Leído

BRASIL EN LLAMAS

Más Trump que nunca: Bolsonaro también recomienda tomar cloroquina

Mie, 20/05/2020 - 3:01pm
Enviado en:
Por Urgente24

Brasil es el país de América Latina con mayor cantidad de casos de Coronavirus, pero no solo eso sino que también es el tercero más afectado en el mundo después de Rusia y Estados Unidos. Es así que mientras el presidente norteamericano, Donald Trump prohibe la opción de viajar a Brasil, su homólogo y admirador, Jair Bolsonaro sigue los pasos del norteamericano al recomendar la cloroquina como medicamento contra el virus, el cuál por supuesto no fue probado.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: NA
bolsonaro800.jpg
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil
Contenido


Mientras la cantidad de casos de COVID-19 aumenta exponencialmente en Brasil, teniendo en cuenta que el pasado martes 19/05 se registraran 1000 nuevos fallecidos en solo 24 horas, es así que ya son 275.000 contagiados y 18.000 muertos en todo el país, el presidente Jair Bolsonaro no tiene mejor idea que seguir los pasos de su gurú norteamericano, Donald Trump y desestimar a la ciencia recomendando medicamentos que no son los correctos para combatir la pandemia.

Así como el inquilino de la Casa Blanca aseguró días atrás que estaba consumiendo hidroxicloroquina, un medicamento que podría servir como defensa ante el virus pero que al no estar comprobado también podría ser peligroso, Bolsonaro presionó al Ministerio de Salud, el cuál vale la pena recordar que momentáneamente está dirigido por un militar luego de la renuncia de los últimos dos profesionales de la medicina, para que este apruebe los protocolos para el uso de cloroquina. 

La droga propuesta por el funcionario este miércoles 20/05 data de 86 años atrás y por supuesto su efectividad contra el coronavirus nunca fue testeada. Sin embargo Bolsonaro decidió ir para adelante con esta solución fantasma y obligar a que se aumente la producción de la misma. Otra decisión sin una base sólida y parte de la lucha contra la ciencia y los organismos internacionales, tomada por el gobierno de extrema derecha brasileño. 

"Los de la derecha toman cloroquina", dijo Bolsonaro para seguir polarizando a la sociedad y tensando las relaciones dentro de su propio gobierno. Sin embargo, según explica Bloomberg: "La investigación francesa encontró que el medicamento no redujo la probabilidad de que un paciente con Covid-19 muriera. Otros ensayos se detuvieron cuando los pacientes desarrollaron frecuencias cardíacas irregulares potencialmente fatales". 

"De todos los pacientes que comenzaron el medicamento el segundo día, solo un porcentaje muy pequeño tuvo que ser hospitalizado e intubado", dijo Fernando Parrillo, CEO de Prevent. Aunque estos datos llegan mientras muchos otros países y la OMS advierten sobre la no utilización de estos medicamentos, al menos no por el momento. Sin embargo, Bolsonaro parece convencido con la cloroquina, principalmente porque funciona como un salvador en medio de la crisis. 

En consecuencia el presidente empujo a las empresas a producir cada vez más, incluso en los laboratorios militares para poder proveer a los soldados que actualmente están de servicio en el Amazonas donde el contagio y la existencia de enfermedades es más probable que en otras regiones. 

En tanto, el gran problema detrás de la crisis en el sistema de salud brasileño es la economía que no da a basto. Es así que mientras los hospitales de San Paulo, la ciudad más afectada, están al borde del colapso, el Ministro de Economía: Paulo Guedes estaría considerando extender los bonos de cuarentena y crisis hacia los trabajadores durante dos meses más por 200 reales. Sin embargo nada parece ser positivo en las expectativas económicas y financieras del país latinoamericano.