Leído

LA NUEVA COMPETENCIA ESPACIAL

Trump y Xi a todo o nada en la carrera por la vacuna que podría solucionar sus crisis

Mie, 03/06/2020 - 6:59pm
Enviado en:
Por Urgente24

A medida que siguen apareciendo dudas y preguntas en cuanto a los medicamentos contra la malaria recomendados por el presidente Donald Trump para combatir el Coronavirus teniendo en cuenta que resultó ser inútil, los expertos aseguran que el nuevo Sputnik o carrera espacial podría ser la carrera por la vacuna del Coronavirus entre China y Estados Unidos. Ambas potencias buscan ser la dominante tal es así que mientras la Casa Blanca de Trump arde el mismo sigue concentrado en que los laboratorios trabajen más rápido y en intentar bloquear cualquier beneficio chino.

Donald Trump y Xi Jinping.
Contenido

Este miércoles 03/06, mientras las protestas parecen calmarse en cuanto a violencia en Estados Unidos, la vacuna del Coronavirus y los medicamentos recomendados por Donald Trump vuelven a ser el foco de la conversación por lo menos en los principales medios norteamericanos. Tal es así que el presidente Donald Trump y su equipo eligieron a 5 compañías como las más propensas a producir una vacuna: Moderna, Johnson & Johnson, Merck y Pfizer. Aunque la realidad es que la cura no está a la vuelta de la esquina como muchos políticos aseguran. 

Sin embargo esto no es lo más peligroso sino el hecho de que el foco principal de China también está puesto en ser el primer país en encontrar la vacuna contra el COVID-19. Es así que en el país de Xi Jingping ya hay 5 pruebas en marcha. Esto nos dice que probablemente la carrera por la medicina será la nueva carrera espacial que tuvo lugar en el siglo XX entre Rusia y Estados Unidos o mejor conocida como Sputnik. Nadie lo pensó antes del Coronavirus ya que todo indicaba que el conflicto principal entre ambas potencias sería el 5G.

Claro que este último sigue siendo un punto importante en la carrera por la dominación entre China y Estados Unidos pero como dicen muchos expertos, es solo la punta del iceberg junto con la competencia comercial y militar. En consecuencia, ambos países están asumiendo enormes riesgos financieros para aumentar la producción de posibles vacunas antes de saber que alguna es segura y efectiva. Esto es un problema sobretodo teniendo en cuenta que la crisis del Coronavirus impactó en las economías respectivas.

Aunque detrás del ganador de la carrera no solamente se encuentra quien tendrá una buena imagen a nivel internacional, sino que también el primer país en volver a normalizar su escenario interno tanto económico como social: las personas podrán volver a su trabajo habitual y claro para expandirla a sus aliados, aunque China ya se comprometió a hacer de la vacuna un bien internacional si es que China la consigue primero. En cambio para Donald Trump el obtener la vacuna sería el gran impulso de su campaña presidencial. 

"Si China lo tuviese y nosotros no, su economía podría funcionar, y la nuestra continuaría en un bloqueo e interrupción del distanciamiento social. Esto tiene consecuencias económicas, políticas y de salud pública", explicó a The Washington Post Lawrence Gostin, profesor de derecho de salud global en el Centro de Leyes de la Universidad de Georgetown. Claro que el problema de pandemia es algo global y que no se tendría que ver como una cuestión de "ganar" o "perder" pero detrás de toda crisis humanitaria existen los intereses políticos de cada país. 

En tanto los conflictos entre Estados Unidos y China continúan más allá de la vacuna teniendo en cuenta que este miércoles 03/06 el presidente Trump amenazó con castigar al país poniendo prohibiendo que las aerolíneas de China continental que vuelen hacia y desde Estados Unidos con la excusa de que el gobierno chino todavía no había dado el visto bueno en cuanto a las rutas norteamericanas.