GLOBAL

GRAN AUMENTO DE CASOS EN FLORIDA Y TEXAS

Los gobernadores aliados de Trump que negaron la pandemia ahora suplican restricciones

Estados Unidos sigue siendo el epicentro de contagio a nivel internacional y si bien todos los estados ya abrieron sus economías y levantaron las restricciones de distanciamiento social, sin embargo los casos de coronavirus volvieron a crecer y ahora hasta los propios gobernadores que en un principio abogaban por la apertura total, le piden a Donald Trump que imponga restricciones. Otro revés para la campaña política del presidente norteamericano.

Este viernes 26/06 los gobernadores Greg Abbott y Ron DeSantis, de Texas y Florida respectivamente, anunciaron que habrá nuevas medidas de distanciamiento social en las ciudades, teniendo en cuenta que el presidente Donald Trump en un principio decidió dejar todo en manos de los gobernadores. Esta situación se produce al tiempo que escalan los casos en Estados Unidos y el país del norte alcanza casi los 2.5 millones de contagiados. 

"Las acciones en esta orden ejecutiva son esenciales para nuestra misión de contener rápidamente este virus y proteger la salud pública", dijo Abbott tras anunciar que los bares y restaurantes volverían a cerrar sus puertas. Recordemos que el gobernador de Texas es el mismo que fue felicitado a principios del mes de mayo por Donald Trump en la Casa Blanca por el "buen manejo de la pandemia y la reapertura económica en su estado". 

Aunque lo curioso es que sean los propios gobernadores republicanos que en un primer momento pidieron el levantamiento de la cuarentena los que ahora le piden a la Casa Blanca de Donald Trump que se tome alguna restricción a nivel nacional. En tanto, el mandatario sigue sus viajes de campaña política alrededor del país de cara a las elecciones presidenciales de noviembre. La realidad es que una vez que el estallido social por la muerte del ciudadano afroamericano, George Floyd, impactó en la opinión pública hasta los propios medios de comunicación dejaron de tener el ojo puesto en el COVID-19.

Sin embargo ahora es necesario volver a prestarle atención ya que como bien habían anticipado los expertos, Estados Unidos se enfrenta a una segunda ola, sobretodo luego de las protestas que tuvieron lugar durante semanas alrededor del país. Tal es así que este viernes las autoridades de Florida dieron a conocer 8,942 nuevas infecciones en tan solo 24 horas, eclipsando un récord anterior de un solo día de 5,511. En tanto, Nueva York y Nueva Jersey: dos de los estados que eran considerados epicentro de contagio ahora están completamente funcionando como antes de la pandemia. 

De acuerdo a lo que dieron a conocer los medios norteamericanos como The Washington Post y The New York Times, otros cuatro estados: Arizona, Mississippi, Missouri y Oklahoma, también registraron picos de contagios durante esta jornada. Es así que, que hayan sido los propios aliados de Donald Trump los que estén pidiendo por nuevas restricciones por parte de la Casa Blanca, refleja que la situación es grave y que las consecuencias económicas pueden esperar. 

Recordemos que el presidente Trump tiene su objetivo puesto en su campaña de reelección y mantener la economía estable y en mejoría de aquí a noviembre. Aunque al mismo tiempo el doctor Anthony Fauci, quien está a cargo de la crisis del coronavirus desde el gobierno, asegura que es necesario seguir tomando las precauciones porque "el virus no va a desaparecer". 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario