GLOBAL

COVID-19

Israel vuelve a una cuarentena estricta por salto en los contagios

La decisión fue tomada en una reunión con gritos y acusaciones cruzadas. El ministro de Economía se oponía a la medida y el de Construcción, renunció.

Con las nuevas infecciones diarias cercanas a las 4000, los ministros del gobierno israelí aprobaron el domingo una cuarentena estricta de 3 semanas (que caerá sobre las fiestas judías) para intentar contener el rebrote.

Las autoridades sanitarias habían advertido que habría un nuevo confinamiento si se superaban los 2000 positivos diarios.

La medida entrará en vigor el viernes por la tarde, horas antes del comienzo de Rosh Hashaná (el año nuevo judío). La decisión generó un duro enfrentamiento dentro del ejecutivo y provocó la renuncia del actual ministro de Construcción, Yaakov Litzman.

Litzman es religioso, y acusó a Ronni Gamzu, funcionario a cargo de la lucha contra el coronavirus en Israel, de estar planeando desde hace meses imponer una cuarentena en Rosh Hashana y Iom Kippur, mientras evitaron hacerlo durante la temporada de verano.

Antes de ser ministro de Construcción, Litzman fue ministro de Salud.

En abril tuvo coronavirus por haber ido a rezar a una congregación en la que supuestamente había más de diez hombres, que era lo permitido.

Litzman también dijo que su partido, Judaísmo Unido de la Torá, podría salirse de la coalición que gobierna. Pero un poratavoz del partido dijo que eso no ocurrirá.

Durante la reunión en que se decidió la cuarentena, Amir Peretz, titular de Economía, advirtió que "la crisis económica no es menos grave que la sanitaria."

Quienes favorecieron el bloqueo fueron el ministro de Salud, Yuli Edelstein, y el comisionado para enfermedades, Ronni Gamzu.

Trabajadores también mostraron su rechazo ante esta decisión. Han anticipado que están considerando no atenerse a las nuevas restricciones.

Desde hace meses que hay protestas en contra del gobierno. Bajo las nuevas restricciones, los israelíes no podrán viajar a más de 500 metros de sus hogares, excepto para adquirir bienes esenciales como comida y medicamentos.

Las escuelas estarán cerradas, los empleados del sector público y privado enfrentarán limitaciones que aún no han sido especificadas.

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, dijo que basó su decisión en los expertos médicos, quienes recomendaron ajustar las medidas dado que el sistema de salud estaba "levantando una bandera roja."

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario