Leído

ADIÓS A LA COMIDA EN CANTIDAD

En tiempos de recuperación, Xi aplica mano dura contra quienes desperdician alimentos

Sab, 22/08/2020 - 8:39am
Enviado en:
Por Urgente24

Después de estar bajo escrutinio internacional por la irrupción de la pandemia del coronavirus iniciada en China, el presidente Xi Jiping sigue intentando limpiar su imagen tanto a nivel internacional como interno. Es así que decidió implementar la mano dura en cuanto a los excesos de alimentos en el territorio chino. En consecuencia todo restaurante que sea denunciado por despilfarrar alimentos, adolescentes y estrellas de Youtube que se graben comiendo en exceso, entre otras cosas, serán castigados por el Partido Comunista.

Xi Jinping, presidente chino.
xi.jpg
Xi Jinping, presidente chino.
Contenido

Este viernes 21/08 el gobierno chino de Xi Jinping lanzó la campaña "plato limpio" la cuál castigará a cualquier establecimiento o persona que desperdicie alimentos. Esta decisión no solamente llega luego de la crisis económica que se siente a nivel global y que por supuesto impactó en los niveles de pobreza de todos los países sino también por la seguridad alimentaria específicamente en el país que llevó a la transmisión del virus COVID-19. A esto también se le sumaron inundaciones en el sur del país y pérdidas de cosecha. 

De acuerdo con el programa implementado por el mandatario, en cualquier restaurante, un grupo de 10 personas solo puede pedir 9 platos. Esta forma fue denominada: "N-1". Sin embargo es un gran cambio para las costumbres chinas teniendo en cuenta que se considera de buenos modales el ordenar más comida de lo necesario. Es por eso que el cambio no ocurrirá de la noche a la mañana.

Actualmente China tiene 1.400 millones de ciudadanos, sin embargo, de acuerdo con la Academia China de Ciencias, 17 y 18 millones de toneladas de alimentos son desperdiciados al año, esta cantidad es suficiente para alimentar a entre 30 y 50 millones de personas al año. Esto teniendo en cuenta que la pobreza y la hambruna también es una realidad en el interior del país. En contraste y en consecuencia a los buenos modales mencionados anteriormente, China es uno de los países con mayores tasas de obesidad del mundo, tanto que en 2016 superó a Estados Unidos. 

"Cultivar hábitos ahorrativos y fomentar un entorno social donde el desperdicio es vergonzoso y el ahorro es aplaudible", explicó Xi la semana pasada explicando las razones de sus nuevas medidas. Aunque el mismo desde comienzos de su mandato intentó mostrarse comprometido para con la producción alimenticia y el cuidado de los alimentos. Aunque esto no fue todo ya que con la llegada de la crisis  los alimentos subieron alrededor de un 13% y la carne un 85%. 

Además por supuesto llega como un complemento a su mensaje de autosuficiencia y de demostrar que China puede ser una gran potencia en todos los sentidos. Sobre todo ante la amenaza norteamericana.

Aunque esta medida no es nueva para la historia china ya que según explica un jubilado de 79 años que vivió en la era de Mao Zedong y habló con The New York Times, en esos tiempos del Gran Salto Adelante y de la revolución maoísta, era necesario racionar las comidas.