Leído

Este joven de 24 años perdió 64 kilos en 10 meses: sus secretos

Jue, 21/01/2021 - 11:11pm
Enviado en:
Por Urgente24

Cuando cumplió 23 años, el joven irlandés Conor Hegarty se sintió avergonzado cuando fue a la playa con sus amigos. Decidió que era el momento de dejar atrás sus 135 kilos con una dieta sana y ejercicio.

2dfcd43d8489930e4bbddfcaad22a0c0.jpg
Contenido

Conor Hegarty, un consultor de administración de 24 años de Cork, Irlanda, llegó a pesar 135 kilos. Aunque durante toda su vida fue consciente de que era "talla grande", su peso jamás fue un problema hasta cuando empezó la universidad. 

"El aumento de peso real comenzó cuando fui a la universidad y comencé a beber alcohol . Las salidas nocturnas siempre iban seguidas de un kebab o un McDonald's, y las calorías combinadas de las bebidas y la comida chatarra a menudo me llevaban a estar inactivo al día siguiente. Cuando entré al lugar de trabajo, ese nivel de inactividad aumenta. Dejé de practicar deportes y, a menudo, me encontraba trabajando muchas horas. Con mi mala alimentación (desayunos irlandeses completos, comidas abundantes y refrigerios altos en calorías), engordé algo así como 25 kilos en menos de un año y medio", recordó en diálogo con Men's Health. 

Sin embargo, en noviembre de 2019, Hegarty fue de vacaciones a Miami, Estados Unidos, con sus amigos  y se dio cuenta de que se sentía incómodo en la playa. Mientras sus amigos estaban en traje de baño disfrutando del sol, él no podía sacarse la camisa. 

Allí fue cuando todo empezó a cambiar. Quiso dejar atrás los 135 kilos y empezó con un déficit calórico diario de 200 calorías. "Esto me permitió acostumbrarme a la dieta restringida y reducir mis atracones", indicó. También, aumentó el ejercicio. 

"Preparaba las comidas dos veces por semana y no me desviaba de mi plan de comidas durante toda la semana. Los días de trampa no funcionan para mí, así que los detuve", dijo. 

Además, se inscribió en un programa de 12 semanas en un gimnasio de su ciudad. Esto logró que se sintiera bien con la actividad física, y no quería comer comida chatarra después de un duro entrenamiento, así que esto lo ayudó a controlar sus antojos. Como rutina, principalmente hacía ejercicios de resistencia en las máquinas de pesas, y poco a poco ejercicios de peso corporal como saltos y burpees.

Por otro lado, se propuso durante esas 12 semanas, dejar de beber café con leche, tomar un descanso del alcohol y no comer comida para llevar. 

"La única forma de perder peso es ser sincero contigo mismo. Si comes en exceso o no estás entrenando, debes ser honesto contigo mismo, de lo contrario no verás resultados", expresó. 

"En total, perdí 64 kilos en 10 meses. Todavía me sorprende lo rápido que lo perdí. Me siento absolutamente increíble: tengo mucha más energía, me levanto temprano todos los días y salgo a caminar antes del trabajo. Volví a jugar al fútbol, lo que me ayuda a mantener la motivación. Incluso duermo mejor, ya que ya no ronco", cerró.