Leído

RUBIO ES EL HÉROE DE LA CRISIS

Coronavirus en USA: se viene "Pearl Harbour", pero mientras Trump se hunde, otros miran a 2024

Lun, 06/04/2020 - 8:09pm
Enviado en:
Por Urgente24

En Estados Unidos ya son 11.000 los fallecidos y 362.700 los contagiados por Coronavirus y mientras las autoridades hablan de un "momento Pearl Harbour" en referencia a que llegan los peores días y más tristes para la sociedad norteamericana, el presidente Donald Trump experimenta la administración de su nuevo Jefe de Gabinete. Aunque la crisis parece ser tan abrumadora que es la oportunidad perfecta para que comiencen a surgir las nuevas figuras republicanas, como Marco Rubio, quien parece tener el ojo puesto en 2024.

Donald Trump y Marco Rubio
Contenido

"Esta será la semana más difícil y más triste de la vida de la mayoría de los estadounidenses, con toda franqueza. Este será nuestro momento Pearl Harbor, nuestro momento del 11 de septiembre, solo que no será localizado en una ciudad", explicó este lunes 06/04, Jerome Adams, el cirujano general de Estados Unidos y uno de las figuras que está llevando adelante la crisis del Coronavirus codo a codo con la Casa Blanca. Desde el gobierno parecen haber dejado atrás el intento por demostrar el mejor panorama y ahora la verdad es cruda. 

Si bien el presidente Donald Trump se sigue manteniendo optimista hablando de "Una luz al final del túnel", los expertos no dicen lo mismo. Tal es la postura del mandatario que este lunes se comunicó con su futuro rival en las elecciones generales de noviembre: el demócrata Joe Biden. Después de críticas desde ambos lados, los políticos se comunicaron directamente en una charla que según personas familiarizadas con la conversación fue "respetuosa". La iniciativa del presidente es un claro reflejo de su desesperación y su intento por hacer crecer su imagen otra vez. 

Aunque Biden no es capaz de resolver los problemas de la Casa Blanca, empezando porque el mismo sigue siendo un candidato y por otro lado teniendo en cuenta que Trump está presionado por todos lados. Así es: el Congreso no tardó en volver a pedir por un nuevo paquete de emergencia económica, ya que el que se aprobó 2 semanas atrás de US$ 2 billones no es suficiente. Desde la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi presiona para 1 billón más, aunque el gobierno no lo va a hacer tan fácil. 

La gran diferencia entre ambas partes es a dónde direccionar la ayuda de emergencia: los demócratas quieren que vaya a hospitales, iniciativas ambientales y trabajadores mientras que la Casa Blanca y los senadores republicanos tienen el ojo puesto en las pequeñas empresas. Tal es así que mientras cientos de empresas se ven obligadas a despedir a sus empleados afectados por la crisis, Trump apoya a los gigantes tecnológicos como Apple. 

Por otro lado, mientras muchos sufren por que camino tomar frente a la crisis y las presiones, otros aprovechan la situación para hacerse su camino en Washintgon DC y por supuesto en el Salón Oval. Estamos hablando nada más y nada menos que de Marco Rubio, el actual senador por el Estado de Florida y fiel seguidor de Donald Trump. El mismo está ocupando un rol clave en la crisis que le permitió mostrar otra faceta política en su carrera y de esta forma comenzar a hacer su camino hacia una presidencia en 2024. 

El mismo está a cago de destinar los fondos provenientes del proyecto de emergencia de US$ 2 billones y al parecer está haciendo un buen trabajo porque a diario recibe comentarios positivos tanto por parte de los republicanos como por los demócratas. Si bien el mismo ya había aparecido como posible sucesor de Trump en diferentes artículos y discusiones, lo que realice durante este período de crisis será clave en su futuro. Sobretodo teniendo en cuenta que se deja ver justo en tiempos de campaña electoral. 

Esto además podría llegar como una amenaza para Trump de cara a su campaña electoral, ya que el Partido Republicano está girando la vista hacia un nuevo líder y si bien esto no significa que dejarán de apoyar al presidente, si los puede distraer del próximo objetivo que es volver a ganar la elección en noviembre. Esto último es el gran y último desafío al que se enfrenta el mandatario, algo que hasta hace unos meses casi ni estaba en discusión pero que gracias a la caída del mercado, el crecimiento de la tasa de desempleo y el colapso del sistema de salud está  puesto en duda. 

"¿Estoy interesado en postularme para presidente algún día? Claro, absolutamente, porque corrí una vez antes. No sé si lo haré ”. "No sé cómo se verá el mundo en cuatro, cinco, seis años o cómo será mi vida", explicó Rubio. Aunque todos los analistas políticos tienen claro que si la intención de Rubio es postularse, su accionar de hoy en día no es nada más y nada menos que el comienzo de su campaña. Sin embargo, la realidad es que ya nada es certero: desde que llegó el Coronavirus la reelección de Trump estaba casi cantada, ahora el escenario es completamente distinto.