Leído

ALTAS TEMPERATURAS PELIGROSAS

Duchas, ropa liviana y gorro: los consejos de la OMS para protegerse del calor

Lun, 17/02/2020 - 8:18am
Enviado en:
Por Urgente24

Pasar el verano en la ciudad y con temperaturas altas puede llegar a resultar perjudicial para la salud si no se toman los recaudos necesarios. Por eso, la Organización Mundial de la Salud (OMS) difundió diversas medidas para cuidarse del calor, como por ejemplo comprobar que la temperatura de la casa sea por debajo de los 32°C durante el día y de 24°C por la noche y apagar las luces artificiales para bajar la temperatura.

Las medidas de la OMS contra el calor.
Las medidas de la OMS contra el calor.
Contenido

Pasar el verano en la ciudad es complejo, debido a que el calor se siente intensamente y son pocas las formas de refrescarse. 

La exposición a un calor excesivo tiene impactos fisiológicos en todos los seres humanos, y es normal que amplifique las afecciones ya existentes en el organismo, como también que cree nuevas.

Los aumentos rápidos de la temperatura corporal por el calor comprometen la capacidad del cuerpo de regular su temperatura y da lugar a múltiples enfermedades, por ejemplo calambres, agotamiento, golpes de calor y la hipertermia. También puede agravar las enfermedades cardiovasculares, respiratorias y cerebrovasculares, y las afecciones relacionadas con la diabetes.

Algunas medidas que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evitar que el calor sea un problema para el organismo son:

Mantener el hogar fresco: Comprobar que la temperatura de la casa sea por debajo de los 32°C durante el día y de 24°C por la noche. Abrir las ventanas a la noche para refrescar el hogar y cerrar las persianas y ventanas en el día, especialmente si están orientadas hacia el sol. Apagar las luces artificiales para bajar la temperatura. Si se posee aire acondicionado, cerrar puertas y ventanas de la habitación para ahorrar electricidad.

Mantener el cuerpo hidratado: Darse duchas de agua fría para refrescar el cuerpo cuando así se desee. Llevar ropa ligera si se decide salir a la calle, y utilizar lentes de sol y sombrero. Beber regularmente agua, pero evitar el alcohol y la cafeína. Comer comidas livianas. 

Mantenerse alejado de fuentes de calor: Si no es posible tener la casa fresca, estar en un lugar público con aire acondicionado 2 o 3 horas por día. Evitar realizar actividad física intensa, y si es una obligación hacerla, es preferible ejercitarse en las horas más frescas del día, es decir, entre las 4 y las 7 de la mañana. En el exterior, permanecer a la sombra. 

Si la persona tiene problemas de salud y se siente mal: Mantener los medicamentos a menos de 25°C en la heladera. Obtener ayuda si hay síntomas de mareo, debilidad, ansiedad, dolor de cabeza intenso. Desplazarse a un lugar fresco tan pronto como sea posible. Beber agua para rehidratarse o soluciones que contengan electrolitos. 

Ayudar a personas vulnerables: Hablar con las personas conocidas sobre las olas de calor y las medidas que hay que tomar al respecto. Si un miembro de la familia tiene piel seca, delirios, convulsiones o inconsciencia, llamar inmediatamente a un médico o acudir a un centro de salud. Mientras se espera la ayuda, desplazar a la persona a un lugar fresco, colocarla en posición horizontal y elevarle las piernas. Iniciar enfriamiento externo con compresas frías en el cuello, axilas e ingle. No dar paracetamol ni ácido acetilsalicílico.