Leído

CORONAVIRUS

Italia entera en cuarentena y los médicos tienen que elegir a quién salvar

Mar, 10/03/2020 - 12:19pm
Enviado en:
Por Urgente24

Este martes 10/3 en Italia entra en vigencia la restricción a la libre circulación anunciada ayer por el primer ministro Giuseppe Conte, imitando el modelo chino para intentar frenar la epidemia del coronavirus. El sistema hospitalario del país se ve colapsado por la cantidad de infectados y, según el doctor Christian Salaroli, los médicos se ven obligados a elegir a quién se trata “en función de la edad y el estado de salud, como en una guerra”.

Todos en casa: título de portada del diario La Repubblica hoy.
Todos en casa: título de portada del diario La Repubblica hoy.
Todos en casa: título de portada del diario La Repubblica hoy.
Contenido

Este martes 10/3 entraron en vigencia las normas de aislamiento y la restricción de la libertad de movimiento en Italia. El país "cerró" ciudades, bloqueando la libre circulación de 60 millones de personas, en un intento por frenar la epidemia de coronavirus. Se trata de una medida sin precedentes en una democracia. 

La decisión, anunciada por el primer ministro Giuseppe Conte el lunes, indica que las autoridades italianas creen que es necesario recurrir a medidas drásticas para detener las expansión del virus, imitando el modelo que ha funcionado en China y que podría ser imitado por otros países con brotes de la epidemia a continuación.

"Ya no habrá un área roja, sino que será toda Italia la zona protegida", dijo Conte. "Todos los movimientos están prohibidos, excepto por necesidades probadas. (...) "Habrá que evitar (los desplazamientos) en todo el territorio de la península, a menos que estén motivados por motivos profesionales justificados, por razones de necesidad o incluso por motivos de salud", explicó.

  • En Italia quedó prohibido cualquier tipo de desplazamiento de la zona del propio domicilio salvo por motivos imperativos de trabajo, necesidad demostrable o urgencias sanitarias, explica el diario La Vanguardia. 
  • Entre las nuevas medidas, las escuelas y universidades permanecerán cerradas.
  • Todos los eventos públicos serán suspendidos, desde partidos de fútbol a funerales.
  • Los restaurantes deberán cerrar para las 6 de la tarde.
  • Las medidas no prevén "limitar el transporte público, a fin de garantizar la continuidad" de la actividad económica "y permitir a las personas ir a trabajar", precisó el primer ministro. A esto "añadimos también la prohibición de las reuniones exteriores y en los locales abiertos al público", manifestó Conte. “Quedan absolutamente prohibidas las aglomeraciones de cualquier tipo."
  • Quienes quieran desplazarse deberán rellenar un formulario declarando conocer las medidas del último decreto para contener el contagio e indicar 1 de los 4 motivos por los que inclumplen el aislamiento: exigencias laborables comprobables, situaciones de necesidad, motivos de salud o bien regreso al propio domicilio. De mentir a las autoridades, podrían pasar 3 meses en la cárcel.

"Estoy por tomar una medida que podemos resumir como 'me quedo en casa'", dijo Conte. "No hay tiempo que perder. Las cifras nos dicen que tenemos un aumento significativo de los casos de contagio, de personas hospitalizadas en cuidados intensivos y, desgraciadamente, también de personas fallecidas. Nuestros hábitos necesitan cambiar. Necesitan cambiar ahora." 

A la fecha, Italia es el más grande centro de la epidemia fuera de China, con 9172 casos de coronavirus y 463 muertos. Expertos han advertido que si el virus no es contenido, todo el sistema de salud del país podría colapsar.

De hecho, ya está colapsado: el doctor Christian Salaroli, anestesista en Bérgamo (Lombardía), dijo al diario Il Corriere della Sera que la situación de urgencia es tal que los médicos se ven obligados a elegir a quién se trata “en función de la edad y el estado de salud, como en una guerra”. Los pacientes con neumonía viral son asistidos con oxígeno, pero “como hay, desgraciadamente, una desproporción entre los recursos hospitalarios y los enfermos en estado crítico, no todo el mundo puede ser entubado. Se decide en función de la edad y el estado de salud; si una persona entre 80 y 95 tiene una insuficiencia respiratoria grave, es probable que no sobreviva”.

Antes del fin de semana pasado, Italia había ya impuesto medidas relativamente menores al movimiento -poniendo en cuarentena a 11 ciudades pequeñas cerca del epicentro de la epidemia, con una población de 50000 personas. El gobierno italiano también había cerrado las escuelas a nivel nacional. El domingo, las medidas fueron endurecidas cuando Conte anunció un plan para restringir el movimiento a 16 millones de persones, en las áreas cercanas al epicentro del virus, en el norte del país. Pero las medidas que entran en vigencia el martes (y que se mantendrán al menos hasta el 3/4) llevan la situación un paso más allá, poniendo al país en riesgo de una recesión que será casi inevitable, y explorando los límites de lo que una democracia puede imponer durante tiempos de paz. 

Italia está siguiendo el ejemplo de China, que logró desacelerar en gran medida el avance del virus, imponiendo rígidos controles a 60 millones de personas en la provincia de Hubei. En Italia, hasta el momento, la mayor resistencia ha surgido en las cárceles, donde han surgido motines en resistencia a las medidas que restringen las visitas.