Leído

ELECCIONES EN PANDEMIA

Detrás del castigo a la OMS: ¿es China el caballo de batalla que salvará la campaña de Trump?

Mie, 15/04/2020 - 6:39pm
Enviado en:
Por Urgente24

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está siendo presionado por todos lados frente a la crisis del Coronavirus y la consecuente crisis económica a la que se enfrenta el mundo. Desde los republicanos hasta las empresas, el Partido Demócrata y la Cámara de Representantes norteamericana, el mandatario recibe golpes por todos los frentes. Sin embargo el principal objetivo ahora esta puesto en salvar su campaña política de cara a las elecciones generales de noviembre y el caballo de batalla serán otra vez los ataques hacia China: estos ya comenzaron con el recorte de la financiación a la Organización Mundial de la Salud.

Estados Unidos, el país con más contagios del mundo.
Donald Trump, presidente de Estados Unidos.
Contenido

El pasado martes 14/04 por la noche el presidente Donald Trump sorprendió llevando a cabo la amenaza que venía predicando hace tiempo: dejar de financiar a la Organización Mundial de la Salud. Este fue el primer gran movimiento del mandatario para intentar salvar su campaña política en medio de la crisis del Coronavirus teniendo en cuenta que su gran aliado y caballo de batalla para ganar en noviembre: la economía, está destrozada por la llegada del virus. 

Mientras los casos de COVID-19 ya son más de 2 millones alrededor del mundo y más de 600.000 solamente en Estados Unidos, el mandatario tomó una decisión límite en un momento donde la seguridad sanitaria es lo primero que se debe tener en cuenta. Aunque no solo por eso sino por el hecho de que luego de unas semanas de extrema tensión con los gobernadores y legisladores republicanos, el presidente no dudo en ir en contra de los deseos de las figuras que lo elogian. 

"Como lo ha hecho desde el primer día, el presidente ignora a los expertos en salud mundial, ignora la ciencia y socava a los héroes que luchan en la línea del frente, con un gran riesgo para las vidas y los medios de vida de los estadounidenses y las personas de todo el mundo", aseguró en un comunicado una de las mayores opositoras del presidente y presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. A críticas como estas se le sumaron la de distintos países y organizaciones. 

Recordemos que la principal crítica y razón detrás de la decisión de la Casa Blanca según los dichos de Trump es que la OMS fue fuertemente influenciada por el gobierno chino y demasiado lenta para hacer sonar la alarma para no dañar la imagen de Xi Jinping. Esto por supuesto fue reforzado por legisladores conservadores y los medios como Fox News que son el mayor soporte de Trump desde principios de su campaña en 2016. Aunque muchos analistas políticos aseguran que no sería para nada descabellado pensar que detrás del ataque a la OMS se encuentra una estrategia de campaña para poner a China como el gran enemigo que solo los republicanos como Trump pueden combatir.

Tengamos en cuenta que desde comienzos de su gobierno China fue el gran enemigo del presidente sobretodo con la guerra comercial, hasta que las cosas se fueron de las manos, la economía y los mercados comenzaron a presionar frente al caos que significaba un conflicto de esas categorías entre China y USA y decidieron llegar a un acuerdo y eliminar aranceles comerciales. Y hasta el momento eso funcionaba como estrategia de campaña. Al parecer ahora también ya que más de 1 millón de personas en Internet piden la renuncia de Tedros Adhanom Ghebreyesus, el director general de la OMS. 

A su vez, algunos de sus aliados como Japón comenzaron a llamar a la institución de la ONU: la "Organización de Salud de China". Si bien las medidas de Trump fueron totalmente extremas, sobreotodo en un contexto de pandemia internacional, es cierto que la OMS se tomó su tiempo para tomar decisiones y no condenó a China por su accionar tampoco. Por otro lado, según la definición y la historia que existe detrás de la OMS, la misma que creada para intentar salvar al mundo en una situación de emergencia aunque esto no significa que sea algo a lo que las naciones deben responder.