Leído

ACUERDO CON LA UE

El Brexit en peligro: La cláusula de Boris Johnson que podría echar todo por la borda

Mar, 08/09/2020 - 12:51pm
Enviado en:
Por Urgente24

El primer ministro británico prepara una legislación que diluiría la fuerza vinculante de lo ya pactado con Bruselas sobre la frontera irlandesa.

Momento cúlmine para el Brexit. /Foto:ElComercio
Momento cúlmine para el Brexit. /Foto:ElComercio
Nuevos palos en la rueda al acuerdo entre Gran Bretaña y la Unión Europea.
Contenido

El gobierno de Boris Johnson está preparando una legislación que podría anular cláusulas claves del Acuerdo de Retirada que firmó con la Unión Europea, publicó el diario Financial Times.

El artículo en cuestión sería sobre la frontera de Irlanda del Norte, el mismo asunto que mantuvo trabadas durante meses las negociaciones.

También ha dicho que si para el 15/10 no hay un acuerdo comercial, Reino Unido se irá de la Unión Europea sin trato. 

El país abandonó formalmente a la UE el 31/1, casi 4 años después de un referéndum que marcó el fin de casi 50 años de permanencia en el bloque.

Hasta fines de este año, el país sigue rigiéndose por la legislación europea, mientras ambas partes intentan negociar un acuerdo de libre comercio.

"La UE ha sido muy clara con respecto al calendario. Yo también. Se debe llegar a un acuerdo con nuestros amigos europeos de aquí al Consejo de Europa del 15 de octubre para que entre en vigor antes de final de año", dijo Johnson. "Si no logramos ponernos de acuerdo para entonces, no veo un acuerdo de libre comercio entre nosotros", agregó.

Si no se llegara a un pacto, aplicarían las leyes de la Organización Mundial del Comercio, que incluyen elevados aranceles y exhaustivos controles de aduanas.

De acuerdo al diario El País, los 2 asuntos en los que Johnson se niega a ceder -y que impiden llegar a un acuerdo- son un régimen pesquero amigable en sus aguas, y la igualdad o equivalencia de las normativas públicas en los ámbitos fiscal, laboral y medioambiental para consolidar la igualdad de condiciones de funcionamiento de las empresas a un lado del canal de La Mancha y el otro.

Respecto de la legislación que está preparando, que busca regular el mercado interior británico, El País explica que diluiría la fuerza vinculante de lo ya pactado sobre el régimen comercial de Irlanda del Norte, y sobre el estricto control de las ayudas estatales.

Con respecto a Irlanda del Norte, se había decidido que quedara parangonada a nivel de tarifas con la UE en vez del Reino Unido, para evitar que existiera una frontera con controles entre el país y la República de Irlanda.

"Los unionistas irlandeses y los euroescépticos nunca se sintieron satisfechos con esa fórmula por considerarla un atentado a la soberanía nacional, y tampoco Boris Johnson, que tan solo la aceptó a regañadientes para evitar un Brexit duro", explica el diario La Vanguardia. "Pero varias veces en los últimos meses ha advertido que, diga lo que diga el tratado suscrito, no se pagarán tarifas por las mercancías que circulen –en cualquiera de las 2 direcciones– entre Irlanda del Norte y Gran Bretaña, y que las empresas norirlandesas no tendrán que rellenar formularios de aduanas. Es lo que ahora quiere convertir en ley."

Tanto Bruselas como Dublín lo ven muy diferente.