Leído

CONTRATÓ A ABOGADO DE MARCELO ODEBRECHT

Bolsonaro, muy comprometido por avalancha de WhatsApp, correos y documentos de Segio Moro

Lun, 04/05/2020 - 7:51am
Enviado en:
Por Urgente24

El ex ministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, declaró ayer (2/05) durante más de 8 horas, entregó chat y audios de WhatsApp, documentación clave y correos electrónicos que involucran al presidente Jair Bolsonaro y varios funcionarios. La prensa local reveló que Moro contrató a 4 abogados, entre los que se encuentra Rodrigo Sánchez Ríos, quien defendió a Marcelo Odebrecht durante el Lava Jato. El jefe de Estado lo tildó de "Judas" y organizó una caravana a su favor este domingo 3 de mayo, cuando tocó un nuevo récord de contagiados y muertos por coronavirus.

Sergio Moro, Ministro de Justicia de Brasil
sergio moro.JPG
Sergio Moro, ex ministro de Justicia de Brasil
Contenido

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro quedó muy comprometido luego de las primeras más de 8 horas de declaraciones de su ex ministro de Justicia Sergio Moro.

El pasado sábado 2 de mayo, Moro se presentó junto a sus 4 abogados con pruebas contundentes para justificar su denuncia contra el jefe de Estado, a quien acusó de intentar intervenir la Policía Federal para tener acceso a información sensible de una investigación que involucra a sus hijos y amigos de sus hijos.

Moro entregó conversaciones de WhatsApp, correos electrónicos y carpetas con documentación ante comisarios de la Policía Federal y 3 fiscales federales en la sede de la fuerza de seguridad en Curitiba. Recordemos que es el mismo lugar en el que el entonces magistrado de Lava Jato mandó a prisión por 580 días al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

La prensa local, como el caso de Correio Braziliense, reveló que Moro contrató a Rodrigo Sánchez Ríos. Él es conocido porque fue quien defendió a Marcelo Odebrecht, ex presidente la constructora Odebrecht, y al ex jefe de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha.

Luego de esas 8 horas de declaraciones, Bolsonaro lo tildó de "Judas" y organizó para este domingo 3 de mayo una caravana automovilística en señal de apoyo. Sin embargo, los medios destacan a cada momento que Brasil alcanzó más de 100.000 personas infectadas por Covid-19 y más de 7.500  muertas personas asesinadas.

"¡Quieren derrocarme!", dijo Bolsonaro.

El mandatario intenta denunciar un plan en su contra pero las pruebas podrían ser contundentes para avanzar con un juicio político.

"Hay lealtades mayores que las personales", le respondió Moro desde su cuenta de Twitter durante esta mañana. Moro dijo que presentará nuevas pruebas.

La investigación se abrió tras la solicitud del Fiscal General, Augusto Aras, y fue autorizada por el ministro Celso de Mello, del Tribunal Federal Supremo (STF).

Aras entiende que se habrían cometido 8 delitos: falsedad ideológica, coerción en el curso del proceso, defensa administrativa, obstrucción de la justicia, corrupción pasiva privilegiada, malversación, denuncia calumniosa y crimen contra el honor. Según pudo saber Folha, Moro quedaría vinculado a los últimos 3, mientras que Bolsonaro a los primeras 6 acusaciones.

En las próximas horas se esperan las declaraciones de Mauricio Valeixo, director general de la Policía Federal mientras Moro era ministro, y hasta se especula con posible autorización de Celso de Mello (ministro decano de la Corte Suprema) para acceder a conversaciones telefónicas reservadas entre Bolsonaro y Moro.

Luego de todas las declaraciones y pruebas, la Policía Federal deberá concluir con un informe si existen pruebas contundentes para acusar a alguno de los dos o a los dos.

Si Bolsonaro resulta culpable, el Fiscal General de la República, Aras, deberá analizar las pruebas y decidir. En caso de que sean aprobadas las pruebas y acusaciones, la Cámara de Diputados deberá autorizar su continuidad con dos tercios de los votos.

A partir de allí, la Corte Suprema deberá (o no) el juicio político, lo que lleva a la remoción automática por 180 días del presidente Bolsonaro hasta tanto se resuelva el caso y se vote.