Leído

VIVIR MEJOR

Estas actividades físicas ayudan a regular la hipertensión arterial

Mie, 11/03/2020 - 7:40pm
Enviado en:
Por Urgente24

Aunque no se sufra de esta condición, el deporte debería hacerse de todas formas, pero si la persona es hipertensa, tiene que ejercitarse constantemente para tener una mejor calidad de vida. El ejercicio es fundamental y se tiene que hacer 3 a 5 días a la semana, pero no cualquier cosa, sino movimientos determinados para que sea realmente eficaz.

Andar en bicicleta, lo ideal para regular la hipertensión.
Andar en bicicleta, lo ideal para regular la hipertensión.
Contenido

Un tratamiento para la hipertensión arterial que no requiere receta y que es altamente recomendado por los especialistas es realizar deporte. Aunque no se sufra de esta condición, debería hacerse de todas formas, pero si la persona es hipertensa, tiene que ejercitarse constantemente para tener una mejor calidad de vida. Además, bajar de peso, reducir la sal en las comidas y limitarse con el alcohol. 

El ejercicio es fundamental debido a que es muy eficaz para el tratamiento de la hipertensión. Esto es así por las adaptaciones cardiovasculares naturales producidas por ejercicios de resistencia, mejoras de sensibilidad de insulina y una bajada natural de las catecolaminas, unas neurohormonas que elevan la tensión arterial en concentraciones altas. 

Para que el deporte sea un tratamiento que dé resultados hay que cumplir con algunas condiciones: hacerlo con una intensidad moderada, entre 45 y 60 minutos diarios y de 3 a 5 días a la semana.

Pero no toda la actividad física vale. Según un documento realizado por la Sociedad Española de Medicina del Deporte, estas son las más indicadas: 

Ciclismo

Hacer un pedaleo constante y con una buena medición de la intensidad es una de las mejores maneras de controlar la hipertensión, según la Fundación Española del Corazón. El ciclismo no acelera tanto el pulso como otras actividades como las carreras o el nado. Aunque es clave consultar al médico antes de realizar este ejercicio, como también realizarse estudios previos para controlar que todo funcione correctamente. Una ventaja de esta actividad es que tiene poco impacto en las articulaciones. 

Natación

La natación es ideal debido a que se elimina el impacto contra el suelo, y las articulaciones no trabajan tanto como en el ciclismo, que de por sí ya es poco. Aunque para que sea saludable para el corazón, se debe nadar razonablemente bien, de lo contrario, el esfuerzo físico que conlleva flotar puede hacer que sea una actividad peligrosa para los hipertensos. Antes de zambullirse es recomendable realizar una prueba de esfuerzo. Lo más indicado es alternar estilos para trabajar todo el cuerpo. El mejor es el mariposa. 

Running

Las mayores reducciones en la presión arterial se registran a intensidades entre el 50% y 70% del consumo máximo de oxígeno. Más que correr, hay que trotar a paso ligero. Es recomendable consultarle a un especialista en medicina del deporte cuál es el "paso ligero" de cada uno y cuál es la distancia ideal para comenzar a ejercitarse.

Caminar

La mejor actividad, la más elemental y la que cualquier persona puede realizar. Produce menos impacto en el cuerpo que correr y no es tan extenuante. Además, se puede realizar acompañado, siempre utilizando calzado cómodo y a un ritmo de paso vivo. 

Yoga y pesas, desaconsejadas

Estudios indican que el yoga muestra una mejoría escasa en pacientes hipertensos. Lo que no es recomendable es practicar posturas sobre la cabeza, como indica la yogui Xuan-Lan en su libro Yoga para mi bienestar.

Por otro lado, la Sociedad Española de Medicina del Deporte expresó que los ejercicios de fuerza realizados con cargas máximas provocan grandes incrementos de presión arterial. Recomiendan que las pesas se realicen como actividad complementaria al ejercicio aeróbico y con cargas que no superen el 50%-70% de la carga máxima que puede levantar una persona. O sea, si uno no puede levantar más de 10 kilos, lo ideal es que se trabaje con una de entre 5 y 7 kg máximo.