DEJAR DE FUMAR Y 1 CONSULTA ANUAL

Jueves 17/06, Día Mundial del Cáncer Renal: Es clave una detección temprana

Los 2 riñones son órganos del tamaño de un puño de la mano, ubicados a cada lado de la columna, por arriba de la cintura. Los tubos que se encuentran dentro de ellos filtran y limpian la sangre eliminando los productos de desecho y produciendo orina. El cáncer de riñón se forma en la membrana que recubre los tubos diminutos que están dentro de los riñones. Cada 17/06 es la jornada mundial para concientizar sobre esta enfermedad.

El cáncer de riñón es un problema mundial. Cada año, alrededor de 431.000 personas en todo el mundo serán diagnosticadas con esta patología.

En Argentina, se encuentra entre los 5 cánceres más comunes tanto en varones como en mujeres. Se estima que en Argentina el número de casos diagnosticados en 2020 fue de 5093.

Es por eso, que en el marco del Día Mundial del Cáncer Renal – 17 de junio – y con el objetivo de generar conversación acerca de esta enfermedad silenciosa y poco visible, la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC) junto a Bristol Myers Squibb pretenden impulsar la detección temprana a través de la educación al paciente, informándolo sobre los factores de riesgo y los síntomas, y movilizándolo a la rápida consulta al médico.

En etapas iniciales, la enfermedad no causa ningún signo o síntoma, pero los tumores más grandes sí pueden presentarlos:

• Sangre en la orina (hematuria)

• Dolor en un lado de la espalda baja (no causado por una lesión)

• Una masa o protuberancia en el costado o espalda baja

• Cansancio (fatiga)

• Pérdida del apetito

• Pérdida de peso sin hacer dieta

• Fiebre que no es causada por alguna infección y que no desaparece

• Anemia (bajos recuentos de glóbulos rojos)

Los siguientes factores pueden elevar el riesgo de desarrollar cáncer de riñón:  

*Tabaquismo. Fumar tabaco duplica el riesgo de desarrollar cáncer de riñón. Se considera que causa alrededor del 30 % de los cánceres de riñón en los hombres y aproximadamente el 25 % en las mujeres.

*Sexo. Los hombres tienen de 2 a 3 veces más posibilidades que las mujeres de desarrollar cáncer de riñón.

*Edad. El cáncer de riñón se observa típicamente en adultos y se suele diagnosticar entre los 50 y los 70 años.

*Nutrición y peso. A menudo, la investigación ha mostrado un vínculo entre el cáncer de riñón y la obesidad.

*Presión arterial alta. Los hombres con presión arterial alta, también llamada hipertensión, pueden ser más propensos a desarrollar cáncer de riñón.

*Abuso de ciertos medicamentos. Los analgésicos que contienen fenacetina están prohibidos en Estados Unidos desde 1983 debido a su asociación con el carcinoma de células de transición. Los diuréticos y los analgésicos, como la aspirina, el acetaminofén y el ibuprofeno, también se han relacionado con el cáncer de riñón.

*Exposición al cadmio. Algunos estudios han demostrado una relación entre el cáncer de riñón y la exposición al metal cadmio. Trabajar con pilas, pinturas, o materiales para soldar también puede aumentar el riesgo de una persona. Los fumadores expuestos al cadmio tienen un riesgo aún mayor.

*Raza. Las personas de raza negra tienen tasas mayores de cáncer de riñón.

*Enfermedad renal crónica. Las personas cuya función renal se encuentra disminuida, pero aún no necesitan diálisis, pueden correr un riesgo mayor de desarrollar cáncer de riñón.

*Diálisis a largo plazo. Las personas que han recibido diálisis durante un período prolongado pueden desarrollar quistes cancerosos en los riñones. Estas formaciones se suelen detectar en un estadio temprano y con frecuencia se pueden extirpar antes de que el cáncer se disemine.

*Antecedentes familiares de cáncer de riñón. Las personas que tienen familiares de primer grado con cáncer de riñón, como padres, hermanos o hijos, tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad. Este riesgo aumenta si a otros miembros de la familia extendida se les ha diagnosticado cáncer de riñón, incluidos abuelos, tíos, sobrinos, nietos y primos, y si el diagnóstico fue antes de los 50 años de edad, si tenían cáncer en ambos riñones y/o si han tenido más de un tumor en el mismo riñón.

Algunas recomendaciones:

• Dejar de fumar

• Bajar la presión arterial

• Mantener un peso corporal saludable

• Comer una dieta con alto contenido de frutas y verduras y bajo contenido de grasa

• Realizar consulta anual con un médico. Si bien en este contexto es importante quedarse en casa para prevenir el contagio de COVID-19, la recomendación es no descuidar los chequeos anuales.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario