían necesidades sociales, garantías a la familia, protección al menos una vez en Europa, responsabilidad jurídica de parte del empresario, y otros criterios que deberían cumplir, además del compromiso de que los menores seleccionados no serán abandonados.

El protocolo será presentado a la Oficina de la Fiscalía Federal, al Consejo de la Niñez y la Adolescencia, a la CBF (Confederación Brasilera de Fútbol) y a la FIFA para que pueda entrar en vigor a finales de este año.

Rebelo estima que hay 2 modelos de explotación.

> El primero es el de el empresario que le promete a los jóvenes y a la familia que el viaje del menor a Europa los sacará de la pobreza. "Ese es el abuso más bajo y es casi un contrabando, tráfico de menores de edad, realizado por personas no siempre calificadas y que toman niños sin dar garantías, sin seguridad profesional, educacional y sin protección social", advirtió el ministro.

> El segundo modo de explotación "oficial" es la que implica la apertura de "escuelitas de fútbol" por parte de los grandes clubes europeos, justamente en los países más pobres. "Hay una forma sofisticada que es el colonialismo, ejercida por los ricos clubes europeos, que abren escuelitas en Brasil, con costo casi cero, apenas una camiseta y un par de zapatillas para hacer una selección y sólo se quedan con los niños que puede convertirse en una fortuna", acusó. "Es como la minería, donde la piedra se tira a la basura y solo se toma el diamante", denunció.
[ pagebreak ]
"Los niños que están destinados a ser estrellas y fortunas para el espectáculo del fútbol europeo son trasladados, los demás se tiran", advirtió. "Los clubes no quieren esperar su desarrollo como atletas, como jugadores, porque pagarían un precio más alto, como hoy tienen que pagar por Neymar", insistió. "Si Neymar se hubiera ido con 8 o 10 años a Europa, no costaría nada para los clubes europeos", acusó.

Injusticia

Rebelo también estima que la búsqueda de los europeos del talento del joven brasileño sigue siendo una "injusticia" en relación a lo que el gobierno invirtió en ese niño y su familia.

"Sin ningún tipo de inversión de los países europeos, son las mujeres brasileñas las que tienen hijos, el gobierno es el responsable de la atención prenatal, infantil y de la vacunación", declaró. "La familia paga la alimentación y sustenta a estos niños, incluyendo la leche Nido, dijo el ministro, dando a entender que la empresa suiza Nestlé, que fabrica la Nido, tiene una parte importante de sus ganancias en Brasil, y la gira a Suiza.

En 2011, Brasil fue superado sólo por Albania en el número de menores negociados, sumando 140.

La FIFA prohíbe la venta de jugadores menores de edad, justamente para evitar la explotación de niños y mantener los talentos en sus hogares. El mismo informe admite que "historias de terror" pueden ocurrir y que de hecho se trata de la población "más vulnerables".

Sin embargo, abre 4 posibilidades, alegando que no se puede cerrar la puerta a grandes talentos.

Para autorizar la venta, la FIFA requiere que se cumpla al menos 1 de las siguientes condiciones:
> que la familia se haya mudado al país donde se traslada el menor,

> que la transferencia tenga lugar entre los países de la UE con atletas de más de 16 años,

> que el nuevo club se encuentre a no más de 50 kilómetros de la frontera, y/o

> que el menor esté viviendo en el nuevo país 5 años antes de ser contratado.

En estas condiciones, la FIFA registró 13.000 transferencias de jóvenes en el mundo.

Sin embargo, la FIFA recibió 1.500 peticiones específicas de jóvenes que no cumplían con ninguno de los criterios y que, de todos modos, son codiciados por los clubes.

La búsqueda de talento en el extranjero no respeta edades.

El resultado es que 80 niños de 12 años se vendieron en todo el mundo en 2011, frente a 200 con 13 años.

45% de los acuerdos, sin embargo, fueron concretados con jugadores de entre 16 y 17 años.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario