Leído

"EL ACUERDO DEL SIGLO"

Trump presenta un plan muy confuso: Jerusalén como capital indivisible de Israel, pero Jerusalén Este como capital de un futuro Estado palestino (¿?)

Mar, 28/01/2020 - 4:42pm
Enviado en:
Por Urgente24

La visión del presidente estadounidense para la paz entre israelíes y palestinos, finalmente presentada al público.

Contenido

Este martes 28/1, el presidente estadounidense, Donald Trump, presentó el esperado Plan de Paz para Medio Oriente. La propuesta apoya la solución de 2 estados para 2 pueblos, y prevé la creación de un futuro Estado palestino, bajo algunas condiciones. Sienta las bases para que comiencen las negociaciones entre Israel y Palestina si ambas partes acuerdan. Hasta el momento eso parece improbable. Los líderes palestinos han mostrado rechazo por el plan incluso antes de que saliera, en base a rumores que hablaban de un trato muy desfavorable para ellos.

Un punto bastante confuso es qué pasaría con Jerusalén. Trump dijo que bajo el plan, Jerusalén permanecería como la capital indivisible de Israel (los palestinos reclaman el Este como capital de su futuro estado), bajo soberanía del Estado judío. Sin embargo, también dijo que el futuro Estado palestino tendría su capital en Jerusalén Este. Incluso USA estaría dispuesta a colocar una Embajada en Jerusalén Este como capital palestina. No está claro cómo funcionaría esto.

Trump  dijo que para ser justo, después de haber hecho mucho por los israelíes, debe hacer mucho por los palestinos. Aseguró que esta es su oportunidad de alcanzar su Estado independiente. Aunque el futuro Estado estará sujeto a que se detenga la presunta financiación de actividades terroristas.

Los palestinos se han vuelto desconfiados después de años de procesos fracasados, explicó el mandatario estadounidense. "Este mapa va a duplicar el territorio palestino", aseguró. "Ningún israelí y ningún palestino será desarraigado de su casa."

USA hará fuertes contribuciones económicas a Palestina. El mandatario habló de US$ 50.000 millones, que serían destinados a la construcción de su Estado y el desarrollo de su economía.

Por otro lado, Israel trabajará con el Rey del Jordania para asegurarse que el status quo del Monte del Templo se mantenga. Todos los musulmanes podrán continuar visitando el sitio como hasta ahora.

Si ambas partes acuerdan en comenzar a negociar, la construcción de asentamientos será detenida, pero los asentamientos actuales serán anexados por Israel. De esta manera, 20% del actual territorio de Cisjordania pasará a formar parte de Israel mientras que el 80% pasará a formar parte del nuevo Estado palestino. El plan otorga soberanía a Israel sobre el Valle de Jordán y otros puntos clave para su seguridad que están dentro de Cisjordania.

El plan brinda 4 años a los palestinos para construir su estado. Durante esos 4 años, Israel mantendrá el status quo, sin construir asentamientos en partes de Cisjordania que USA no haya acordado reconocer como parte de Israel.

Trump le habló directamente al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, le dijo que si sigue el plan, USA lo apoyará. Advirtió a los palestinos que esta podría ser su "última oportunidad" de conseguir un Estado independiente.

Bajo el plan, la Autoridad Palestina será responsable de detener la actividad de Hamas y la Yihad Islámica, y detener la compensación financiera a los terroristas. "Es hora de que el mundo musulmán corrija el error que hizo en 1948 cuando decidió atacar en lugar de reconocer al Estado de Israel. Es hora", dijo Trump.

Sami Abu Zhuri, oficial de Hamas, dijo que la declaración de Trump sobre Jerusalén como capital indivisible del Estado judío fue "agresiva y desatará mucha ira." "Los palestinos confrontarán este acuerdo y Jerusalén permanecerá una tierra palestina", aseguró a Reuters. El mismo martes, más temprano, miles de palestinos en la franja de Gaza protestaron contra el plan.