Leído

SECCIÓN 230

Facebook y Twitter a explicar al Senado: ¿Por qué censuran lo que censuran?

Mie, 28/10/2020 - 1:23pm
Enviado en:
Por Urgente24

El presidente Trump quiere eliminar la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, que protege legalmente a las redes sociales, quitándoles responsabilidad por el contenido publicado por sus usuarios. Facebook, Google y Twitter, van al Senado a defenderla pero también a explicar por qué (Facebook y Twitter) censuraron un artículo del New York Post basándose en que la información provenía de un hackeo, cuando en otros casos similares no lo han hecho, y otras incongruencias.

Artículo del New York Post bloqueado por redes.
Artículo del New York Post bloqueado por redes.
Artículo del New York Post bloqueado por redes.
Contenido

Los CEOs de las 3 mayores empresas tecnológicas de Estados Unidos, Google, Twitter y Facebook, están testificando ante el Senado este miércoles 28/10 en defensa de la llamada Sección 230, que les quita responsabilidad a las plataformas por el contenido publicado por sus usuarios.

El presidente Donald Trump quiere que sea eliminada la Sección 230 y que las redes sociales, Twitter en especial, se vean obligadas a a definirse: ¿son medios que toman decisiones editoriales o son plataformas neutrales?

Twitter censuró este año posteos del mandatario, entre otros líderes del mundo.

"Twitter deja de ser una plataforma pública neutral cuando toma decisiones editoriales”, dijo Trump.

"Para la supervivencia de las redes sociales es indispensable no ser consideradas medios editoriales. Si las plataformas pierden su neutralidad y pasan a ser medios, quedarán expuestas a dar respuesta por todo el contenido que se publica en ellas. Con su decreto Trump podría obligar a Twitter a definirse ¿Qué son ustedes, una plataforma neutral o un medio editorial? Si son lo segundo, van a perder", escribió Julián Gallo en Infobae en mayo, cuando tuvo lugar la censura de los tuits presidenciales.

El último capítulo de esta novela sucedió cuando el NYPost publicó un artículo exponiendo supuestos tratos corruptos del candidato demócrata Joe Biden, y su hijo Hunter, en Ucrania.

El diario dijo que obtuvo la información de una computadora abandonada de Hunter Biden, y que le fue facilitada por el exalcalde de Nueva York y abogado de Trump, Rudy Giuliani.

En base a que la información provenía presuntamente de un hackeo, Twitter y Facebook bloquearon su difusión. Fue un paso sin precedentes contra un medio de comunicación importante.

Las redes sociales están embarcadas en una batalla en la que no tienen manera de salir ganando: luchar contra las noticias falsas. Por muy loable que sea el esfuerzo, la decisión sobre qué información es verdadera y que información es falsa los coloca en un lugar que no corresponde a una plataforma que se pretende neutral en torno al discurso público. Sus iniciativas siempre terminan siendo leídas en clave política, y esta ocasión no fue la excepción.

Para el senador republicano, Ted Cruz, "la censura de Twitter sobre este artículo es bastante hipócrita, dado que permite a sus usuarios compartir otros artículos menos fundamentados que critican a otros candidatos."

Trump reiteró su llamado a eliminar las protecciones legales de las que disfrutan las grandes plataformas de Internet bajo la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996.

Google, Twitter y Facebook ante el Senado

En la audiencia ante el Senado este miércoles, el senador Roger Wicker, jefe del Comité de Comercio del Senado, preguntó al CEO de Twitter, Jack Dorsey, por qué la plataforma marcó un posteo de Trump sobre el voto por correo pero permitió tuits que "glorifican la violencia" contra Israel por parte del ayatolá iraní Ali Khamenei.

"Creemos que es importante que todos escuchen a los líderes globales", respondió Dorsey. "Queremos asegurarnos de estar respetando su derecho a hablar y publicar lo que necesitan. Pero si hay una violación a nuestros términos de servicio, Twitter la etiquetará así."

Dorsey está testificando junto a Mark Zuckerberg, de Facebook, y Sundar Pichai, de Google.

Los 3 deben responder preguntas sobre sus prácticas de negocios, el bloqueo del artículo del NYPost y sobre las protecciones que reciben de la Sección 230.

Wicker comenzó la audiencia hablando sobre el bloqueo del artículo en base a que la información provenía de un hackeo. Sin embargo, planteó Wicker, las plataformas no habían sido así de estrictas con otros materiales periodísticos que provenían de hackeos, como por ejemplo, cuando las declaraciones de impuestos de Trump fueron filtradas ilegalmente, ninguna de ellas restringió el acceso a aquella información.

"Mi preocupación es que estas plataformas se han vuelto árbitros poderosos de qué es verdad y a qué contenidos pueden acceder los usuarios", dijo Wicker.

Se cree que Zuckerberg aceptará que la Sección 230 necesita cambios pero que llevarlo hacia un extremo podría resultar en que las plataformas se vuelvan aún más restrictivas de los contenidos.