Leído

FABRICADOS EN CHINA

Polémica en España por compra de tests fallidos y a una empresa sin licencia

Jue, 26/03/2020 - 7:06pm
Enviado en:
Por Urgente24

El país europeo accedió a la compra de unos test rápidos fabricados en China que al probarlos, reportaron un sinfín de falsos negativos. Según el gigante asiático, España los habría adquirido de una empresa "floja de papeles".

España compró test rápidos que no funcionan y aparentemente a una empresa sin licencia
Contenido

La situación en España es realmente dramática. Se trata de un país que tiene el cuarto mayor número de contagiados por coronavirus en el mundo (más de 56.000) y el segundo con mayor cantidad de muertes ( más de 4.000), sólo por detrás de Italia.

En los últimos días, en su afán de dar un mayor alcance a las pruebas para detectar el COVID-19 en la población, el gobierno español compró test rápidos fabricados en China ante el colapso sanitario local producto del avance de la epidemia.

Lo cierto es que al probarlos, los test resultaron un verdadero fiasco. Los encargados de realizarlos se encontraron con una innumerable cantidad de falsos negativos, según los expertos por la baja sensibilidad que las pruebas presentan, de un 30%, cuando tendrían que ser superiores al 80%.

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC)  ya llamó a cesar su uso y de ahora en más continuar bajo el PCR (la prueba de referencia, que tarda más tiempo).

“Nos dieron 8.000 test sin haberlos validado, y gracias a la prudencia de la Consejería de Sanidad no se hizo distribución masiva”, dijo una fuente de la Comunidad de Madrid, citada por el periódico El Mundo. “No valen”, enfatizó.

Lo cierto es que  la noticia causó mucho ruido en España y una lluvia de cuestionamientos, acentuados en las últimas horas, pero al mismo gobierno español, debido a que los test habrían sido comprados a una empresa del país asiático sin la licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos de China.

Así lo informó la embajada del país oriental en España a traves de su cuenta de Twitter, en la que  además escribió que el Gobierno no hizo caso de las recomendaciones de China, que proporcionó a Sanidad «una lista de recomendaciones de proveedores clasificados», entre los que no se encontraba Shenzhen Bioeasy Biotechnology.

Fernando Simón, director del Centro Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias fue quien confirmó ante medios locales la llegada de estos test fallidos, pero ha informado de que son 9.000 las pruebas que no funcionan de un total de 640.000 que se han comprado a China. Se desconoce aun si resto se los adquirió de la misma empresa.